Tropezón y caída
Lanús gano y hundio mas a Quilmes

Quilmes visitaba La Fortaleza con la obligación de sumar de a tres, salir de la zona de descenso y mejorar la pobre imagen que dejó el último frente a All Boys, pero no fue eso lo que pasó, los dirigidos por Caruso Lombardi volvieron a caer en condición de visitante frente a Lanús. El equipo que dirige Guillermo Barros Schelotto dominó todo el partido frente a un Quilmes que lo que buscó fue sorprender de contraataque, los primeros minutos del encuentro tuvo al granate atacando constantemente pero sin claridad ni precisión ya que Quilmes marcaba ordenadamente en defensa. A Lanús le costaba entrar al área mientras que el equipo cervecero defendía y buscaba la chance de alguna contra rápida para abrir el marcador.

Con el trascurrir de los minutos el equipo del mellizo comenzó a impacientarse y en 5 minutos sumó muchos amonestados ya que era superior a su rival pero no podía marcar y cada vez que Quilmes buscaba atacar el conjunto granate cortaba con alguna falta, tanto fue así que Goltz golpeó fuerte a Hipperdinger que tuvo que salir del campo de juego lesionado y en su lugar entro Telechea. A pesar de esto, los dirigidos por Caruso no pudieron llegar con claridad al arco defendido por Marchesin. El final de la primera etapa se hizo desprolijo y peleado en el centro del campo de juego, pero el que más proponía seguía siendo el local que buscaba sin claridad y pocas ideas la forma de abrir el marcador. El primer tiempo acabó empatado y con la promesa de que alguno de los dos equipos en el segundo tiempo salgan a buscar la victoria.

Y el que salió a buscar la victoria fue Lanús que intentó atorar desde el comienzo a su rival, y Quilmes aguantaba pero Lanús llegaba cada vez más claro. A los 8 minutos apareció la chance más clara de gol del encuentro, Garnier dio un mal pase atrás que intercepto Pereyra Díaz, amagó a Dulsich pero se demoró en el disparo y Quilmes se salvó de casualidad. A esta altura Quilmes parecía que se conformaba con el empate, pero Lanús no, atacó con un poco mas de claridad y la defensa visitante empezaba a sufrir con el cansancio y el constante acoso de los locales. El equipo de Guillermo también comenzó a sufrir el cansancio ya que venía de jugar el jueves por copa Libertadores y de caer por la misma y necesitaba sí o sí la victoria.

Y de tanto buscar y buscar Lanús terminó cumpliendo su cometido, a los 29 minutos luego de una gran jugada de Chamorro, llegó un centro al área que ningún jugador de Quilmes pudo cortar y por atrás de todos llegó Pereyra Díaz que tuvo su revancha y esta vez no falló, con fuerte frentazo dejó sin chances a Dulsich y convirtió el 1 a 0. Quilmes no pudo resistir y ahora tendría que ir a buscar el empate, empate que nunca llegó a pesar de que tuvo una chance muy clara Telechea a los 37 minutos donde el travesaño salvó a Lanús. Los cerveceros empezaron a atacar un poco más pero no eran claros y los minutos. Lanús tuvo una muy clara ya con tiempo adicionado al reglamentario, donde Ayala  de tiro libre buscó el arco y el travesaño salvó a Quilmes que en la contra de esta jugada salió rápido y casi convierte el empate, luego de que Marchesin le atajara dos pelotas a Diz. Y esto fue lo último del encuentro, Lanús sumó de a tres mientras que Quilmes se fue con un sabor más que amargo.

Ahora Quilmes tiene dos fechas más que importantes, el próximo domingo tendrá que enfrentar a Boca, en condición de local y luego visitará Rosario para enfrentar a Newells. Partido más que importante tendrá el equipo de Caruso si quiere levantar y escaparle al descenso, Boca que viene de empatar con Argentinos, visitará el estadio centenario José Luis Meiszner buscando llegar de la mejor manera al próximo partido donde los de Bianchi enfrentarán a su clásico rival River Plate. Caruso Lombardi intentará que esto no sea así, tendrá que buscar enderezar el camino, camino que él había enderezado luego de la salida de Guinta con dos victorias consecutivas. Ahora suma dos derrotas en fila y contra Boca será el momento de limpiar la imagen tratando de sumar de a tres y escaparle a la zona roja, veremos si Caruso puede hacerlo, por el momento Quimes viene jugando mal, pero siempre hay un momento para levantar y que mejor momento sería ganarle a Boca que no solo sería una victoria sino que también sumaría un importante envión anímico. Veremos qué pasa el próximo domingo desde las 21.30 cuando los locales reciban a Boca con la ilusión y la obligación de ganar cueste lo que cueste.

VAVEL Logo