Memphis Grizzlies 2015: de lo más alto a una ¿temporal? mediocridad
Fotografía: Marc Gasol, Mike Conley y Zach Randolph posando para las cámaras. Fuente: nba.com/grizzlies

El All-Star de Nueva York contó con un integrante de los Grizzlies en el quinteto titular de la Conferencia Oeste. Un Marc Gasol en un estado de forma impresionante le disputó el salto inicial a su hermano Pau, dejando una estampa histórica para la pluriculturalidad de la NBA y en especial para el baloncesto español. Este reconocimiento, por la motivación que supone, unido a su talento, le ayudó a mantenerse a un nivel pletórico durante el resto de la temporada.

blabla
Foto: Green machacando. Fuente: Getty Images

La plantilla de los Grizzlies contaba ya con un gran talento, curtido por la trabajadora filosfía del Grit and Grind, el cual es el lema de los de Tennessee, haciendo referencia a su gran preocupación por la defensa, gracias a jugadores como Tony Allen. Sin embargo, en Memphis se echaba de menos algo de explosividad, un anotador desde el banquillo, y a principios de enero Jeff Green llegó al equipo a cambio de Pondexter y Prince. El traspaso de Green fue un acierto por parte de la directiva de los Grizzlies, pues el versàtil alero se acopló notablemente bien al sistema establecido en Memphis.

En su segundo año al frente de Memphis Grizzlies, Dave Joerger mejoró sustancialmente una defensa ya sustentada en las bases que introdujo Lionel Hollins, además de haber conseguido un juego ofensivo que, aunque suele ser tachado de aburrido, mejora notablemente a lo habido anteriormente, tanto a nivel de espectáculo como entrando a valorar su efectividad. El tiempo le estaba dando la razón a Robert Pera, dueño de los Grizzlies, quién fue cuestionado al despedir a Hollins.

Un hueso duro de roer hasta para los campeones

Los Memphis Grizzlies terminaron la temporada regular con un récord de 55 victorias y 27 derrotas, acabando como cuartos clasificados de la Conferencia Oeste. Esto les llevó a enfrentarse a Portland en primera ronda, acabando con ellos en cinco partidos. Tras finiquitar a los Trail Blazers, el cuadro de los Playoffs les llevó a enfrentarse a Golden State Warriors, el equipo con mejor récord en esa temporada, quiénes a la postre iban a coronarse campeones.

Foto: Tony Allen y Marc Gasol defendiendo a Klay Thompson
Foto: Tony Allen y Marc Gasol defendiendo a Klay Thompson. Fuente: nba.com/grizzlies

Stephen Curry y compañía acabaron fácilmente con todos sus obstáculos hacia el anillo. Sólo dos equipos fueron capaces de llevarles a disputar seis partidos en la serie contra esta temible máquina ejecutora de baloncesto, los finalistas Cleveland Cavaliers y sus rivales en Semifinales de Conferencia, los Grizzlies de Marc Gasol. Memphis se mantuvo fiel a su juego, y en partidos concretos y sobre todo en algunos tramos de estos, la correosa defensa impartida por los de Joerger supuso una dificultad importante para Golden State, aunque no acabó siendo suficiente.

Marc Gasol no se mueve

iygb
Foto: Marc Gasol durante un partido. Fuente: nba.com

El pasado verano Marc Gasol terminaba contrato. Lejos de los shows mediáticos a los que jugadores como LeBron James o DeAndre Jordan han acostumbrado a los aficionados del baloncesto norteamericano, Big Spain pasó el verano en España, disfrutando de los suyos. Al volver a Estados Unidos tras esas merecidas vacaciones, anunció su renovación por Memphis a cambio de un montante de $110M repartidos en cinco temporadas, haciendo caso omiso a los cantos de sirena que venían de Nueva York o San Antonio, entre otros muchos equipos interesados. Ni siquiera se reunió con ninguna otra franquicia, Gasol tenía claro donde quería seguir jugando.

Por lo que respecta al resto de altas y bajas de los del FedEx Forum, los Grizzlies sufrieron bajas sensibles como la de Kosta Koufos, unida a las de Nick Calathes y Jon Leuer. Para ocupar su vacío, la front-office se hizo con Brandan Wright y Matt Barnes. No fue una agencia libre demasiado productiva para Memphis.

Frustrante inicio, reacciones necesarias.

Durante los últimos años, Memphis ha sido uno de los equipos punteros en la NBA. Con un estilo de juego y una filosofía únicos, han conseguido establecerse en la élite de la mejor liga del mundo. Sin embargo, el inicio de la actual temporada ha supuesto una dosis de dolorosa realidad para la franquicia, materializando la debilidad que les habían supuesto las últimas bajas. Además de eso, jugadores clave para los Grizzlies como Zach Randolph y Tony Allen han bajado notablemente su nivel, probablemente por su edad, y se han visto relegados al banquillo en beneficio de Matt Barnes y Jeff Green.

Foto: Mario Chalmers culmina un contraataque ante Westbrook. Fuente: nba.com/grizzlies

Rotaciones aparte, la directiva grizzly consideró que un traspaso podía ser beneficioso para el devenir del equipo. Hubo y hay rumores relacionados con Z-Bo y Green, pero el traspaso realizado fue el aterrizaje de Mario Chalmers y James Ennis a cambio de Beno Udrih y Jarnell Stokes. Ennis apenas ha contado con minutos, pero la aportación de Rio como suplente de Conley está ayudando a los Grizzlies a, poco a poco, volver a la senda de la victoria.

VAVEL Logo