Pan y vino, pan y vino

Argentina jugó un partido bárbaro, goleó y se metió en las semifinales de la Copa América Centenario. Dos goles del Pipita Higuaín, que volvió a marcar con la albiceleste, y uno de Messi, que ya es el máximo goleador, los del Tata se siguen ilusionando con un título.

Pan y vino, pan y vino
Argentina
4 1
Venezuela
Argentina: Romero; Mercado, Otamendi, Funes Mori, Rojo; Mascherano, Fernández; Banega (Biglia, min. 80), Messi, Gaitán (Lamela, min. 74); Higuaín (Agüero, min. 74).
Venezuela: Hernández; Vizcarrondo, Ángel,Feltscher, González; Figuera, Rincón, Seijas (Juanpi, min. 55), Guerra; Martínez (Del Valle, min. 80), Rondón (Velázquez, min. 85).
MARCADOR: 1-0, min. 8, Higuaín. 2-0, min. 28, Higuaín. 3-0, min. 60, Messi. 3-1, min. 70, Rondon. 4-1, min. 71, Lamela.
ÁRBITRO: Roberto García Orozco (MEX).
INCIDENCIAS: Partido correspondiente a los cuartos de final de la Copa América Centenario 2016, disputado en el Gillette Stadium, Massachusetts, EEUU.

Argentina está en semifinales de una copa de primer nivel por tercera vez consecutiva y en dos años. Como en el Mundial 2014 ante Holanda (0-0; 4-2 p) y la Copa América 2015 contra Paraguay (6-1), la Selección hoy dirigida por Gerardo Martino enfrentará un partido definitorio para llegar a la final del torneo. 

La Albiceleste llegó al partido con la sensible baja de Ángel Di María, pero con un Lionel Messi a pleno que jugaba su primer partido de titular. Como siempre, el astro del Barcelona cumplío con un gran encuentro. De hecho, se hizo sentir desde el comienzo con un remate que se fue cerca del arco de Daniel Hernández. 

Ocho minutos resistió la Vinotinto. Y no fue más, justamente, porque apareció el genio: pase de 40 metros para que entre Gonzalo Higuaín y, sin siquiera control, puso el 1-0 desde el piso y "se sacó la mufa", marcando después de mucho tiempo con la camiseta argentina.

El 2-0, también del Pipa, llegó luego de un error defensivo que dejó al delantero del Nápoli mano a mano con el arquero rival. Estas desatenciones fueron una constante, tanto así que el gol de Messi llegó tras otro error en la salida, donde Nicolás Gaitán habilitó al '10', que definió de caño ante la salida de Hernández. 

Venezuela logró descontar a 20 minutos del final a través de un cabezazo de Salomón Rondón que rebotó en el palo antes de ingresar. Sin embargo, el delantero se apuró para llevarse la pelota al centro y que Argentina saque rápido, algo que fue fatal: su equipo no se acomodó, Marcos Rojo se desmarcó rápido y asistió a Érik Lamela, que aprovechó toda la situación para poner el 4-1 final.

Más allá de los goles argentinos y el mal partido de la defensa venezolana, hubo otro factor muy importante para la victoria albiceleste: Sergio Romero. El arquero atajó dos pelotas clave, ambas contra Rondón, e incluso contuvo el penal de Luis Seijas, a los 44, cuando el partido estaba 2-0 (el delantero picó la pelota y Romero se quedó en el medio, dedicando la atajada al entrenador de arqueros). 

Hay un dato muy importante que no puede pasar desapercibido, justamente, por eso su lugar es este, y no luego del hecho, donde se perdería entre las otras líneas de esta nota, y es el gol de Lio Messi. Con él, la Pulga llega a 54 con la camiseta de la Selección Argentina. Más allá de ser un número astronómico a sus 28 años (111 partidos, misma cifra del Ratón Roberto Ayala), el zurdo alcanzó al histórico Gabriel Batistuta, máximo goleador del seleccionado. Si marca una vez más, será el número 1 en solitario.

A pesar de la derrota, Venezuela puede irse tranquila a casa, habiendo hecho un gran papel en la Copa (mejorando mucho la imagen que va dejando en las Eliminatorias). Por su parte, Argentina debe jugar contra el local, Estados Unidos, por un lugar en la final, donde se puede encontrar con Colombia, México o Chile.