Por la senda triunfal

En el Monumental y ante un gran marco el equipo de Gallardo derrotó a Independiente por 2 a 0 con un juego contundente y una superioridad notable. El partido comenzó de la mejor manera para el millonario, a los 4 minutos Pisculichi remató de tiro libre y con complicidad del arquero Rodríguez convirtió el primer gol de la noche. River no dejaba acomodar a su rival y rápidamente se ponía 1 a 0 arriba, mejor resultado imposible para el local.

A partir de allí el trámite del partido se volcaba para el lado del local que comenzaba a mostrar parte de su repertorio. En la mitad de la cancha los jugadores de River recuperaban y jugaban, Sánchez destacaba como figura fundamental aportando despliegue y criterio y hasta tenía la oportunidad de convertir impactando un tiro en el travesaño.

La superioridad del local se plasmó definitivamente a los 37 minutos cuando tras la salida de un córner Ariel Rojas remató de zurda y la colocó en el ángulo superior izquierdo de Rodríguez que nada podía hacer. El resultado señalaba un justo 2 a 0. A Independiente le costó mucho asimilar el impacto y se mostró confundido y sin ideas claras de como atacar. Recién a los 44 Mancuello exigió a Barovero con un remate de media distancia. Así finalizaba la primera mitad.

El segundo tiempo continuó con la supremacía del equipo millonario que manejaba los tiempos del partido y la posesión. Sin embargo Independiente dio muestras de estar en el partido cuando a los 12 minutos Federico Mancuello cabeceó un centro de Breitenbruch y la metió contra un palo. El tanto era sorpresivo para el desarrollo del partido y le daba al Rojo una vida más. Tras aquel gol el juego se volvió más parejo y River comenzó a perder precisión y dinámica.

Independiente se metió en el partido gracias a Mancuello y se salió gracias a Tula, a los 20 el zaguero entregó un pase corto para su arquero y Teo Gutiérrez aprovechó el error y definió ante la salida del arquero. River ganaba 3 a 1 y volvía a la tranquilidad, Independiente se hundía en la desesperación.

De allí en adelante el trámite del partido fue un monólogo de River Plate. Quedaría tiempo para una joya de Rodrigo Mora, pinchando la pelota por encima de Rodríguez para sellar el resultado contundente, 4 a 1 y otra victoria aplastante para el único puntero del campeonato. Hoy River ratificó su buen juego y los resultados le siguen dando la razón, hoy el Millonario demostró que le sobra jerarquía y que sigue siendo el candidato más firme. Independiente pecó de ingenuo en el partido más importante en lo que va del torneo de transición. Tenía que ganar y demostrar sus serias chances ante River pero no pudo, fue superado desde el principio hasta el final y cuando pudo reaccionar se enterró solo. Luego se dedicó a ver brillar a su rival y a rogar por que no le conviertan más goles. Se hundió en la intrascendencia y en la frustración.

Para el Rojo la recuperación deberá llegar pronto y ya mentalizarse en su próximo rival. Será ante Rosario Central de local y con su gente, la misma que esperará que su equipo retome el rumbo exitoso.

Los goles del partido

Mancuello ponía el 2 a 1 parcial

VAVEL Logo