Bertens y el premio a la constancia

La holandesa Kiki Bertens le ganó a la número uno del mundo, la rumana Simona Halep, en la final del Western & Southern Open de Cincinnati por 2-6, 7-6 y 6-2, obteniendo su primer título sobre superficie dura y el más importante de su carrera.

Bertens y el premio a la constancia
Kiki Bertens se queda con la gloria en Cincinnati. Imagen: Zimbio

No hay nada mejor que insistir, que involucrarse hasta lograr objetivos, y así es la holandesa. Este año tuvo un gran arranque en la gira australiana, para luego continuar con una temporada bastante regular que se coronó por ahora con el título de Cincinnati.

Y la regularidad se basa primero desde un buen control mental y después con un gran estado físico, ya que con una buena preparación se logran los objetivos. Y hoy no fue la excepción, ya que tuvo mucho más resto que Halep.

Por ello tras haber cedido el primer set, la holandesa sacó toda esa garra que la caracteriza y vio sangre desde el punto de vista tenístico en Halep y fue así que se quedó con los dos parciales finales. Esta es fue la tercera derrota de la rumana en Ohio, castigo que le dio la holandesa en el día para ella más importante de su carrera, con este título llegará a estar en su mejor ranking de siempre.

El primero fue todo para Halep

La número uno detuvo un dominio total en la primera manga, resolvió el set en 30 minutos, sin problemas, con contundencia, agobiando a pelotazos a su rival y poniéndola todo el tiempo contra las cuerdas. Así se mostró la pupila de Darren Cahill en un parcial en el que tan solo cometió cuatro errores no forzados por los trece que se apuntó su oponente.

Sin embargo, ni mucho menos este resultado hundió la moral de la holandesa. Bertens empezó ganando su saque y luego tuvo un 0-40 que hicieron encender las alarmas de la rumana. Pero Halep sacó su chapa de uno del mundo y gracias a ello logró salvar su servicio. Pero la holandesa siguió en 'modo presión' y fue así que logró quebrarle en el cuarto juego y adelantarse 4-1 en la segunda manga. Cuando todo hacia vislumbrar un tercer parcial, Simona apretó el acelerador, recuperó el quiebre y gracias a ello logró llegar al tiebreak y, una vez allí llegó la primera bola de partido, pero la holandesa sacó la raza, giró el marcador y se llevó el set.

Bertens aprovecha el desgaste de Halep

Precisamente en ese momento las defensas de Halep se cayeron por completo, la holandesa agarró el timón del partido, la superó en todos los sectores de la cancha y fue así que tras un vertiginoso comienzo donde ambas se quebraron mutuamente, Bertens sacó partido quebrando nuevamente en el tercero y desde ahí se hizo ampliamente dominadora para quebrar luego en el tercero y en el quinto para irse derecho al título más importante de su carrera.

Primera corona de Bertens fuera del polvo de ladrillo y sonrisa amplia en la cara para celebrar su nuevo mejor ranking.