Van Avermaet no tiene freno
Van Avermaet se abona a las clásicas en 2017 | Fotografía: BMC Racing Team

Greg Van Avermaet (BMC Racing Team) sigue mandando avisos a sus principales rivales de cara al Tour de Flandes. Hace dos días consiguió la victoria en la E3 Harelbeke y en el día de hoy se ha impuesto con solvencia en la Gante-Wevelgem. El ciclista belga se ha erguido como el gran dominador de las clásicas del 2017. Con el triunfo de hoy ha igualado una registro de Jan Raas, pues en el mismo año ha conseguido la victoria en Omloop Het Nieuwsblad, E3 Harelbeke y Gante-Wevelgem.

Van Avermaet logró el triunfo por delante de un fuerte Jens Keukeleire (Orica-Scott) que estuvo cerca de arrebatarle la victoria, pero la mayor punta de velocidad de Van Avermaet se lo impidió. Peter Sagan (Bora-Hansgrohe) no estuvo atento para entrar en el movimiento final de los ciclistas belgas, por lo que tuvo que conformarse con la tercera plaza. A pesar de ello, transmite buenas sensaciones de cara a su gran objetivo, el Tour de Flandes. La estrategia de Quick-Step Floors no fue la adecuada y sus caballos ganadores, especialmente Tom Bonnen y Niki Terpstra, no fueron capaces de luchar por la victoria.

Inicio tranquilo y fuga numerosa

Los 249 kilómetros de la prueba produjeron que el inicio tuviera un ritmo suave y una invitación a que se hiciera una fuga. Esta situación no se hizo de rogar, pues a las primeras de cambio nueve hombres saltaron a la aventura. Preben Van Hecke (Sport Vlaanderen - Baloise), Hugo Houle (AG2R La Mondiale), Ryan Mullen (Cannondale-Drapac), Mark McNally (Wanty Groupe - Gobert), Dennis Van Winden (Israel Cycling Academy), Loïc Chetout (Cofidis, Crédits Solutions), Elmar Reinders (Roompot Nederlanse - Loterij), Christophe Masson (WB Veranclassic Aqua Protect), Jay Thompson (Dimension Data) eran los integrantes de una escapada que llegó a alcanzar los ocho minutos de renta.

Aumentó el ritmo con las primeras cotas

Después de kilómetros de tranquilidad, aunque manteniendo el control de la fuga, el pelotón decidió aumentar el ritmo. La llegada de las cotas y el viento existente produjo cierto nerviosismo entre los ciclistas y la búsqueda de los primeros puestos avivó aún más el ritmo. Este hecho produjo que se redujera considerablemente la diferencia de una escapada en la que, tras el tramo más largo de sterrato, solo resistiera en cabeza de carrera Preben Van Hecke.

El Kemmelberg rompió la carrera

Fue en el Banenberg cuando apareció la figura de Van Avermaet por primera vez en carrera. El ciclista belga realizó un acelerón que dividió el pelotón en dos. A este primer cambio de ritmo le siguió uno más adelante, en el Kemmelberg, que sí tuvo el efecto esperado por el corredor belga. Tan solo Peter Sagan, en un primer momento, fue capaz de reaccionar.

Van Avermaet lo prueba en el Kemmelberg | Fotografía: Cyclintips
Van Avermaet lo prueba en el Kemmelberg | Fotografía: Cyclintips

John Degenkolg (Trek-Segafredo) quedó algo atrasado pero consiguió llegar a la rueda de ambos ciclistas. Este movimiento sirvió pare cortar el pelotón en mil pedazos y realizar una primera selección. Más tarde, Mateo Trentin, Zdenek Stybar y Niki Terpstra (Quick-Step Floors), entre otros, fueron capaces de contactar, pero no supieron utilizar su superioridad.

Keukeleire, incansable

En esta situación de carrera fue Jens Keukeleire, que no tenía compañeros, el que más empeño le puso para que el movimiento llegara a buen puerto. No paró de atacar y de aumentar el ritmo hasta que en una zona muy llana consiguió abrir el hueco suficiente y reducir el número de ciclistas de cabeza de carrera. Sagan, Van Avermaet, Terpstra y Soren Kragh Andersen (Team Sunweb) se fueron tras él.

Van Avermaet fue más rápido en el sprint | Fotografía: Cyclingtips
Van Avermaet fue más rápido en el sprint | Fotografía: Cyclingtips

Lejos de conformarse, Keukeleire volvió a mover la carrera y solo Van Avermaet fue capaz de seguirle. Ambos cogieron los metros suficientes para hacer dudar a sus rivales y comenzaron a abrir una diferencia que les llevaría hasta la línea de meta. Por detrás, Peter Sagan no se mostró nada conforme con el trabajo de Niki Terpstra y bajó los brazos. Con el tiempo suficiente para prepararse el sprint, ambos ciclistas se lo tomaron con calma. Fue Greg Van Avermaet quién decidió lanzarlo y, aunque le faltó poco, Keukeleire no pudo hacer nada por evitar un nuevo triunfo del ciclista del BMC.

Vídeo de los kilómetros finales

Clasificación Gante-Wevelgem 2017

VAVEL Logo