El Patrón y el Sabalero no se sacaron diferencias

En un partido entretenido, con muchas emociones y polémicas arbitrales, Patronato y Colón terminaron igualados sin goles en Paraná.

El Patrón y el Sabalero no se sacaron diferencias
Igualdad en Paraná
Patronato
0 0
Colon
Patronato: Sebastián Bertoli; Lucas Ceballos, Matías Escudero, Renzo Vera, Bruno Uribarri; Mauricio Sperdutti, Pablo Ledesma, Damián Lemos, Gabriel Carabajal; Nicolás Royón, Facundo Barceló
Colon: Leonardo Burián; Gustavo Toledo, Emanuel Olivera, Erik Godoy, Gonzalo Escobar; Matías Fritzler, Leonardo Heredia; Christian Bernardi, Alan Ruiz; Mariano González; Javier Correa
ÁRBITRO: Pedro Argañaraz. Amonestados: González (min.12), Fritzler (min. 42), Escudero (min. 26)

El Patrón y el Sabalero han sido protagonistas del primer encuentro de la fecha de Superliga que ha terminado con el marcador en cero para ambos equipos. Más allá del resultado, han brindado un espectáculo muy digno con situaciones muy claras para ambos, convirtiendo así a los arqueros en las figuras destacadas de cada conjunto.

Una de las primeras ocasiones vino por parte de Colón, a través de un muy buen pase por parte de Alan Ruiz que encontró a Javier Correa sólo frente a la portería local, pero encontrándose con el muy buen arquero Sebastián Bertoli quién adivinó la intención del delantero y le ahogó la chance de convertir el primer gol del partido.

Luego fue la chance del local, que hasta ese momento no había llegado de manera muy clara al arco rival, pero tras una buena asistencia de Gabriel Carabajal para el delantero Facundo Barceló, éste se encontró con la muy rápida y efectiva salida de Leonardo Burián quién se apoderó de la pelota.

Tras unos minutos llegó la primera polémica del partido, en un buen avance por la derecha del ataque de Patronato, el delantero del conjunto de Paraná se dispuso a tirar un centro al área, y el defensor Emanuel Olivera conectó la pelota con la mano en una situación bastante compleja y rápida de dilucidar por parte del árbitro Pedro Argañaraz.

Sin más ocasiones tan importantes por parte de ambos equipos, se fue desvaneciendo el primer tiempo. No sin antes destacar la seguidilla de tres faltas cometidas por Mariano González quien ya estaba amonestado desde los 13 minutos, y desató el reclamo por parte de los jugadores y el DT local.   

El segundo tiempo encontró a un equipo Sabalero más adelantado en el campo de juego y acorraló al dirigido por Juan Pablo Pumpido durante los primeros minutos. Así llegó la primera chance del visitante en los pies de Mariano González, que conectó un centro del lateral derecho con un zurdazo pleno y otra vez se agigantó la figura de Bértoli debajo de los palos despejando el remate al córner.

A los 17 minutos de la segunda etapa llegó otra de las polémicas del partido. Gustavo Toledo fue al piso a quitarle el balón a Barceló y lo bajó justo en la esquina izquierda del área local. En una situación clara de penal, el árbitro tomó nuevamente una mala decisión y pitó un tiro libre a favor de los paranaenses. Éste fue ejecutado por Mauricio Sperdutti pero encontró nuevamente a Burián en buena posición.

Así, se terminó un partido que encontraba a dos equipos con presentes muy distantes, con un Colón enfocado en el futuro inmediato, ya que el jueves estará enfrentándose al San Pablo de Brasil por la vuelta de la Copa Conmebol Sudamericana y Patronato que siempre está en la difícil tarea de sumar puntos para mantenerse en la máxima categoría.

Quizá el mayor espectáculo se dio afuera del verde césped, y es que ambas parcialidades han dado una clase de respeto, amistad y verdadero folklore del fútbol. Ese que carece de violencia y abunda de buenas costumbres y un clima propicio para que las familias vuelvan a las canchas de fútbol. Ojalá nuestro querido fútbol argentino de cada día se llene de escenarios más parecidos a éste.