Se vuelven a ver las caras

Flamengo eliminó al Junior de Barranquilla y será el rival de Independiente por la final de la Copa Sudamericana 2017. Entra a la nota y fíjate cómo llega el equipo brasileño.

Se vuelven a ver las caras
Foto: Web

Luego de conseguir la ansiada clasificación a la final de la Copa Sudamericana tras haber vencido a Libertad de Paraguay por 3-1 con goles de Ezequiel Barco de penal y dos del Puma Emanuel Gigliotti, el equipo que dirige Ariel Holán estaba a la expectativa de quien será el otro finalista

Se dio a conocer que el Flamengo de Reinaldo Rueda, será el rival que enfrente al Rojo el próximo 6 de diciembre cuando el equipo brasileño visite el Libertadores de América. Mientras que el encuentro de vuelta será el 13 del mismo mes en el mítico Maracaná de Brasil.

Los dirigidos por Rueda jugaron un partido muy inteligente aprovechando la desesperación del rival que con suma urgencia necesita dar vuelta en su casa el 2-1 que había recibido en Brasil. Un primer tiempo bastante discreto.

Ya en el complemento, el conjunto Carioca se puso en venta con gol de Felipe y de esta manera dejaba la llave a favor de la visita. El tiempo pasaba y Junior no daba una repuesta clara para poder dar vuelta el marcador.

Hasta que a falta de tres minutos para que finalice el partido, el conjunto colombiano tuvo un penal a favor y el encargado de ejecutarlo fue Yimmi Chará Zamora que al momento de definir no estuvo preciso y el portero Cesar se quedó con el balón.

Desde ese momento fue un bajón anímico que lo dejó en coma al r que terminó de sepultarse cuando en el tiempo agregado, nuevamente Felipe puso el 2-0 final y la clasificación se la llevó el Flamengo que hizo mejores las cosas y lo tiene merecido.

Hay que recordar que, en 1995, Independiente y Flamengo se vieron las caras en la final de la Supercopa Sudamericana que al final a terminó ganando el conjunto de Avellaneda. En el encuentro de ida, el Rojo le ganó 2-0. Pero en el encuentro de vuelta, el equipo Carioca en el Maracaná venció por 1-0, pero no le alcanzó.

De esta manera Independiente se consagraba campeón por segunda vez de este trofeo que reunía al campeón de la Copa Libertadores 1994 que era Independiente y Flamengo de la edición de 1995.