Histórico duelo entre Simmons y LeBron James en la NBA

'The Proccess', ese proyecto que comenzó hace años y cuyo potencial parece ilimitado, ha llegado esta campaña a unos niveles que pocos imaginaban. Sin embargo, lo de los últimos dos meses de competición ha sido espectacular; los Sixers han escalado en la clasificación hasta colocarse en el cuarto puesto del este antes del encuentro que disputaban ayer ante los Cavs. Un duelo directo entre dos equipos por el tercer puesto de la conferencia, un duelo entre una estrella emergente, Simmons y uno de los mejores jugadores de la historia, LeBron.

El partido

El encuentro no decepcionó a los aficionados que se acercaron al Wells Fargo Center. Un comienzo apabullante por parte de los Sixers les concedió una renta que parecía insalvable para unos desdibujados Cavaliers. De hecho, la ventaja llegó a ser de 30 puntos antes del descanso gracias a la aportación de los secundarios de Philly, que junto con Simmons estuvieron muy acertados durante toda la noche.

Sin embargo, la historia fue completamente diferente en la segunda mitad. LeBron James se transformó en una apisonadora, y los de Brett Brown no supieron parar la sangría del rey, que colocó a su equipo a tan sólo siete puntos con el último cuarto por jugarse. Ya en el último periodo James siguió de la misma manera y se echó a los Cavs a la espalda, que marchaban en todo momento por detrás en el marcador pero con una desventaja poco tranquilizadora para los locales. Gracias a varios triples de la mano de Jr Smith y Jeff Green, los de Ohio se colocaron a tan sólo un punto en el marcador a diez segundos del final. Redick no falló desde el tiro libre, pero con los Cavaliers tres abajo y con dos segundos por jugarse, LeBron recibió el balón en la línea de tres y Covington le hizo una falta de tiro que pudo ser fatal. Sin embargo, el rey falló el segundo tiro libre y los de Lue se quedaron sin opciones de mandar el partido a la prórroga, y con un marcador de 132 a 130 a favor de los locales.

La meritoria victoria cosechada por los Sixers les coloca en la tercera posición del este, a la que han llegado gracias a las 13 victorias consecutivas que acumulan. El récord de los de Philly es de 49 victorias y 30 derrotas, y con tres encuentros por delante parece más que probable que superen la barrera de las 50.

Ben Simmons, estelar

Los 76ers llegaban al encuentro mas importante del año con la baja de Joel Embiid, pieza angular del proyecto. Ben Simmons no sólo no se amilanó, sino que sacó a relucir todo su carácter y talento en una de sus mejores actuaciones desde que está en la liga. Finalizó el encuentro con un espectacular triple-doble, pero más allá de las estadísticas y en lo que los expertos llaman los intangibles, la aportación de Simmons fue brutal. 27 puntos, 15 rebotes y 13 asistencias, números de fantasía para Ben en uno de los partidos más espectaculares de la temporada, y que dejó jugadas como esta:

El australiano es un jugador diferente, un rookie que nunca peca de novato y un baluarte para los emergentes Sixers. Es más que el futuro rookie del año, Simmons lo tiene todo para marcar una época en la liga y su leyenda puede empezar este mismo año.

LeBron James, como siempre

La actuación de LeBron James no puede pasarse por alto, ya que a pesar de la derrota y de su tiro libre fallado, el rey se erigió por encima de todos para liderar a su equipo cuando más lo necesitaban. Una segunda mitad excepcional hizo que James terminara con un stat line de otra época; 44 puntos, once rebotes y once asistencias. No se alzó con la victoria pero dejó patente su poderío ante una de las franquicias que promete darle pelea en el este. De hecho, ante las bajas de los Celtics y las dudas que generan los Raptors en playoffs, cada día parece más probable el cruce entre Sixers y Cavs en lo que se ha convertido en una rivalidad preciosa, un duelo entre el futuro y el presente; un duelo entre Ben Simmons y LeBron James.

VAVEL Logo