Se perdieron más que tres puntos
Todo All Boys se abrazo en el primer gol de Casteglione (Fuente TN)

Quilmes, que venía de dos victorias consecutivas buscaba de local escapar de la zona de descenso en un partido más que difícil frente a All Boys, otro equipo que pelea por salir de los puestos de descenso. El equipo de Caruso Lombardi venía de ganarle a Tigre y Arsenal mientras que el conjunto de Rodríguez cosechaba tres partidos sin conocer la derrota con una victoria y dos empates.

El comienzo del partido mostró un Quilmes que quiso tomar la iniciativa pero no era claro y le costaba pisar el área de All Boys, mientras que los de Floresta atacaban de contra aprovechando los espacios que dejaba el equipo cervecero en la mitad de cancha y en defensa. El partido se empezó a disputar y trabar en mitad de cancha hasta que el equipo de All Boys encontró en un córner la chance de ponerse en ventaja en el marcador.

A los 26 minutos de la primer etapa llego el centro que impacto de cabeza Battión, atajo bien Dulcich pero el rebote lo tomo Casteglione que solo tuvo que empujarla para abrir el marcador, All Boys se ponía en ventaja y de ahí en adelante comenzaría a manejar el partido. A los 33 minutos de la etapa inicial Zacarías sería amonestado por simular una falta, era una muestra de la impotencia que tenía el equipo Cervecero.

Quilmes buscó antes del cierre de la primera etapa quebrar la resistencia de la defensa del "Albo" pero no encontró el camino, sobre el final del primer tiempo Romero probó de afuera del área pero Cambiasso tapo la pelota y le ahogó el grito a Romero que era uno de los que más proponía del equipo local. Se terminó la primera etapa y Quilmes tenía que salir al segundo tiempo con la meta de revertir el marcador hasta ese momento adverso.

Pero en la segunda mitad nada cambio, un Quilmes al que le faltó ideas y creación de juego, no encontró a su conductor natural, Caneo, que jugó un partido muy flojo y cada vez que quería atacar chocaba con la defensa de All Boys que se refugió atrás y espero para salir de contra. Tanto fue así que a los 38 minutos de la etapa complementaria, en una contra que quiso encabezar Facundo Diz, perdió la pelota y se vino la contra que controlo Cabrera, que se metió adentro del área y con dos enganches engañó a los marcadores del equipo local y se quedó solo frente a Dulcich que no tuvo nada que hacer frente al tiro fuerte del delantero de All Boys, era el 2 a 0. Quilmes se cayó anímicamente, buscó pero como todo el partido sin claridad y perdió la serenidad ya que los minutos se consumían y no encontraba la forma de entrarle a una defensa cerrada.

Ya con tiempo cumplido Braña colocó un centro al área que Vuanello, que había ingresado por Bontempo en el equipo local busco conectar pero Espinoza le cometió falta y penal para Quilmes que quería soñar con la remontada. Caneo tomó la pelota y pateó un tiro fuerte, cruzado a la derecha de Cambiasso que nada tuvo que hacer, Quilmes se ilusionaba. Pero solo quedaron en ilusiones las chances de empate del equipo local, en el final los de Floresta comenzaron a tomar la pelota y consumir tiempo, Andrés Merlos había agregado 5 minutos pero frente a las constantes demoras de Cambiasso que sería amonestado por demorar el juego y las demoras en sacar laterales del equipo visitante decidió agregar un minuto más pero de nada sirvió, a los 51 minutos Merlos marcó el centro de la cancha y el conjunto de Caruso perdió más que tres puntos, descendió un puesto en la pelea por mantener la categoría mientras que los dirigidos por Ricardo Rodríguez lograron escapar de la zona baja de la tabla de promedios.

Ahora Quilmes tendrá dos partidos más que difíciles, el próximo lunes enfrentara en la fortaleza al equipo de los mellizos Barros Schellotto Lanús y luego recibirá de Local a Boca, que buscara llegar de la mejor manera a la fecha número diez donde jugará el superclásico frente a River. Dos pruebas de fuego le quedan a Caruso si quiere enderezar el camino de este equipo, que con su llegada parecía haber cambiado con dos victorias consecutivas pero no puedo estirar la racha de victorias y cayó dejando una pobre imagen. Será momento de olvidar la derrota y centrarse ahora en Lanús próximo rival, que tendrá que enfrentar a Deportivo Cali en Colombia el próximo jueves. Veremos si Quilmes aprovecha esto y se trae tres puntos de la Fortaleza.