Cambio rotundo
Foto: Club Atlético Independiente

No se habló tanto en la previa como ante River, pero se expresó en la cancha (donde importa) como no lo pudo hacer contra el Millonario. Este sábado Independiente tuvo un gran partido ante Rosario Central y lo venció con contundencia por 2-0. Con el triunfo, los de Almirón alcanzaron el segundo puesto en la tabla de posiciones y le metieron nuevamente presión a La Banda.

En el primer tiempo, el Libertadores de América vibró con un verdadero dominio del equipo local. Con una defensa sólida, aspecto que faltó en los partidos anteriores, y potencia por las bandas, El Rojo doblegó al Canalla. Pisano y Pizzini realizaron un gran trabajo en las bandas para superar a sus respectivos rivales. Tras los desbordes, llegaron centros que Riaño jamás pudo aprovechar, ya sea por buenas respuestas de Caranta o falta de suerte para conectar la pelota. Durante esos primeros 45 minutos, Los Diablos Rojos volvieron locos a la visita, la cual no generó ninguna chance, pero le faltó el gol para completar el mejor desempeño durante una mitad en lo que va del certamen.

En el complemento, tantos intentos dieron sus frutos. Mancuello dio otra señal de que debe ser convocado por Martino y colocó la pelota en el ángulo superior derecho del arco para marcar un verdadero golazo. Con el gol, llegó el desahogo, la alegría y la obvia ovación para el mediocampista, quien sumó su séptimo tanto en el certamen y es el goleador del mismo junto al colombiano, Teo Gutiérrez. Tras la anotación, el capitán de la tarde tuvo tres córners consecutivos en los cuales pudo haber marcado de manera olímpica aunque el arquero rival y el travesaño le negaron lo que hubiese desatado un verdadero infierno en Avellaneda.

El dueño de casa siguió llevándose por delante al contrincante hasta que Figal vio la roja por una falta sobre Aguirre a los 15 minutos. Así los rosarinos pasaron a tener la pelota y aprovecharon el espacio para sacar remates al arco. En la mayoría de las oportunidades, Rodríguez respondió bien. Aunque el Ruso se apuró para salir jugando y en una de estas chances cedió la pelota para Niell, quien la envió cerca del palo izquierdo.

Luego de los cambios, entre ellos la vuelta de Insúa, Mancuello volvió a aparecer y asistió al ingresado Méndez para que cumpla la ley del ex que dio el 2-0 definitivo. Los últimos instantes sirvieron para que la hinchada exprese su gratitud al equipo tras una gran actuación.

Con el triunfo, Independiente llegó a los 18 puntos y vuelve a dar la sensación de pelear el campeonato. Habrá que esperar por el duelo de este domingo entre River y Lanús para ver a cuanto terminará la fecha, pero con presentaciones así, luchará hasta el final.

No habrá tiempo para descansar ya que, el miércoles, el elenco de Avellaneda se medirá ante Estudiantes de La Plata, en San Juan por los octavos de final de la Copa Argentina.

VAVEL Logo