Diego Rodríguez: el arquero goleador
El arquero que aparece en las difíciles | Foto: La Visera

El arco de Independiente siempre fue mirado entre ojos por parte de sus hinchas. Quizás, desde la ida de Oscar Ustari los tres palos siempre cambiaban de dueño y no había un arquero que se consolidara en él. Pero para el actual torneo de primera división quién se asentó fue un hombre de la casa: Diego Rodríguez, quien debutó en el año 2011 con una victoria frente a Huracán por 5 a 1. Y desde la vuelta del club de Avellaneda a la primera división, el guardameta oriundo de Mar del Plata se consolidó como titular.

El Ruso fue una pieza fundamental para el equipo durante todo el torneo y, la razón de ello es que no faltó en ninguno de los 30 partidos del campeonato. Los entrenadores del Rojo fueron dos en distintas etapas del certamen: la primera estuvo a cargo de Jorge Almirón, con él, Rodríguez jugó la totalidad de los partidos (13), en donde ganó 3, empató 8 y perdió los 3 restantes, marcó un gol de penal en la victoria por 3 a 2 frente a Newell’s y recibió 14 goles.

La mala racha de Almirón y el pobre funcionamiento del equipo, provocó que el ex Godoy Cruz deje su cargo a falta de dos partidos para que finalizara la primera rueda del torneo, pero en el medio hubo un partido por Copa Argentina en donde Independiente derrotó por penales 4 a 1 tras igualar en uno ante Alianza de Coronel Moldes, dicho encuentro no fue disputado por el Ruso. Los dos partidos que restaban antes del receso de invierno, fueron dirigidos de manera interina por Fernando Berón (DT de la reserva): Empate victoria ante Tigre como local y empate contra Rosario Central. En ambos el arquero mantuvo la titularidad.

Tras el receso por la Copa América, el Diablo de Avellaneda regresaba a un certamen internacional: Copa Sudamericana. Pero primero estaba la obligación de levantar la pálida imagen en el torneo local, y lo revirtió: 5 victorias de manera consecutiva (en 4 de ellas Rodríguez no recibió goles), y en el medio eliminó por Copa Argentina a Deportivo Español por 1 a 0. Pero los empates no se hicieron esperar, tal y como sucedió con los triunfos, esta vez tres empates al hilo (todos por el resultado 1-1) y, la eliminación ante Lanús por la Copa por 2 a 0. Quizás el momento más difícil para los de Pellegrino pero que aún así seguían a paso firme en sus objetivos.

En el certamen internacional Independiente sobrepasó tanto en la primera fase como en octavos a Arsenal y Olimpia de Paraguay (en los cuatros partidos, el arquero solamente recibió un gol). Grandes actuaciones del Ruso para el espléndido momento del Rey de Copas: victorias en el clásico por 3 a 0 ante Racing, ante Nueva Chicago 2 a 1 y un empate ante Lanús por 1 a 1, luego la gran victoria ante River Plate por 3 a 0, en donde Rodríguez de gran actuación, marcó un gol de penal. La fecha siguiente también marcaría en la goleada por 4 a 0 ante Crucero del Norte.

Todo era color de “rojo” para el arquero surgido de las inferiores de Independiente: 5 partidos, 2 goles de penal y la misma cantidad de goles recibidos. Con actuaciones que lo afirmaban como una pieza infaltable para el armado de Mauricio Pellegrino. Pero la Copa Sudamericana le dio un cachetazo a él y al equipo. En el partido de ida ante Santa Fe de Bogotá por los cuartos de final, perdió por 1 a 0, el arquero falló un penal y en el gol fue pésima su reacción. En el encuentro de vuelta los jugadores no encontraron la manera y terminaron empatando y eliminados.

Sin copa y sin chances de campeonar, llegaba la derrota ante Aldosivi por 1 a 0. Los cuestionamientos al Ruso no se hicieron esperar y recriminaban la eliminación del equipo al arquero. El último encuentro del torneo era el reencuentro con la gente luego de la eliminación por Copa, en un partido áspero y sin tanto juego, el local le ganó por la mínima a Vélez gracias a un gol del arquero de penal sobre la hora.

Se afianzó como titular en todo el año, y espera seguir así para los partidos de la Liguilla y clasificar, a la Copa Libertadores del próximo año.

VAVEL Logo