Entrenador de Colombia 2018: José Pékerman, el sabio argentino

El ex técnico de la Selección Argentina está al mando de los cafeteros, acá vemos que logros importantes tiene y cual es su característica de juego.

Entrenador de Colombia 2018: José Pékerman, el sabio argentino
El segundo Mundial de Pékerman al frente de Colombia | Foto: Radio Nacional

José Pékerman llegó a ser el técnico de Colombia en 2012 y debutó de la mejor manera frente a México, en un amistoso en Miami, Estados Unidos, logró una victoria por dos a cero con goles de Radamel Falcao y Juan Guillermo Cuadrado.

En 2013, ya en Eliminatorias para Brasil, se clasificó en el penúltimo partido tras empatar con el seleccionado chileno, en Barranquilla. El conjunto colombiano terminó el primer tiempo perdiendo por 3 a 0, pero en el complemento levantó cabeza y pudo igualarlo, así consiguió la clasificación a un Mundial luego de 16 años sin estar presente.

Luego de obtener el pase a una nueva competición mundialista el presidente, Juan Manuel Santos, le ofreció la nacionalidad colombiana a Pékerman, como un gesto de agradecimiento por la buena campaña previa al Mundial.

En la edición del 2014 de la Copa del Mundo, empezó con el pie derecho, le ganó a Grecia por 3-0, 2-0 a Costa de Marfil y 4 a 1 contra Japón. En octavos se cruzó con un vecino de América del Sur, Uruguay, en el que obtuvo la victoria por 2 a 0. El sueño finalizó cuando en cuartos de final se encontró con el local que se llevó el pase con un resultado de 2 a 1. Pero el hecho histórico de ese Mundial fue que Colombia llegó a cuartos de final por primera vez.

Análisis Táctico

El profesor probó contra Egipto un esquema de 4-2-3-1 con: Ospina; Fabra, Sánchez, Mina, Arias; C. Sánchez, Lerma; Uribe, Rodríguez, Cuadrado; Falcao. Un esquema diferente al que utilizó en el último partido de Eliminatorias, que fue contra Perú donde utilizó un 4-4-2.

Pékerman fue evolucionando debido a la calidad individual de sus jugadores. Pero en el Mundial seguramente se vea un dibujo táctico como el 4-2-3-1, idéntico que se dio en el primer amistoso frente a Francia, con James de “10”. Esta idea de juego la podría usar para que el jugador de Bayern Munich se sienta más cómodo y juegue “libre” como a él le gusta.