Camino a Rusia de Suecia 2018: si el camino es difícil, es porque vas en la dirección correcta

El seleccionado sueco clasificó al Mundial de Rusia 2018 de manera muy apretada, teniendo que jugar partido de repechaje y venciendo a una potencia como Italia.

Camino a Rusia de Suecia 2018: si el camino es difícil, es porque vas en la dirección correcta
El seleccionado sueco festejando luego de eliminar a Italia. Foto: La prensa grafica

La Selección de Suecia se clasificó al Mundial de una manera heroica, eliminando a un país que es potencia futbolística como Italia. El seleccionado que dirige técnicamente Janne Andersson finalizó segunda en el Grupo A de las Eliminatorias rumbo a Rusia 2018, en un grupo en el cual Francia finalizó primera y en el cual Holanda, Bulgaria, Luxemburgo y Bielorrusia terminaron detrás de Suecia. El segundo puesto le valió un boleto para jugar el repechaje frente a la selección italiana, a quien le ganaron uno a cero en el global (1-0  en la ida y 0-0 en la vuelta) consiguiendo así la clasificación a Rusia 2018 luego de dos mundiales estando ausentes.

Suecia finalizó su grupo con 19 puntos producto de seis victorias, un empate y tres derrotas, a tan solo cuatro puntos de Francia que terminó primera y con la misma cantidad de Holanda, tercera, pero la diferencia de goles -17 a favor de Suecia y 9 de Holanda-, le permitió al seleccionado de Andersson ocupar el segundo puesto.

Los suecos consiguieron que Italia no forme parte de un Mundial luego de 60 años sin que esto ocurriera, lo que fue una verdadera catástrofe futbolística para la “Azzurra”. En el primer partido del repechaje,  jugado el 10 de noviembre del 2017 en el estadio Friends Arena, allí Suecia se impuso por uno a cero en condición de local, con el gol de Jakob Johansson a los 61 minutos y con esa anotación le bastó para clasificarse. Ya que en el segundo juego disputado en el estadio San Siro, tan solo tres días después de la ida, Italia pasó por arriba a Suecia en el juego pero no logró quebrar el cero y de esta forma, pudo ganar en el resultado global por la mínima diferencia y clasificarse a Rusia 2018.