Diego Schwartzman: "No imaginé que iba a ganar el título sin perder sets"
Campeón. Imagen:@RioOpen

Diego Schwartzman demostró mucha alegría en la rueda de prensa tras el título del Río Open 2018. A los 25 años de edad, el argentino levantó el mayor trofeo de su carrera tras derrotar a Fernando Verdasco en sets directos y lograr el mejor ranking de la carrera en la actualización de este lunes.

Por ello comenzó Diego comentando, "No imaginé que iba a ganar el título sin perder sets. Con la calidad de jugadores que se presentaron en este año en Río. Estoy muy contento. Es mi primer título de ATP 500”, luego habló del partido: “Quiero aprovechar ese momento y nada más. El primer juego no empecé muy bien, siempre prefiero empezar devolviendo. Pero por suerte recuperé rápidamente el quiebre y luego los juegos siguientes fueron duros. Sobre mi tía, ella está muy enferma, una condición muy grave y por eso dediqué este título a ella", dijo el “Peque”.

En cuanto a la opción de jugar a Acapulco en vez de Sao Paulo, donde actuó la pasada temporada, el campeón del Rio Open comentó que en México tiene más posibilidades de enfrentarse a los mejores y tratar de conseguir más puntos, Sao Paulo es un ATP 250 y Acapulco un ATP 500.

"Algo raro, jugaremos de nuevo contra Verdasco dentro de dos días en la primera ronda. Es algo raro, otra superficie, otro país. Opté por Acapulco porque me sentí bien en canchas duras, por ello decidí volver a la cancha rápida, y me pareció un buen momento para enfrentar a los mejores del mundo y llegar a Indian Wells y Miami con un torneo de preparación en la cancha dura", completó Schwartzman.

Schwartzman recibió el trofeo de campeón de manos de Guga Kuerten y comentó sobre ese momento especial. "Fue una emoción increíble. Nunca imaginé que Guga me entregaría un trofeo y fue un sueño realizado para mí. También por hablar con él en la sala de los jugadores. Guga siempre tiene esa sonrisa en el rostro, algo típico aquí de los brasileños y lo mejor de él es la humildad. Lo guardaré para siempre", finalizó.

La felicidad entre sus ojos, muy contento logró sacarse la mufa de lo que padeció en el Argentina Open donde esperaba mucho más. Por ello este título es una caricia al buen juego, a la garra y por supuesto que todavía hay mucho por venir. Ya cumplió su primer objetivo que era estar dentro de los primeros veinte del mundo ahora deberá mantenerse.

VAVEL Logo