Hasta pronto Carlitos
Su último gol con la camiseta Xeneize fue ante Colón. Foto: Web

Tanto en su regreso como en su último partido, la Bombonera vibró por él, se pobló hasta más no poder, le dio la bienvenida a su ídolo e imploró para que no se vaya. Emociones, sentimientos, recuerdos, diferentes síntomas fueron los que inclinaron a Carlos Tevez a tomar una de las decisiones más importantes de su carrera. Como también lo había sido en su regreso a Boca, estando en su mejor nivel y rechazando varias ofertas millonarias.

La oferta generada por el Shanghai Shenhua para obtener los servicios de Tevez era más que tentadora e imposible de rechazar. Sumado a la enorme cifra, el ex delantero de Boca será el mejor pago del mundo, se encuentran diversas sensaciones que sólo el propio jugador conoce. 

Su partida genera dolor, nostalgia, porque todo hincha xeneize quisiera ver a su ídolo defendiendo los colores del club de sus amores por muchos años más y no se esperaba una pronta partida. Será cuestión de sobrellevar este momento y, en primer lugar, de respetar la decisión tomada por él y por el bien de su familia. A su vez, se esperará con ansias, aquella conferencia en la cual se anuncien los motivos de su partida y se compartan las palabras de despedida ante su público.

A nivel futbolístico Boca pierde mucho más que un jugador. Pierde un referente, un líder, un capitán, alguien que conocía a la perfección las internas de la institución y sus manejos. En los últimos partidos pudo apreciarse un Tevez descomunal, marcando la diferencia en cada sector de la cancha y elevando, junto a Fernando Gago, el nivel de sus compañeros.

El ex delantero xeneize se convirtió en uno de los máximos asistidores de su equipo, siendo partícipe en cada jugada de gol de su equipo, en algunos casos convirtiendo y en otros habilitando de manera extraordinaria a los delanteros para que puedieran marcar.

Previamente el Apache venía con una seguidilla de pobres rendimientos y por este motivo sentía la obligación de revertir esta situación, volviendo a ser el jugador que tanto anhelaban. A raíz de esto, Guillermo Barros Schelotto, había armado un equipo alrededor de Tevez para que pueda sentirse cómodo tanto con sus compañeros como con el esquema llevado a cabo. Con su partida, el Mellizo deberá reconstruir el esquema, alternando nombres y posiciones. Comenzó a circular que desde el primer día de la pretemporada, optaría por pulir al máximo el 4-3-3.

Tanto Angelici como Adrián Roucco, representante de Carlos Tevez, no cierran la puerta a un posible regreso del jugador a Boca. Pero lo cierto es que hoy en día ya no formará parte de la institución y sólo quedarán palabras de agradecimiento por regresar, como pocos lo hacen, rechazando millones y a grandes equipos, con el deseo de vestir una vez más la azul y oro. Por esto y muchas cosas más te decimos, hasta pronto Carlitos.

VAVEL Logo