Lo único que rota es la pelota

OPINIÓN l Este es el preludio del mundial del siguiente año, si México hace el ridículo con la generación que más jugadores tiene en Europa, yo no sé cuándo se dará el famoso salto de calidad que tanto espera la afición mexicana.

Lo único que rota es la pelota
(Foto: Sopitas)

El agua tibia está inventada. La aspirina fue patentada por Bayer desde hace mucho. Los teléfonos inteligentes dominan el mundo y, a pesar que Donald Trump lo niega, el cambio climático afecta el mundo. Por ello, por favor Juan Carlos Osorio evita hacer más de dos cambios entre una y otra alineación titular, te lo pido como aficionado al futbol mexicano y porque me duele que a pesar de que te considero un buen técnico estudioso, estás orillándonos a pedir tu salida para que no tires una generación más de mexicanos que tienen más por dar.

¿Bajo qué argumentos pones a Oswaldo Alanís en el cuadro titular? Si la respuesta es su altura, quedó exhibido ya que no ganó una pelota por arriba contra los más altos de Nueva Zelanda, que si bien están fuertes, tampoco es que sean los mejores competidores con la cabeza.

Por segunda vez, aunque no lo creas, lo exhibiste al sacrificarlo para meter a otro que es de tus favoritos pero que tampoco da grandes demostraciones de futbol, Héctor Herrera. Lo único que tiene del alemán Hummels es su parecido físico, porque ni es un defensa con ubicación, ni va bien por arriba, ni es rápido en la marca y sólo es el símbolo de que no se sabe cuál es la línea defensiva titular.

Carlos Salcedo por algo ya no jugó en Fiorentina más de la mitad del torneo. Lástima que se lesionó porque tampoco se le desea el mal a nadie, pero te ahorró la disyuntiva de sacarlo o no para futuros encuentros.

Giovanni dos Santos está fulminado en Selección Nacional. Se amontona con los demás, ni juega de enganche porque está muy adelante, ni está creando espacios pues chocó con Jürgen Damm y en ocasiones con Marco Fabián y menos está en el ritmo de los demás. La MLS se está afectando a mayor de los Dos Santos y lo malo es que ya no se ve la manera de regresar a Europa. No justifica su convocatoria.

Alfredo Talavera, Javier Aquino, Raúl Jiménez y Oribe Peralta te salvaron de la crucifixión mediática en Copa Confederaciones. No importaba si vencías a Rusia, un empate o, peor, una derrota contra los oceánicos sería el argumento perfecto para quienes ya te quieren fuera del banco del Tricolor. Yo pensaba que con tu estudio llegábamos al quinto partido, pero con tu invención de la rotación veo una actuación como cualquier otra en el siguiente Mundial de futbol.

Juan Carlos, parcero, yo había comprado tu argumento sobre la rotación, la cual efectúas debido a la alineación del rival, te basas en el equipo de enfrente para alinear a tus once. Revisas videos y te aprendes las cualidades de los contrincantes para definir cómo contrarrestar con tu recurso humano.

Pero, ¿y si ya piensas primero en México antes que en el rival? ¿si obligas que el contrincante piense en ti antes que en ellos como ahora tú lo haces? ¿si estableces una línea defensiva que se repita y se repita y se repita hasta que se conozcan aún sin verse después de tanto jugar juntos? ¿no crees que se te acabó tu crédito de la rotación? ¿aún supones que te vamos a aguantar un partido igual a este? No, colombiano, no vienes a descubrir el hilo negro y tu rotación en la alineación inicial a nadie convence y será, de ahora en adelante, el blanco ideal para atacar lo que vemos en Selección Nacional. No tiene ni pies ni cabeza.

Este es el preludio del mundial del siguiente año, si México hace el ridículo con la generación que más jugadores tiene en Europa, yo no sé cuándo se dará el famoso salto de calidad que tanto espera la afición mexicana. Por favor, Osorio, no eches a perder una generación más que ilusiona y motiva a toda una nación.

Botepronto

Eso necesitaban, que la FIFA les pusiera marca personal y que los sacaran del estadio si gritaban “puto”. Entiendan: ya no justifiquen el mentado grito, donde manda capitán no gobierna marinero e Infantino es el amo de los siete mares.

Préndela así, de volea.

Selección Mexicana