A remontar como en 2015
El festejo de Sánchez, quein inició el camino de la remontada (Foto: LPM).

A remontar como en 2015

River cayó ante Gremio en el Monumental y complicó su clasificación a la final de la Copa Libertadores. Sin embargo, hay un antecedente alentador.

diznico01
Nicolás Diz

Una noche para el olvido. Donde todo salió como el rival quería que salga. En el Monumental, donde el Millonario estaba invicto desde 2017, totalmente focalizado en este certamen para olvidar el golpe copero del año pasado y con su equipo de gala a disposición, perdió ante Gremio, campeón vigente de América, que jugó sin sus estrellas (Luan y Everton). Sin embargo, el Tricolor fue mas inteligente, dominó a River, sacó ventaja en una pelota parada y se lleva una ventaja clave a Porto Alegre.

Marcelo Gallardo se la jugó con Ignacio Scocco y Juan Fernando Quintero de arranque, a pesar de que éstos venían rindiendo más desde el complemento, y no se vio nada de lo mostrado ante Racing e Independiente. Poco juego, pocas chances de gol (solo remates de afuera de Exequiel Palacios y un cabezazo de Jonatan Maidana apenas alto). Gremio aguantó y obtuvo un gol de otro partido, con el testazo de Michel que venció la resistencia de Franco Armani. El cuadro gaucho supo cómo jugar y neutralizar a La Banda, impotente por no haber encontrado los caminos para vulnerar a Marcelo Grohe.

La revancha será el próximo martes en el Arena Gremio. A River no le queda otra que ganar, anotando dos goles en lo posible. Una situación compleja, aunque no imposible si se tiene en cuenta el antecedente de 2015, ante Cruzeiro.

En los cuartos de final de la Copa Libertadores 2015, el elenco del Muñeco venía de eliminar nada menos que a Boca Juniors. En la instancia siguiente se enfrentaba a Cruzeiro, rival históricamente difícil y 'karma' copero. Y de hecho, La Bestia Negra aprovechó su ventaja en el historial y en aquella ida en Núñez, ganó 1-0, con tanto de Marquinhos. River disputó un partido pálido, sin ideas, aún conmovido por la llave superclásica anterior. Debía ir a Belo Horizonte a hacer historia, a superar su karma histórico, a dar vuelta la serie. Una cita con la historia. Una hazaña que ese equipo copero iba a reglararle al público riverplatense.

En el Mineirao, Gallardo puso a Marcelo Barovero; Gabriel Mercado, Jonatan Maidana, Ramiro Funes Mori, Leonel Vangioni; Carlos Sánchez, Leonardo Ponzio, Matías Kranevitter, Ariel Rojas; Rodrigo Mora y Teo Gutiérrez. El Millonario Ivana jugar el mejor partido de la era Gallardo y uno de sus mejores noches de Copa. Primero apareció Sánchez, tras un jugadón colectivo, para definir cruzado y empatar la serie. Antes que termine el primer tiempo, centro del Chino Rojas y cabezazo demoledor de Maidana para dar vuelta el global. Y en el complemento apareció la figura, Teo Gutiérrez, para liquidar la serie con un verdadero golazo. Fue 3-0 en Brasil, y pudieron ser más goles. River redujo a Cruzeiro a su minina expresión y accedió a semifinales. Lo que vino después es historia conocida.


Pasaron más de tres años de aquella gesta, de la cual solo sobreviven Maidana, Ponzio y Mora. Y Gremio es mucho mas fuet que aquel Cruzeiro. Define de local y con una diferencia clave que obtuvo en el Antonio Vespucio Liberti. No obstante, el Muñeco tiene con qué armar a su tropa para la batalla en Porto Alegre. Sabe que será durísimo, pero si ya una vez logró una vez ¿por qué no repetir?

MEDIA: 5VOTES: 1
VAVEL Logo