Debate Boca VAVEL: Osvaldo vs Guillermo
Osvaldo volvió a pegarle a los Mellizos. Foto: Primicias Ya.

Ya retirado del fútbol, abocado netamente en su banda de rock, Daniel Osvaldo volvió a referirse a su paso por Boca Juniors. Siempre polémico, el ex delantero le dedicó unas frases a los mellizos Guillermo y Gustavo Barros Schelotto.

El paso del ex Porto por el Xeneize no fue el mejor. Tuvo dos pasos por la institución y ninguno fue fructífero, aunque luego del primero quedó la sensación que en un futuro era un jugador que se podía calzar la azul y oro tranquilamente, si lograba dejar de lado aquellos problemas personales que lo aquejaban. Sin embargo, su regreso se vio opacado por su conducta, que con la llegada de los Mellizos ya no pasó desapercibido.

El Loco Osvaldo bien ganado se tenía su apodo. En su regreso, con Rodolfo Arruabarrena no tuvo problemas, pero con la llegada de Guillermo al banco todo cambió. El actual técnico xeneize prácticamente no lo tuvo en cuenta. Lo que acabó por agotar la paciencia de los Mellizos, fueron las actitudes del delantero en la igualdad ante Nacional, donde lo habían encontrado fumando en el vestuario y de allí comunicaron su decisión de que con ellos no iba a jugar más.

"Tuve muy buenos directores técnicos en mi carrera que no necesitaban vender humo gritándole a sus jugadores frente a las cámaras para que no tiren centros de mierda", disparó Osvaldo en un mano a mano con Roberto Pettinato en Canal Magazine y añadió: "Terminé muy mal con Guillermo y Gustavo, siempre me los confundía porque los dos vivían con cara orto".

Pero la cosa no terminó ahí y comparó a los ídolos xeneizes con Ned Flanders, el famoso vecino de Homero Simpson: "Son como Ned Flanders, un día se les cruzan los cables y matan a todo el mundo".

¿Cuál fue la respuesta de los Mellizos? El silencio. Los Barros Schelotto prefirieron no tomar partido de las duras declaraciones que hizo Osvaldo. Sin embargo, en VAVEL trajimos la opinión de aquellos que vivimos día a día brindando la información más completa de la institución de la Ribera.

Juani Alburquerque: "No le den cabida a un jugador que se retiró para ser músico"

Daniel Osvaldo parece que no se cansa de sumar capítulos bochornosos con Boca y esta vez decidió atacar al ídolo xeneize y actual DT, Guillermo Barros Schelotto. En mi opinión, no hay que darle mucha prensa a un jugador que crítica a su ex técnico, el cual es y será una gloria por siempre, sabiendo que él, en sus dos períodos en el club, solamente trajo problemas al equipo, es un jugador que se preocupó más por ser tapa de revistas en vez de triunfar en el club más grande del país. Seguramente debe seguir desilusionado por no cumplir las expectativas. Por el otro lado, el Mellizo no debe entrar en el juego y necesita enfocarse en hacer que este Boca siga acumulando triunfos porque sinceramente, no vale la pena responderle a un jugador que se retiró para ser un músico. Daniel Osvaldo no tiene más cabida en el Mundo Boca. Su tiempo fue, sus goles, sus locuras, sus declaraciones y todo lo demás debe ser dejado de lado tanto por los Mellizos como por los jugadores, quienes tienen la misión de ubicar nuevamente a Boca entre los más grandes de Argentina, del continente y del mundo.

Yanina Ramos: "Se equivocó de rival"

El tiempo le dio la razón a Guillermo. Osvaldo no era una influencia positiva dentro de su equipo y si quería sacar el barco a flote, este marinero debía abandonar la nave. Criticar a uno de los máximos ídolos xeneizes es ir a la batalla con una espada de cartón, sobre todo para un jugador que lejos estuvo de cumplir las expectativas. 

El ex Porto no es una palabra autorizada en Boca para criticar y, mucho menos, a Guillermo. Osvaldo no cumplió y se fue por la puerta de atrás como tantos otros, pero en lugar de irse callado, prefiere seguir golpeando con sus palabras, que no hacen más que rebotar en los títulos que el Mellizo le dio al club.

Sinceramente, pienso que Osvaldo no tiene ni noción de lo que es Boca. Tampoco no tiene noción de lo que significa el nombre de Guillermo para el hincha. Y sus palabras no hacen más que darle la razón al DT, era una mala influencia que podía convertirse en un líder negativo. Es como ver a David y Goliat, pero en esta ocasión ganó Goliat. 

Emanuel Luque: "La tiró a la tribuna" 

Si bien algunos simpatizantes no estuvieron de acuerdo con la decisión que tomaron tanto cuerpo técnico como dirigencia, de rescindirle el contrato, ese apoyo se fue deteriorando con cada aparición suya en los medios. Los mismos ya no sorprenden. Lejos del arrepentimiento por sus actos, parece contar sus andanzas con orgullo y de forma despreocupada, dejando de lado que defraudó a muchos. Pese a esto, fue un futbolista que, si se mira su primera etapa en la institución, dejó un grato recuerdo. Tuvo todo a su disposición como para ser un ídolo: fanatismo por el club, el cariño de la gente y, lo de mayor interés, sus cualidades técnicas. Éstas últimas marcaron la diferencia durante el tiempo que vistió los colores azul y oro, pero fueron opacadas por las indisciplinas mostradas fuera del rectángulo de juego.

Nicolás González: "No era necesario..."

A mediados de año estaba en el club de sus amores, ahora en la actualidad se dedica a la música, lo que más le gusta a Daniel Osvaldo. Un claro panorama de cómo cambian las cosas. De ser señalado pasó a señalar. Esta vez le apuntó a Guillermo Barros Schelotto, refiriéndose a la conocida e insólita situación que se vivió post partido. Frases innecesarias del delantero además de comparar a los entrenadores con dibujos animados. Frases que no tienen una justificación de lo sucedido. Puede ser que lo haya manifestado para quitarse un peso de encima tal vez, pero lo claro es que se interpreta como una falta de respeto. Osvaldo ya está lejos del mundo futbolero, no realiza más su rutina que realizaba seis meses atrás. Ahora está con su banda de rock, no hacía falta que genere esa polémica. Algunos lo tomaron con cierta ignorancia, algunos lo dejaron pasar de largo, por algo será… A palabras necias, oídos sordos.

Lucas Cerrota: "El colmo de Osvaldo"

El delantero, quien tuvo dos etapas conflictivas en el Xeneize, disparó fuertemente en contra de los Mellizos. Entre algunas de sus declaraciones se destaca el carácter de los Barros Schelotto y lo que ésto impactaba en el delantero. Osvaldo, retirado y continuando su vida en el ámbito de la música, era un jugador con grandes características para haber sido muy querido en Boca. Pero su vida privada, sus actitudes y poco profesionalismo desembocaron en un final para nada soñado. Y un paso por la institución xeneize para el olvido.

Santiago Pelayo: "Ya no es un 'loco lindo'"

A medida que fue pasando el tiempo el personaje de Daniel Osvaldo dejó de ser simpático. En su primera etapa era divertido, tuvo mala suerte con alguna lesión o decisión táctica que lo cortaron de jugar más. Lo mismo cuando volvió. Con el incidente en Montevideo dejó claro que es una persona con problemas importantes en su manejo. Su retiro como jugador profesional con apenas 30 años solo confirmó esto. Ahora es músico, de calidad discutible, pero con lo poco que hizo en Boca tiene la cara para insultar a alguien que ganó 16 títulos y es uno de los 5 máximos ídolos de la historia del club del que supuestamente es hincha. Le dio la razón a los que decidieron que se vaya. Una persona que piensa como él sobre su entrenador y su ayudante de campo no puede formar parte del plantel. Y su salida fue lo mejor que le pudo pasar a Boca, que malgastó casi un año cuidando y ayudándolo ante cada traspié.

VAVEL Logo