Charlotte Hornets: mirando hacia el futuro
Devonte Graham se ha convertido en el gran referente del equipo / Twitter

La franquicia dirigida por Michael Jordan se encuentra estancada desde hace varios años, y sigue sin dar ese salto cualitativo que les haga pelear por cosas importantes. Antes de la suspensión de la liga, el equipo de James Borrego marchaba en décima posición de la conferencia este con un récord de 23-42, y muy lejos de la octava posición que da billete a los playoffs de la NBA.

La difícil situación de reemplazar a Kemba Walker

Este pasado verano los Charlotte Hornets perdían al mejor jugador de su corta historia, Walker ponía rumbo a los Boston Celtics tras la decisión de los propietarios de la franquicia de no ofrecerle un contrato máximo. El talentoso base estaba decidido a seguir en el equipo a pesar del poco nivel competitivo que ha mostrado el plantel en estas últimas temporadas, pero los Hornets estaban “atados” en el plano económico al tener contratos millonarios con otras piezas menos importantes y con un rendimiento pobre dentro de la plantilla.

Hombres como Nicolas Batum o Bismarck Biyombo reciben salarios poco acordes con su importancia y nivel en la actualidad, y eso hace que los movimientos de la franquicia de Charlotte estén muy limitados. Para sustituir a Kemba, se consiguió fichar a Terry Rozier procedente de los Celtics tras varios años a la sombra de Irving, y con la necesidad de coger responsabilidades para dar ese paso adelante que le sitúe como un jugador importante de la liga. El base de Ohio ha respondido con nota al aumento del volumen de tiros cada noche y promedia en lo que llevamos de campaña 18 puntos por partido y mas de 4 asistencias.

Miles Bridges: un hombre llamado a ser importante

Otro de los nombres importantes sobre el que los focos estaban puestos, era el de Miles Bridges. Tras una temporada rookie en el que firmó unos aceptables números (7.5 puntos, 4.0 rebotes y 1.2 asistencias) y en la que se le pudo observar un gran poderío físico y unas condiciones privilegiadas para dominar en la NBA en un futuro muy cercano, muchos lo situaban como el hombre sobre el que sostener el peso del equipo este año.

El ‘Sophomore’ de momento ha cumplido con las expectativas y ha mejorado notablemente sus estadísticas, llegando a los 13 puntos por partido y mas de 5 asistencias, y se ha mostrado decisivo en varios encuentros de la temporada. Además fue elegido el MVP del encuentro disputado entre el Team World y el Team USA en el All-Star de este año.

Efecto Devonte Graham

La mejor noticia de la campaña ha llegado con la explosión del base de Carolina del Norte, Devonte Graham. Tras una temporada pasada muy mediocre, alternando el primer equipo con el conjunto de desarrollo de la G-League, el joven jugador ha superado todas las expectativas, y se ha convertido en ese líder con hambre y garra que necesitan los Hornets.

Los datos no mienten, y los 4.7 puntos y las 2.6 asistencias del año pasado se han convertido en 18.2 tantos por encuentro y 7.6 asistencias. Casi nada. Por estos números, es uno de los candidatos a llevarse el premio de Jugador Mas Mejorado del año.

Jugadores jóvenes y con talento son la base para construir un proyecto sólido que de grandes alegrías a la afición del Spectrum Center tras años de mediocridad y pobres resultados. Para ello deben deshacerse de varios contratos importantes, en este verano y en los siguientes, de jugadores que no están mostrando el nivel que se esperaba de ellos.

VAVEL Logo