Entrevista. Aníbal Biggeri: "La meta es ascender"
Aníbal Biggeri (segundo de la izquierda)    Foto: Diario Ecos

En un día de mucho calor en la ciudad de San Martín, nos dirigimos rumbo al Polideportivo de San Andrés, donde entrena en algunas ocasiones el plantel de Chacarita Juniors. Dando las últimas indicaciones a sus jugadores, el protagonista en cuestión es ayudado por otros integrantes del club a recoger todos los elementos que utilizaron para el entrenamiento. Minutos más tarde, nos acercamos y observamos al nuevo DT.

Tras nuestro saludo hacia él, le recordamos quiénes somos y comenzamos la entrevista.

Pregunta: Nuevo equipo, nuevos objetivos para vos en lo personal, haber dirigido a Temperley y ahora a Chacarita, puliéndote como entrenador…

Respuesta: Para mí es importante dirigir dos instituciones muy grandes como Temperley y Chacarita. El nuevo desafío tiene un sabor especial porque es el club donde fui campeón como jugador (2° División - Temporada 1993/94) y estoy cumpliendo un sueño dirigiendo a este club.

P: ¿Cuáles fueron las razones por las que te acercaste a Chacarita? ¿Qué fue lo que te atrajo tanto a este club?

R: Tuvimos una primera reunión positiva los dirigentes, mi representante y yo, y ahí les explique mi plan de trabajo. Aparte, ellos sabían que yo había sido jugador, conocía la institución y que sabía lo que era esta camiseta. Eso fue lo que inclinó la balanza.

P: ¿Con qué plantel te encontraste cuando dirigiste tu primer entrenamiento?

R: Con un plantel joven, con muchas ganas de trabajar, con ganas de salir de esta situación, que si bien no es muy complicada, era una racha negativa que había que cortar cuanto antes, y los chicos se están rompiendo el alma trabajando y tratando de sacar adelante esta institución importante.

P: A nivel institucional, ¿cómo encontraste a Chacarita con el desempeño que viene mostrando el presidente, Héctor López?

R: Es un club al cual yo quiero mucho. Un club que siempre fue trabajado a pulmón y esta vez no es la excepción. Un club que trata de hacer las cosas bien, la gente que  quiere colaborar con el club y de a poco lo están llevando adelante. Nadie puede dejar de lado que Chacarita es una institución de primera y haremos lo posible para que todo eso suceda.

Tras la respuesta, Matías Rosso, Agustín Rossi y Maximiliano Paredes saludan al entrenador, y como siempre, algún chiste de por medio entre ellos. A su vez, nos corremos un poco del lugar donde estamos ubicados y continuamos nuestra conversación.

P: Anteriormente dijiste que te encontraste con un plantel joven, pero además  hubo incorporaciones en el último mercado de pases. ¿Cuál es tu opinión sobre Damián Manso, Víctor Zapata y los demás?

R: Son todos jugadores consagrados y para mí es un orgullo dirigirlos. También de parte de ellos, la humildad que tienen para venir acá y trabajar. Eso es bueno, porque se dan cuenta del nivel del club y vienen a aportar todo lo que saben.

P: ¿Qué pretendés hacer con este Chacarita, golpeado en estos últimos torneos?

R: No tenés otra posibilidad con esta institución tan grande. Después se ve si se puede o no. La meta es ascender, lo mejor de todos, lo que trataremos de buscar (muy convencido).

P: Ya conocés esta categoría. Con Temperley hiciste una buena campaña, en cuanto a estadísticas ¿Que opinión tenés acerca de la misma?

R: Categoría difícil, muy pareja entre todos. Hay equipos que no deberían estar, pero están. A pesar de eso, uno va a tratar de darle identidad al fútbol que uno quiere para lograr el objetivo.

P: ¿Qué sacás de positivo y negativo en estos primeros partidos que dirigiste (2 victorias y 1 empate)?

R: Como positivo que el equipo dejó todo para conseguir las victorias y eso es muy importante para el técnico. Después hubo varias cosas positivas las cuales uno intenta aplicar en el juego, y las cosas negativas las hablamos con los jugadores, pero son cosas para mejorar. Cuando un equipo gana es mejor para mejorar y progresar.

Al finalizar la entrevista, le damos las gracias a Aníbal Biggeri por los minutos que nos brindó. Nos dirigimos hacia el portón de entrada del lugar y saludamos a los últimos jugadores que se encontraban allí. Desafío difícil para el nuevo entrenador, pero con la esperanza y confianza que lo caracteriza para mejorar la situación del equipo.

VAVEL Logo