El Málaga se doctora en Champions

Málaga 1-0 Milan // Los blanquiazules siguen contando sus encuentros por victorias en Europa. La víctima hoy ha sido el Milan, que si bien puso las cosas difíciles a los locales, no pudieron sobreponerse al solitario gol de Joaquín en la segunda parte. Previamente, el gaditano había fallado un penalti.

El Málaga se doctora en Champions
Málaga
1 0
Milan
Málaga: Willy; Jesus Gámez, Demichelis, Weligton (C), Eliseu; Portillo (Onyewu, min. 92), Camacho, Iturra, Isco; Joaquín (Duda, min. 84) y Saviola (Santa Cruz, min. 70).
Milan: Amelia, De Sciglio, Mexès, Acerbi (Bojan, min. 78), Bonera, Montolivo, Constant (Pato, min. 68), Ambrosini, Emanuelson, El Shaarawy y Pazzini.
MARCADOR: 1-0 Joaquín (min. 63).
ÁRBITRO: Pedro Proença (Portugal). Amonestó al local Iturra (min. 66), así como a los visitantes Montolivo (min. 11), Constant (min. 42), Mexes (min. 42), Bonera (min. 68).
INCIDENCIAS: Partido correspondiente a la tercera jornada de la fase de grupos de la Liga de Campeones. Estadio La Rosaleda.

Volvía el himno de la máxima competición europea a La Rosaleda, en el partido que se antojaba como el más importante de la historia del Málaga. Ante sí, un rival venido a menos, pero que aún sigue siendo el segundo conjunto con más Copas de Europa: el Milan, y como objetivo, el liderato del grupo C de la Champions.

La Costa del Sol no hizo gala a su nombre y la lluvia hizo acto de presencia sobre el verde del feudo malaguista, recientemente atacado por un hongo y que presentaba un estado aún mejorable.

A las 20:45 h. los 22 hombres elegidos por Pellegrini y Allegri saltaban al campo con la victoria en la mente. El chileno apostó por el mismo once que ganó al Valladolid el pasado sábado, con el único cambio de Iturra, que formó en el doble pivote junto a Camacho, dejando al canterano Recio en el banquillo.

Por parte visitante hubo más sorpresas. Las lesiones mermaron el potencial del equipo y el Milan finalmente formó con Amelia en portería, debido a la lesión de Abbiati. Acerbi y Constant también entraron en el once inicial, y De Sciglio sorprendía por su posición de lateral, que se transformaba en la de extremo cuando los italianos atacaban.

Comenzó dominando el Málaga, que en el minuto dos logró una falta que envió la zaga visitante a córner. Este lo botó Joaquín y el guardameta despejó de puños. Avisaban los blanquiazules, pero el Milan, aunque con menor potencial y nombre que otrora, no dejó de ser un peligro.

Lo cierto es que el Málaga no acabó de sentirse cómodo en toda la primera mitad, y el Milan puso en apuros a los locales en más ocasiones de las que hubiesen deseado. En el cinco, Montolivo realizó un chut lejano que atrapó Willy en dos tiempos. Tres minutos más tarde, Pazzini tuvo un tiro de falta directa con la derecha que salió por la derecha del guardameta. Pasados los 20 minutos, el Milan disfrutó de sus mejores instantes, dejando a los aficionados ‘boquerones’ sin respiración por momentos. En el 25’, Emanuelson puso un centro para El Shaarawi, que, prácticamente solo ante la portería, envió el esférico alto.

Pasada la tormenta milanista se invirtieron los papeles y fue el Málaga el que gozó de las mejores ocasiones. La conexión entre Isco y Joaquín volvió a quedar patente. En el 34’, pase de la muerte del gaditano para el malagueño, que la empalmó con el interior, pero se le marchó alto. Dos minutos después, nuevo pase del ‘7’ para el ‘22’, que desde la frontal volvió a probar el disparo, esta vez forzando la estirada de Amelia.

En el minuto 39' fue el benalmadense el que metió el pase para Saviola, pero la defensa se adelantó al ‘Conejo’. Apretaba el Málaga y rugía La Rosaleda, conscientes de la importancia de un encuentro en el que podían dejar casi sellado su pase a octavos de final.

En el minuto 40, Joaquín botó un saque de esquina que Demichelis intentó rematar, pero la definición no fue buena y el balón salió por encima del travesaño. En el último minuto de la primera parte tuvo el Málaga la mejor ocasión de adelantarse en el luminoso. Penalti sobre Gámez que, como el sábado pasado, se dispuso a lanzar Joaquín. Y para mala fortuna del cuadro blanquiazul, el resultado fue el mismo que en Liga. El balón dio al travesaño y se marchó fuera, desaprovechando así una oportunidad de oro de irse al descanso con ventaja y dar un golpe moral a su rival.

Con el 0-0 y la lluvia apretando sobre el cielo negro de la capital de la Costa del Sol se reanudaba el choque en La Rosaleda, con las primeras ocasiones para los ‘rossoneros’. Primero centró Emanuelson, pero llegó Willy antes que Pazzini. Más tarde fue Emanuelson el que probó el disparo, directo a las manos de Willy.

Como en la primera mitad, los de Pellegrini tardaron en reaccionar tras el descanso. Once minutos tuvieron que pasar para que tuviesen la primera oportunidad. Fue tras un pase de Isco para Saviola, cuyo disparo salió por línea de fondo.

Se seguían sucediendo las ocasiones, en esta ocasión para el bando lombardo, que tras una falta sacada en corto, acabó disparando Montolivo directo a las manos de Willy. Enseguida replicó Saviola con un chut desde la frontal que salió por poco por encima del travesaño.

Déjà vu de Joaquín

Como si de un déjà vu se tratase, Joaquín volvía a convertirse en el protagonista del encuentro. Tras un sublime pase de Iturra –que nuevamente realizó un partido remarcable-, el de El Puerto le dio con la derecha y batió a Amelia con un disparo cruzado.

Como ante el Valladolid, Joaquín marcó tras haber fallado un penalti. Un tanto que hizo estallar de júbilo a La Rosaleda, que explotó con la diana del malaguista, viendo más cerca el sueño de avanzar a la siguiente fase de la Champions.

Tras el tanto llegaron los cambios. Santa Cruz y Duda por Saviola y un ovacionado Joaquín, en el bando local, y Pato y Bojan por Constant y Acerbi.

Aún quedaba media hora de encuentro y la ventaja era demasiado corta como para fiarse. Por ello el Málaga intentó aumentarla. Eliseu probó su ya conocido disparo desde fuera del área, que salió lamiendo el travesaño tras haber tocado en Amelia. Isco también lo intentó desde fuera tras un córner, al empalmar el balón y enviarlo a las nubes.

No cesaron en su empeño de puntuar en La Rosaleda los lombardos. Pazzini cabeceó un centro que se marchó por poco, y en el 84’ tuvo Willy su mejor actuación de la noche, al sacar una mano sublime a disparo de El Shaarawi. Tras el saque de esquina, Mexes chutó y el cuero se paseó por delante de la línea de gol, cortando la respiración de los malaguistas.

Isco pudo cerrar el encuentro en el 89’ tras un pase de Duda que no llegó a controlar por milímetros. Ya en el tiempo de añadido, dio entrada Pellegrini a Onyewu, que debutaba así con la elástica blanquiazul, sustituyendo al canterano Portillo.

Se contaban los últimos minutos y La Rosaleda, con Al-Thani en el palco, animaba aún más a su equipo, sabedores de la importancia de esta victoria. El árbitro pitó finalmente y el Málaga se hacía con su tercera victoria en la Champions, sumando nueve puntos y asegurándose el liderato de su grupo, sin haber encajado ni un solo gol en todos sus encuentros europeos. Continúa la hazaña blanquiazul.

Así lo vivimos en VAVEL.com

Foto: UEFA.