Daniel Carvajal Ramos
Daniel Carvajal Ramos
Football Player
Soccer

Daniel Carvajal Ramos

1992 Leganés, Madrid


Daniel Carvajal Ramos nació el 11 de enero de 1992 en Leganés, una localidad cercana a la capital madrileña y es jugador del Real Madrid y de la selección española. 

Ha sido pilar fundamental en los éxitos recientes de ambos equipos aportando garra y calidad desde el lateral derecho, una posición en la que se sitúa como indiscutible desde años.

La piedra angular de la cantera

Dani Carvajal es la perfecta representación del madridismo. En una plantilla llena de estrellas internacionales venidas desde todos los lugares del mundo, Carvajal aporta el sentimiento madridista más puro del primer equipo gracias a que entró a formar parte de las categorías inferiores del club blanco cuando tan solo tenía 10 años. Sin embargo, antes de pisar el cuidado césped de la Fábrica, una de las mejores canteras del mundo, tuvo que pasar por los campos de tierra de un pequeño club de Leganés, el Leman's.

Su coraje, su afán competitivo y la calidad de este niño hicieron que las miradas de los ojeadores blancos se centraran en él. Fue el momento en el que ingresó en la cantera madridista. Tan solo dos años después, ocurrió el gran momento simbólico que siempre perdurará en la memoria de Carvajal. Fue el canterano encargado de colocar la primera piedra de la futura Valdebebas, un gesto que hizo acompañado nada menos que del mito madridista Alfredo di Stéfano. En ese mismo instante esa imagen se convertiría en un símbolo que acompañaría al lateral toda su vida. Ese joven de la cantera parecía destinado a hacer carrera en el primer equipo del equipo de sus sueños.

Su 'Erasmus' en Alemania

Desde que entrara siendo alevín, el madrileño fue subiendo categoría a categoría, siempre destacando sobre sus compañeros que ya veían que tenía algo especial. Así fue hasta que en la temporada 2010/2011 entró en el filial blanco. Siendo rápidamente un fijo en el equipo titular, Carvajal y sus compañeros llevan al Castilla a clasificarse a la fase de promoción de ascenso a Segunda División, aunque serían eliminados por el Alcoyano después de perder en el Santiago Bernabéu y empatar en Alcoy.

No tardarían mucho en recuperarse del golpe, pues al año siguiente tendrían otra oportunidad que esta vez si aprovecharon. Terminaron la temporada siendo campeones de su grupo, por lo que tan solo tuvieron que ganar una eliminatoria para lograr el tan ansiado ascenso. Lo hicieron por todo lo alto con un resultado escandaloso ante un rival de la entidad del Cádiz, al que le endosaron un global de 8-1. El 0-3 de Carranza lo completaron con un 5-1 en el estadio Alfredo di Stéfano. Más tarde lograrían hacerse con el título de campeones de Segunda B al ganar al Mirándes en otra eliminatoria para dilucidar al mejor equipo de la categoría. Carvajal fue parte, de esta manera, de una generación de canteranos que recordó a las mejores épocas de la Fábrica. Morata, Jesé, Lucas Vázquez, Nacho, Álex Fernández o Cherysev fueron algunos de los jugadores con los que compartió vestuario Dani en el filial durante esas dos temporadas. 

Justo al finalizar esa temporada, llegó el momento más difícil para Carvajal de su trayectoria. Con José Mourinho de entrenador, le tocaba dar el salto al primer equipo, pero el portugués no quería tener al madrileño bajo sus órdenes, por lo que tuvo que buscarse una salida. El lateral puso rumbo a Alemania, al Bayer Leverkusen que se hizo con sus servicios por 5 millones de euros. Carvajal firmaba cinco años con el club germano, pero un Real Madrid que conocía sus posibilidades cuando Mourinho abandonara la entidad, se guardaba una opción de recompra. Su temporada en Alemania fue inmejorable. Tanto fue así que fue elegido por el periódico Bild en el once titular de la temporada tras haber conseguido un gol y ocho asistencias. Así, en junio de 2013, el Real Madrid decidía ejercer su opción de recompra por 6,5 millones de euros. Tan solo un año después, Carvajal ya estaba de vuelta listo para cumplir su sueño.

Dueño de la banda derecha

El 18 de agosto de 2013, Carvajal debutó con el primer equipo del Real Madrid en un partido ante el Betis. Desde la primera temporada ya logró disputarle el puesto a un lateral tan consolidado como Arbeloa. Incluso llegó a ganarle la partido y acabó siendo el lateral derecho titular en la final de la Champions y la Copa, los dos primeros títulos del de Leganés con su club. Ganar la Décima en el primer año como miembro del primer equipo fue tan solo el preludio de lo que sería la carrera de Carvajal en el Real Madrid. 

Al inicio de la siguiente temporada llegaría su debut con la selección nacional. Después de haberse quedado del Mundial de 2014 a pesar de haber entrado en la preselección, Carvajal acabaría debutando el 4 de septiembre de 2014 en un amistoso contra Francia. Antes ya había pasado por la selección en las categorías sub 19, cuando se proclamó campeón de Europa, y en la sub 21.

En el Real Madrid desde que llegara nadie ha sido capaz de ni siquiera discutirle la titularidad. Carvajal ha dominado la banda derecha con puño de hierro desde su vuelta de Alemania y ya se sitúa en la historia del club madridista a la altura de otros laterales como Salgado o Chendo. Ya son 14 los títulos conquistados y más de 250 los partidos disputados con la camiseta blanca. No se le resistirán por mucho tiempo los 300, pues su enorme capacidad física le hace poder jugar una cantidad de partidos superior a lo habitual. Esta ya es la séptima temporada del lateral en el primer equipo y parece que queda Carvajal para rato. 

Aquel niño que llegó con 10 años a la cantera se ha convertido en un historia viva del Real Madrid. La garra, el tesón, el coraje y la calidad le han servido para ser el año y señor de la banda derecha del Santiago Bernabéu.

//