La plantilla del Divina Seguros Joventut ya entrena al completo

El conjunto verdinegro ya cuenta en sus filas con todos los jugadores para esta temporada. La incorporación del polaco Gielo tras el preeuropeo cierra la plantilla dirigida por Diego Ocampo.

La plantilla del Divina Seguros Joventut ya entrena al completo
Fotografía: Jordi Valle - VAVEL

A 20 de septiembre de 2016 el Divina Seguros Joventut de Badalona pudo contar con todos sus jugadores para la siguiente temporada en un entrenamiento. Tras las incorporaciones de Lapornik, Vasiliauskas, Bogdanovic y Stutz, se sumó en el día de ayer la del polaco Tomasz Gielo. El ala-pívot procedente de su selección tras disputar el preeuropeo pudo conocer a sus compañeros y tomar sensaciones en la pista. 

Diego Ocampo tiene a todos sus jugadores disponibles

Con esta llegada, el técnico gallego Diego Ocampo, tiene a su disponibilidad todo el roster que formará parte de la primera plantilla la temporada que está a punto de iniciar. Por delante tiene diez días para una puesta a punto y dar conocimiento técnicos, así como dos partidos previos al inicio liguero frente a MoraBanc Andorra y F.C. Barcelona Lassa.

La Penya inició esta semana de trabajo con una motivación extra y buen ambiente en el vestuario tras el resultado obtenido el pasado domingo ante los pupilos de Zeljko Obradovic, el Fenerbahçe Ülker. Resultado positivo el obtenido que da un plus de energía para seguir trabajando, creer en el equipo y poder sacar los resultados. El objetivo no es otro que el de no descender, pero el listón lo marcará el equipo con sus resultados y hambre de victorias.

La Penya disputará, como mínimo, dos partidos amistosos más antes de iniciar la Liga Endesa

Tras unas primeras semanas de trabajo donde Ocampo debía reforzarse con jóvenes de equipos vinculados, partidos sin juego interior de primer nivel y la lesión de Miralles, por fin todos están a su disponibilidad. Gielo aunque ha llegado el último, llega en forma, así que solo debe adaptarse y aprender métodos y sistemas de juego para ayudar a sus compañeros en el próximo amistoso.

Por delante quedan días de trabajo, duros amistosos donde se puede medir, a priori, en qué estado está el equipo. Lo importante es competir, no bajar los brazos, y creer siempre en el partido indiferentemente del resultado. Ocampo tiene el reto de llevar a este equipo a lo más alto posible, con la presión que ello conlleva, pero con la ilusión de hacerlo lo mejor que pueda. Un buen inicio de temporada daría aire puro para trabajar con una presión baja.