López se consagra en el Observatorio de Calar Alto
M.Á. López se consagra en el Observatorio de Calar Alto

Parecía escondido, no se habla mucho de él, sin embargo demostró que es un corredor que está hecho para grandes cosas. Con tan solo 23 años, Miguel Ángel López dejó sembrados a Christopher Froome (Team Sky), Vincenzo Nibali (Bahrain-Merida) y Alberto Contador (Trek-Segafredo). El oriundo de Pesca, Cundinamarca (Colombia) esperó hasta los últimos 1600 metros para dar su “latigazo” tan contundente que el mismo líder de la carrera no pudo darle caza y prefirió repartir gratitudes con Vincenzo Nibali. El colombiano ha sabido reponerse de las pruebas de la vida, tras varias caídas que ha sufrido, el año pasado se retiró de esta misma carrera por dicha razón. El podio de la etapa lo completó Chris Froome y el italiano Nibali, quienes llegaron a 14 segundos del ganador.

El espectáculo no se hizo esperar

Quizás muchos pensaban que hoy la clasificación general iba a dar un “revolcón”. Pues no se equivocaron. A pesar de que todos esperaron hasta el último puerto del día.

La jornada del día, extrañamente lluviosa y fría, estaba marcada por los dos puertos finales, Velefique y Calar Alto. Con comienzo en Lorca y final en el Observatorio Astronómico de Calar Alto (187,5 km), la etapa empezó con una escapada conformada por nombres importantes como Romain Bardet (Ag2r-La Mondiale), Bob Jungels (Quick-Step Floors), Antonio Pedrero (Movistar Team), entre otros. Un día en el cual la lluvia fue protagonista desde el comienzo hasta la mitad del primer puerto del día.

La escapada del día|Fuente: Unipublic

Empezando el Alto de Velefique, la escapada se fue desgranando hasta tal punto que solo quedaron tres corredores en punta: Romain Bardet, Sander Armeé (Lotto-Soudal) y Giovanni Visconti (Bahrain-Merida); pero el show empezó con los ataques de Simon Yates (Orica-Scott) y Darwin Atapuma (UAE Emirates) desde el grupo de favoritos, dándole caza al grupo de cabeza. Así finalizó el primer puerto con el grupo de escapados pasando dos minutos antes que el grupo de favoritos, todavía muy nutrido.

En la base de Calar Alto solo quedaron tres en cabeza, el francés Bardet, Simon Yates y el colombiano Darwin Atapuma. Finalmente, en los tres primeros kilómetros el británico no pudo aguantar el ritmo y solo quedaron dos. Atrás, el Bahrain-Merida se ponía en cabeza e impuso un ritmo fortísimo. Solo faltaba el ataque y llegó, el tiburón de Mesina, junto con Alberto Contador, leyeron la pájara del colombiano Esteban Chaves (Orica-Scott) y soltaron el primer disparo. El colombiano no lo pudo aguantar y empezó a perder terreno faltando 10 kilómetros para línea de meta.

De ahí en adelante todo iba a ser cuestión de no perder o, por el contrario, sacar más tiempo. El grupo de favoritos se partió en tres partes: la primera con el líder de la carrera, Vincenzo Nibali y el pinteño, con la presencia también de Miguel Ángel López. El segundo con David de la Cruz y Fabio Aru; el tercero con Esteban Chaves. El gregario de lujo del Bahrain-Merida, Franco Pellizotti, se puso al frente y empezó a aumentar las diferencias.

Entró a 1:50 de Froome |Fuente: Orica-Scott

Las diferencias se mantenían cerca de los 45 segundos y el minuto con respecto a Esteban Chaves. Romain Bardet y Darwin Atapuma se sumaban a la grupeta de cabeza. ¡Giro a la derecha y empieza el espectáculo! Los últimos dos kilómetros fueron una batalla impresionante. El primer ataque de Vincenzo Nibali no sacó de rueda a muchos, Chris Froome parecía tener una crisis. Sin embargo, el británico empezó a remontar posiciones y llegó a cazar al italiano. No obstante, “Superman” López, a falta de 1600 metros apretó el ritmo e empezó a irse; Chris Froome y Vincenzo Nibali intentaban llegarle, pero al fin no resistieron y bajaron la guardia. Colombia, con un sabor agridulce, enviaba fuerza desde Sudamérica. Así, el colombiano llegó primero a línea de meta. Después, llegaron Froome, Nibali y la gran sorpresa, Wilco Kelderman (Team Sunweb).

¿Está viva La Vuelta?

Es el interrogante que queda en el ambiente, tras la caída de tiempo de Esteban Chaves, quien quedó a 2:33, de Nicolas Roche y Tejay Van Graderen (BMC) quienes perdieron cerca de cuatro minutos. El segundo lugar lo asaltó Vincenzo Nibali (1:19) quien se metió en la lucha por la general. Christopher Froome, a pesar de que no fue su mejor día, no perdió tiempo con los favoritos, incluso volvió a aumentar su diferencia con todos menos con el italiano de Mesina.

Si bien es cierto que todavía queda mucha montaña, la contrarreloj en Logroño (40km) puede ser definitiva para las aspiraciones de muchos: Christopher Froome aguarda el día. Hay que esperar si Alberto Contador hace uno de sus ataques sorpresa y a este se suman corredores importantes, o un día muy malo del nacido en Nairobi (Chris Froome) y que Vincenzo Nibali se muestre fuerte.

Las carreras no se acaban hasta que se terminan; suena redundante y poco construido, pero es la verdad. Sin embargo, en condiciones normales, solo queda disputar el podio de la Vuelta a España 2017.

Clasificaciones tras la etapa 11

VAVEL Logo