Se le fue de las manos
Se le fue de las manos | Foto: Prensa Temperley

Sin poder sumar puntos en los dos partidos anteriores de la B Nacional, Temperley viajaba a Carlos Casares para poder resolver un nuevo desafío: ganarle a Agropecuario. Con un equipo con algunos cambios en el once titular (Agustín Sosa, Sebastián Prieto y Lucas Delgado), el Gasolero salió a buscar sus primeros tres puntos en el torneo y a cortar la mala racha que está presenciando. 

Ya arrancado el partido, Temperley salió a buscar lo que necesitaba, mientras que Agropecuario, como podía, se replicaba para no dejarse caer. El equipo de Carlos Casares avisó con una llegada aislada a los 16 minutos, desde un tiro débil llegó a las manos de Matías Castro que controló sin problema en dos tiempos. 

No mucho más por remarcar. El juego estaba muy tenso y disputado en la mitad de la cancha, los dos equipos eran imprecisos y tenían poca profundidad. Hasta que llegó el arma letal de Temperley, ese jugador distinto del equipo, que demuestra su clase en todos los partidos y que al final de cuentas, Temperley no logra aprovechar. Lucas Wilchez, a los 35 minutos del primer tiempo, sacó un zurdazo magistral para colgarla de un ángulo y empezar a soñar con los primeros puntos del torneo. 

Temperley confiado, empezaba a mostrar un poco más de juego, empezaba a ser superior en todas las líneas, pero se descuidó en una jugada a punto de finalizar la primera parte y Federico Rosso desperdició una pelota regalada abajo del arco de Matías Castro, era el empate clarísimo para Agropecuario. 

Ya arrancado el segundo tiempo, el juego seguía siendo impreciso y cortado por muchas faltas cometidas en el mediocampo. A los 10' de la segunda parte, en una jugada sin peligro alguno para Temperley, Roberto Brum va directamente a cortar a un jugador de Agropecuario, y automáticamente el jugador cae golpeado. El volante central del Gasolero ya estaba amonestado, y vio la segunda tarjeta amarilla. Por esa falta infantil, dejaba al equipo de Gastón Esmerado con 10 jugadores en cancha. 

La expulsión de Roberto Brum llevó a que Temperley se guarde todo en su campo y que espere a que termine el partido aguantando todos los ataques de Agropecuario. Matías Castro y los defensores centrales del Cele tenían mucho trabajo y sacaban toda pelota que les llegaba. Pero, el juez del partido adicionó 5 minutos más de juego, y en otra falta totalmente innecesaria que comete Lucas Mancinelli, Agropecuario logra empatar el partido a los 95 minutos. Un centro llovido que conectó de cabeza Gonzalo Klusener y alcanzó para que los locales griten y se lleven un punto totalmente regalado. 

Temperley lleva 1 punto obtenido de 9 disputados, un promedio que hace pensar que el rumbo del equipo está confundido. Aunque el torneo sea largo, el equipo de Gastón Esmerado se ve obligado a sumar puntos cuanto antes posible para poder volver a retomar esa confianza que tanto necesita y soñar con el ascenso a la primera división del fútbol argentino. 

VAVEL Logo