A 5 años de la final en Brasil

Se cumplen cinco años de aquella histórica Copa Sudamericana, embarrada de una final muy rara ante Sao Pablo en el Morumbí. Aquí el recuerdo y el recorrido del Tigre de Néstor Gorosito.

A 5 años de la final en Brasil
Foto: Centediario.

Este 12/12 se cumplen cinco años de aquella histórica final de Tigre ante Sao Pablo por Copa Sudamericana 2012. Dicha final, rodeada por un escandaloso final que dejó a muchos hinchas con un sabor agridulce en la boca. En el campeonato internacional explotó Rubén Botta, Lucas Orbán y los debuts de varios juveniles como Erik Godoy y Diego Ftacla de la mando el entonces entrenador Néstor Gorosito

Tras salvarse del descenso y lograr el subcampeonato en manos de Arsenal de Sarandí, Tigre había ingresado a la Sudamericana casi como plus. El Matador sin poder cosechar muchos puntos en el Torneo Inicial 2012, parecía estar abocado a la copa. Comenzó el camino eliminando a Argentinos Juniors, luego de caer 1 - 2 en la ida, logró un 1 - 4 (uno de los goles fue marcado por Ftacla) en el José Dellagiovanna. 

Ya en los octavos de final, el equipo de Gorosito se enfrentaba a Deportivo Quito logrando un 4 - 0 (con un tanto de Rubén Botta) en condición de local y un 2 - 0 abajo en Ecuador y así pasó a cuartos donde enfrentó a Cerro Porteño. Ante el equipo paraguayo, al igual que en la fase anterior el resultado fue 4 - 0 en Victoria, donde se destacó una gran actuación de Rubén Botta y el tanto del paraguayo, Federico Santander, quien no logró marcar en dos años. La vuelta fue triunfo de Cerro, pero a Tigre le alcanzó el resultado global para meterse en semis. 

En las semis el equipo de "Pipo" Gorosito eliminó a Millonarios de Colombia tras empatar la serie 1 - 1 en Colombia y así se clasificó a la final ante Sao Pablo, que había dejado en el camino a Universidad Católica de Chile. 

El escándalo de la final

La final, se disputó en La Bombonera de Boca Juniors ya que el Coliseo de Victoria no estaba habilitado para la finalísima. El partido fue muy parejo y muy tenso también, un escándalo en el medio del juego derribó en la expulsión de Alejandro Donatti en Tigre y de Luis Fabiano en Sao Pablo. El resultado fue 0 - 0. Una semana después, en el Morumbí se definió todo.

Lucas Moura y Osvaldo ponían el resultado parcial 2 - 0 a favor de los brasileños. Cuando el chileno Enrique Osses pitó el final del primer tiempo, hub una pelea entre jugadores de ambos planteles, cuando se dirigieron al túnel, el entrenador Néstor Gorosito declaró ante los medios: "nos están cargando". Cuando todos pensamos que eso iba a quedar en una chicana deportiva, calentura del momento, Tigre no salió al segundo tiempo. "Pipo", casi un vocero más, contó que los de seguridad del estado golpearon e insultaron a los jugadores argentinos cuando ingresaron en el vestuario: "hay jugadores lastimados y a Damián Albil le pusieron un fierro en el pecho". El árbitro Osses les había comunicado que el cotejo estaba suspendido mientras arriba se entregaban los premios y el histórico Rogerio Ceni levantaba la Copa Sudamericana.