La defensa, el desafío para Troglio

A lo largo de ocho fechas, sólo una vez se pudo mantener el arco en cero, casualmente, el día del único triunfo de la era Camoranesi. ¿Cómo podrá revertirlo Pedro?

La defensa, el desafío para Troglio
Javi García no puede impedir el gol de Scocco. De 3-0 a 3-3 en un ratito (Foto: La Capital).

Un equipo que es frágil defensivamente, difícilmente, pueda aspirar a pelear cosas importantes. Porque todo lo que se genere del mediocampo para arriba, queda rápidamente contrarrestado por la producción en el área propia. Así vive el presente el Matador, que no puede despegar y la defensa será uno de los tantos inconvenientes para Pedro Troglio a la hora de armar el equipo.

A Camoranesi, le pasó factura el hecho de perder jugadores fecha a fecha, sobre todo en la línea del fondo. Sin embargo, a la hora de elegir los nombres en la defensa, ha llegado a improvisar, con Lucas Pittinari (volante) como central, exponiéndolo, y con la contratación de Alejandro Rébola, quien llegó a prueba en el verano y jugó en la derrota contra Defensa y Justicia, siendo de los más flojos del equipo, y no volvió a tener minutos.

Otro tema que preocupa: se perdió la fortaleza en el Coliseo.

Los números hablan por sí solos: en ocho partidos disputados, 12 goles en contra. Sólo en la victoria por 5-0 a Atlético Tucumán, Tigre no recibió goles en su valla (incluso hubo sobresaltos en los primeros minutos en ése cotejo). Sumado a los 11 goles a favor, se explica por qué los de Victoria están en el 12° puesto de 15 equipos en la Zona 2, con sólo seis unidades de 24 en juego, y a 13 de Lanús, el líder.

La partida de Leandro González Pirez a Estudiantes de La Plata dejó un hueco difícil de llenar, aunque hay una buena base para conformar la defensa: la firmeza de Javier García en el arco (más allá de algunas fallas puntuales), Leandro Marín en el lateral derecho, la dupla de centrales con Erik Godoy y Juan Carlos Blengio, y Emiliano Papa en el lateral izquierdo. Todos, jugadores con experiencia, que si suman varios partidos juntos, pueden llegar a consolidarse.

Experiencia y juventud para armar la defensa.

El problema radica cuando alguno de los titulares no está disponible, y se apela a la ubicación de jugadores en puestos donde no se sienten cómodos, como Godoy o Martín Galmarini (volante) jugando de 4, o posicionar a un zaguero como mediocampista, como fue el caso de Rodrigo Erramuspe ante Newell´s.

También hay otras variantes en la línea defensiva, como los canteranos Santiago Izaguirre (que éste año jugó en las caídas ante Temperey y Huracán) y Santiago Villarreal (que tuvo su bautismo oficial ante Atlético Tucumán), y a un histórico que quedó relegado por  Camoranesi: Mariano Echeverría, que fue citado por Pepe Castro en el partido ante La Lepra, y que puede reaparecer.

Troglio tiene varios días para conocer a sus nuevos dirigidos y tratar de imprimir su sello en el equipo, que necesita puntos como el aire. Comenzando de atrás para adelante.