Indiana Pacers denuncia a Los Ángeles Lakers por 'tampering'
Paul George es el motivo de la investigación de la NBA a los Lakers | Foto: NBA.com

Se considera como 'tampering' el que una determinada franquicia entable contacto con un jugador de otro equipo tratando de coaccionarle en una decisión sobre su futuro. Esto es algo considerado ilegal según la vigente normativa de la NBA, aunque se sabe que es algo que sucede con mayor frecuencia de la admitida. Simplemente, la NBA opta por no actuar si no es otro equipo el que denuncia estos contactos.

Después de que tras muchos rumores y su traspaso a los Thunder, el culebrón Paul George pareciese cerrado, hay nuevas noticias al respecto. El periodista Peter Vecsey, ha destapado una denuncia realizada por el propietario de Indiana Pacers, Herb Simon a Los Angeles Lakers ante la NBA. El motivo de esta es que tras afirmar George que no renovaría con Indiana Pacers al terminar su contrato y declarar que sólo tenía intención de jugar en Los Angeles Lakers, su caché quedó terriblemente reducido. Pese al posterior y sorprendente traspaso a los Oklahoma City Thunder, desde las altas esferas de la franquicia de Indiana, se sospecha que los Lakers han podido contactar directamente con el jugador mientras este tenía contrato en vigor con otra franquicia.

El tampering no suele investigarse salvo en caso de denuncia de otra franquicia.

Los Thunder, apoyan también que se lleve a cabo la investigación conscientes de que hay unas reglas que se deben seguir y que un castigo de la NBA a los Lakers aumentaría las posibilidades de que Paul George continuase en la franquicia. De sobras es conocido el interés angelino en el alero natal de California. Han sido varios los guiños hacia el jugador por parte de la directiva y también los movimientos que apuntan que los Lakers están procurando abrir espacio salarial para el verano de 2018.

La investigación

La NBA ha confirmado oficialmente que están investigando los hechos y ha agradecido por el momento la cooperación de Los Angeles Lakers, además de pedir a ambas franquicias que se abstengan de realizar declaraciones mientras la investigación está en curso.

No poder incorporar a George, perder rondas del Draft o una multa serían opciones de castigo para los Lakers

Según Vecsey, son cuatro los abogados que ahora mismo se encuentran examinando el caso y las pruebas que podrían inculpar a los Lakers. Estas, constarán de llamadas, correos electrónicos, documentos e incluso entrevistas con los altos cargos de la franquicia de Los Angeles como Jeanie Buss (propietaria), Rob Pelinka (General Mánager) y Magic Johnson (Presidente de Operaciones). 

De momento, la franquicia angelina ha emitido un pequeño comunicado a través de Alison Bogli su encarga en relaciones con los medios. En este, admiten la investigación y reiteran su cooperación con la NBA para limpiar su nombre lo antes posible, negando así las acusaciones realizadas por Indiana Pacers.

Posibles castigos

En caso de que la investigación señale que los Lakers cometieron la infracción de la que se les acusa, son varios los castigos que podría recibir la franquicia. Seguramente en caso de poder escoger uno, los angelinos escogerían una multa que podría ascender hasta los cinco millones de dólares. Son uno de los equipos con más capital de la liga por lo que una sanción económica no debería suponer un problema mayor para ellos y tampoco comprometería el futuro a corto y largo plazo del equipo, algo que sí harían las otras posibles sanciones a la franquicia.

Una de ellas sería la sanción con la pérdida de rondas del draft en el futuro. La franquicia piensa en grande y en el verano de 2018 se sueña con poder traer a una o varias superestrellas que les sitúen en la carrera por el campeonato de nuevo, pero obtener jugadores en el Draft de calidad y atados a la escala salarial rookie, ayudaría enormemente a la confección del equipo. Y en el caso de no venir ninguna superestrella, la pérdida sería aún mayor pues el desarrollo del joven proyecto angelino se vería estancado.

La última de las posibles está directamente relacionada con Paul George. Se prohibiría al jugador recalar en Los Angeles Lakers tanto en la agencia libre como mediante traspaso. Sería un varapalo enorme puesto que ambas partes han mostrado el deseo de ligarse y el hecho de tener en conversaciones en el momento incorrecto podría acabar con esta posibilidad. 

De momento son todo especulaciones a falta de que la NBA concluya la investigación y arroje los resultados de esta. 

VAVEL Logo