El buen debut del Rojo
(Fuente: Sitio oficial de Independiente)

Independiente se impuso con dos goles de Lucas Albertengo y un penal del arquero Diego Ruso Rodríguez. Por el otro lado, Newell's mostró muchas fisuras en el fondo y allí estuvo la clave. El gran desafío del Rojo era saber si en la cancha se iba a ver un equipo con forma, si tantas incorporaciones podrían acomplarse o si necesitarían tiempo de adaptación y enfrente la vara era alta: La Lepra en Rosario, contaba con un equipo más ensamblado y con la llegada del Tolo Gallego. 

En el primer tiempo, Independiente dominó la pelota y aprovechó al máximo los enormes espacios que dejaba Newell's en defensa. En especial por el costado izquierdo. Allí se tiró Federico Mancuello y por ese sector llegó la jugada que terminó en la buena definición de mediavuelta de Lucas Albertengo para el 1-0. La Lepra, en los primeros minutos, quiso demostrar que estaba para ser protagonista, pero comenzó a mostrar fisuras, sobre todo en el fondo, y el Rojo aprovechó, se dio cuenta cómo debía atacar.

La ventaja del equipo de Avellaneda alteró al equipo del Tolo, que cada vez dejó más huecos atrás e Independiente tenía que conectar dos pases seguidos para desarmar a Newell's. Y lo hizo. Con Juan Martín Lucero pivoteando bien, con Gustavo Toledo llegando al fondo por derecha y Albertengo afilado otra vez para gritar el 2-0. Así finalizó el primer tiempo y el equipo visitante ya soñaba con empezar el campeonato con una victoria, mientras que el local se perdió en la intrascendencia en esa primera mitad, dejó más dudas que certezas y mostró una imagen lejos de la esperada.

Tan desconcertante fue la imagen de Newell's que, en una ráfaga, en el inicio del segundo tiempo, empató el partido. Con más actitud que juego y con el empujón de sus hinchas acorraló a Independiente. El 2-2 convirtió al partido en una ida y vuelta y  las individualidades del Rojo fueron decisivas. El Rojo volvió a llegar a los '22 con un notable pase de Matías Pisano a Mancuello, quien entró solo por el medio del área y cabeceó de emboquillada, pero fue peligrosamente golpeado por el arquero Ustari, quien le cometió penal y fue amonestado por Fernando Rapallini. El penal lo pateó el Ruso con un magistral zurdazo al ángulo superior izquierdo y logró gritar el tercero gol del equipo Avellaneda coronando el triunfo en Rosario. Además, "Mancu" se fue lesionado.

Newell's se quedó con diez un minuto después por la justa expulsión del experimentado Hernán Bernardello, quien le entró muy mal a Emiliano Papa, en un acierto de Rapallini que no hizo lo mismo cuando el ingresado Alexis Castro bajó a Pisano, a los '45. Independiente volvió a errar el cuarto en el extenso descuento tras un derechazo del debutante Gabriel Graciani salvado al córner por Ustari, con José Valencia y Papa solos

La Lepra empezó el campeonato con el pie izquierdo, mientras que el Rojo se lleva los tres puntos a casa en un partido cargado de goles.

VAVEL Logo