Presentados los bases del Río Natura Monbus

Vassilis Xanthopoulos e Iñaki Sanz fueron presentados como nuevos jugadores del equipo gallego. Ambos destacaron la ilusión con la que llegan a Santiago y se mostraron ambiciosos en sus objetivos personales.

Presentados los bases del Río Natura Monbus
Vassilis Xanthopoulos e Iñaki Sanz en sus presentaciones (Foto: CorreoTV | Montaje: elaboración propia)

Han sido dos días intensos para los medios que cubren la actualidad del Río Natura Monbus Obradoiro. Si el lunes fue presentado el griego Vassilis Xanthopoulos, en la mañana del martes le tocó el turno al otro base, Iñaki Sanz, que vuelve para quedarse al que fue su equipo durante dos meses la temporada pasada. Los dos jugadores prometieron trabajo para dar la mayor cantidad de momentos felices a la afición santiaguesa.

"Es fundamental sentirse como una familia, y yo ya me siento así"

Xanthopoulos, presentado el lunes, en las instalaciones del Grupo Cenor -empresa colaboradora con el Río Natura Monbus- flanqueado por Moncho Fernández y el gerente de Cenor, Javier González, hilvanó un discurso en inglés (ha prometido aprender rápido español) en el que afirmó que "estoy muy contento de estar aquí", al tiempo que destacó el desafío que para él supone enrolarse en esta aventura ya que "es la primera vez que juego fuera de Grecia". También admitió algo que ya había comentado en una entrevista semanas atrás con Alfonso Pardo, de Galicia en Goles: "Del equipo hablé con el entrenador, con Levon y Kostas - ambos con brillante pasado en el club santiagués - quienes me dijeron que era un lugar idóneo para estar con mi familia". Añadió que tanto Kendall como Vassileaidis le "contaron que la organización es muy buena, y que los aficionados están muy implicados con el proyecto". Referido a la afición prometió trabajar cada día para hacerles felices de aquí a que acabe la temporada. En cuanto a objetivos personales se mostró prudente, pero dijo que "intentaré en cada entrenamiento y cada partido esforzarme al máximo para convertirme en mejor jugador". El base heleno concluyó su intervención teniendo palabras de agradecimiento para los veteranos del vestuario, ya que para él "es fundamental sentirse como una familia, y yo ya me siento así". 

Moncho Fernández también quiso valorar la inocorporación de "Xantho". Afirmó que "no sé si va a meter o no muchas canastas o si dará muchas asistencias, pero si que va a pelear siempre. Es un guerrero que se deja el alma en todo lo que hace, se esfuerza muchísimo. La afición va a estar encantadísima porque es un jugador con ADN obradoirista". 

"El Obra siempre fue mi primera opción"

Por su parte, Iñaki Sanz fue presentado en el Policlínico La Rosaleda, en lo que fue un deja vú de lo vivido en febrero de este mismo año, cuando el base navarro llegó a Santiago para cubrir la baja del puertorriqueño Andrés Rodríguez. Algo más de un mes en las filas de la escuadra gallega en la que jugó 24 minutos, en el que se ganó el corazón de una afición que clamaba por su vuelta. En este acto le acompañaron Rafael Silva, gerente de La Rosaleda, y Silvia Rodríguez, jefa de los servicios médicos del Obradoiro. En sus declaraciones, Iñaki Sanz admitió que el conjunto gallego siempre fue "su primera opción. Desde que me fui, quería volver. Estuve todo el verano llamando a mi agente para decirle que apurase al máximo las opciones de regresar". Comentó que "pasé julio con muchos nervios, pero que estoy donde quiero estar". El pamplonés se mostró ambicioso y expuso su voluntad de sumar minutos y competir el puesto con los otros dos bases. Respecto a las nuevas incorporaciones, señaló que "viene mucha gente nueva, desconocida en España, pero espero que sean buena gente, y si no ya los convertiremos. Todos vamos a pasar una gran cantidad de horas juntos, por eso una de las claves para que funcione bien es que seamos un grupo de amigos, una gran familia".