Me verás volver
Lucas, en una postal luego de un partido por Copa Argentina. Foto: Copa Argentina.

Me verás volver

El volante con muy buen pasado en el club, Lucas Mancinelli, volvió a firmar contrato con Temperley para ser así, un nuevo refuerzo para la temporada que está próxima a llegar.

andriettitomi
Tomas Andrietti

La salida de Lucas Mancinelli fue inesperada, ya que se dio luego de una temporada más que aceptable en el Gasolero. Según contó a la prensa, el volante nacido en La Plata, no iba a ser la prioridad de Gustavo Álvarez, y es ahí donde decidió irse a jugar a Olimpo de Bahía Blanca. En el club bahiense estuvo una temporada, donde jugó 15 partidos y convirtió 2 goles, similares números que con el club celeste, donde jugó algunos partidos más, y también marcó dos goles bastante recordados por el hincha Gasolero.

El primero de esos goles, frente a Colón, en el Beranger por el torneo local, un gol que cerraba una victoria magnífica de Temperley, aplastando al "Sabalero" por 3 a 0. Y el segundo gol, fue un delicado tiro libre por la Copa Argentina, frente a Sportivo Las Parejas, partido donde el resultado iba a ser favorable a Temperley, por 2 a 0.

El volante ofensivo comenzó a sembrar su fútbol cerca del 2010, en la reserva de Lanús, donde fue cedido rápidamente a Atlanta, club donde iba a debutar en un partido oficial, frente a Brown de Adrogué, en la Primera B Metropolitana. Tuvo un protagonismo interesante en Atlanta, club donde disputó más de 100 partidos, haciéndose muy querido por todos los Bohemios. Tuvo un ida y vuelta entre el club de Villa Crespo y Lanús, hasta que en el 2014 se fue a jugar a Ferrocarril Oeste. Poco rodaje, pero buen desempeño en 14 partidos jugados.

Su último paso por Atlanta, fue luego de pasar por Ferro, en la temporada 2015/16. Fue ahí donde la gente de Temperley lo vio y buscó para contratar sus servicios, tal así que la temporada siguiente firmó para el Gasolero. Jugó bajo la dirigencia de Gustavo Álvarez durante todo el torneo 2016/2017, con 28 partidos jugados y dos goles convertidos. Tras una decisión del técnico, quien dijo que no lo iba a tener en cuenta de cara al futuro, se vio obligado a abandonar el club, y partir hacia Bahía Blanca, ya que Olimpo había contratado sus servicios. En el Aurinegro jugó 15 partidos y convirtió dos goles, uno frente a Talleres de Córdoba, y el otro a Atlético Tucumán. 

Pero si de volver se trata, el 22 de junio pasado, volvió a firmar en el Celeste y así, convertirse en uno de los refuerzos de Gastón Esmerado para la temporada próxima en la B Nacional. En lo físico y a destacar: es un volante que tiene más inclinación hacia el arco rival, muy creativo, y con muy buena pegada, acompañado siempre de su gran velocidad. 

VAVEL Logo