El miércoles 4 de octubre se disputó, en el Atanasio Girardot, el partido de vuelta por los cuartos de final de Copa BetPlay entre Atlético Nacional y Águilas Doradas.

Con ese enunciado, uno imaginaría (entre otras cosas) un estadio a reventar, una fiesta dentro y fuera del estadio, un aliento sin igual de una afición que está acostumbrada a las grandes gestas, a la unión entre jugadores, junta directiva y ellos mismos. Pero, la realidad fue otra completamente distinta: tribunas vacías, una de las peores asistencias del siglo y mensajes contundentes en banderas.

En lo deportivo, el equipo dirigido por William Amaral jugó un gran compromiso. Pese al gol tempranero de Águilas tuvo una postura de buscar el partido, de ofender al rival, de aprovechar los espacios que dejaba su rival y aumentar la ventaja obtenida en la ida. Fue así como Óscar Perea consiguió  el empate después de una asistencia de Dorlan Pabón en el primer tiempo y, así mismo, como Dorlan Pabón puso cifras definitivas con un gran remate que dejó sin reacción al guardameta visitante.

Pero ni el resultado, ni el juego, ni los autores de los goles, ni el paso a semifinales son la noticia. La noticia, repito, estuvo en las tribunas. En ocasiones, se dice que no hay mejor respuesta que el silencio y la hinchada del 'Rey de Copas' lo llevó a otro nivel: no hay mejor muestra de inconformismo ante una dirigencia que no escucha, ni ve, ni entiende que un estadio vacío. 

Lea también: Un teledirigido directo al Puskás: Robert Mejía y un golazo de ¡58.5 metros!

El mensaje de un estadio sin público: 

Un estadio vacío que representa más que millones perdidos en ingresos sino más bien, un hecho que busca resignificar el valor del fanático en épocas donde -si bien es cliente- es tratado exclusivamente como caja menor. ¿Y los patrocinadores, qué van a hacer?

Alguna vez, Eduardo Galeano dijo que "no hay nada menos vacío que un estadio vacío. No hay nada menos mudo que las gradas sin nadie", una frase que, sin duda, hoy refleja lo que pasa en la relación entre Atlético Nacional y su afición. 

No sobra preguntar ¿cuál es la postura de la institución ante este divorcio con su hinchada? ¿qué piensan los patrocinadores de que su inversión no se ve sustentada en las grandes asistencias que puedan atraer nuevos clientes? ¿cuáles son las consecuencias para el o los encargados de mercadeo que, evidentemente, están teniendo los peores números en mucho tiempo? ¿hasta cuándo Nacional va a mantener su actitud dictatorial, ególatra y de poca importancia ante el descontento de su público? 

Además de no asistir, este fue el mensaje que dejaron Los Del Sur en su tribuna
Además de no asistir, este fue el mensaje que dejaron Los Del Sur en su tribuna

 

Lea también: Nacional aporta tres jugadores a la Selección Colombia sub 23

VAVEL Logo
Sobre el autor