Iñigo Martínez Berridi
Iñigo Martínez Berridi
Football Player
Soccer

Iñigo Martínez Berridi

1991 Ondárroa, Vizcaya


El actual central del Athletic Club, Iñigo Martínez, es clave en su equipo. Es una pieza fundamental en la pizarra de Gaizka Garitano. Desde que marchó del equipo el francés Aymeric Laporte, ha cubierto su puesto de una manera brillante. Ese despliegue de facultades en el verde le ha llevado hasta la Selección Española de Fútbol, donde fue convocado por primera vez con la absoluta en agosto de 2013, debutando el 14 de agosto en un amistoso frente a Ecuador.

El comienzo

Iñigo Martínez Berridi nació en Ondarroa, Vizcaya. Ahí mismo dio los primeros toques al balón, desde pequeñito. El primer club donde jugó fue el CD Aurrera de Ondarroa, un club modesto, un club donde comenzaría a formarse un gran defensa. Más adelante, ese mismo club, recibió una cantitad importante de dinero por el traspaso de Iñigo Martínez al Athletic; de los 32 millones que pagó el Athletic por él, el 10% pertenecía a su club de formación. Aunque deberían haber ingresado 3,2 millones de euros, el contrato exigía un máximo de 600.000 euros. Ese dinero le vino muy bien al club, como si hubieran ganado la lotería. El jugador fue nombrado socio de honor por el club.

Siendo todavía un chiquillo, con 15 años, llegó a las instalaciones de Lezama. Su fichaje fue recomendado por un ojeador, pero finalmente descartaron por completo que recalara en las filas rojiblancas. En ese momento apareció la Real Sociedad, dispuesta a llevarse al joven. Lo hizo, ingresó en la cantera realista en 2006, como cadete. A él personalmente le costó tomar esa decisión, toda su vida estaba concentrada en Ondárroa, todos sus amigos y familiares estaban ahí. 

Ya en la Real, los principios del vizcaíno fueron tanto como centrocampista como defensa central. En 2009 tuvo que dar otro paso más hacia su sueño, el de ser jugador profesional. Fue ascendido al equipo filial, la Real Sociedad 'B', en Tercera División. En esa misma temporada logró el ascenso, ya como central. Llegó la temporada 2010-11 y el vasco seguía creciendo a pasos agigantados. Debutó en Segunda División B, y demostró, a base de grandes actuaciones, que estaba preparado para ser uno de los centrales titulares en la Real Sociedad. Esas ganas por crecer le llevaron a debutar con la Selección Española Sub-20.

El salto a Primera División

Junio de 2011 fue un mes muy especial para Iñigo Martínez, que veía que su sueño de jugar en primera se iba cumpliendo poco a poco. Ese mes renovó con el equipo guipuzcoano hasta el 30 de junio de 2015, una renovación que hacía ver que el central tenía futuro en primera. Así fue, completó la pretemporada 2011-12 con el primer equipo de la Real, y en aquel momento el técnico txuri-urdin, Philippe Montanier, decidió incorporarle al primer equipo donostiarra.

La carrera del defensa en el primer equipo de la Real duraría siete años, plagados de grandes momentos y grandes partidos a recordar. El primero de ellos, fue su debut. El 27 de agosto de ese año se estrenó en el Estadio de El Molinón, con victoria por uno a dos. El primer gol tardó casi dos meses en llegar. Fue el 2 de octubre en Anoeta, nada más ni nada menos que contra el Athletic Club; un golazo con la zurda desde su propio campo.

La lesión

No todo fueron rosas en la etapa de Iñigo Martínez en la Real. El 1 de abril de 2012 sufrió una grave lesión: un esguince de rodilla y la rotura del menisco, en un choque con Diego Costa, en ese tiempo jugador del Rayo Vallecano.

El 3 de abril fue intervenido satisfactoriamente mediante cirugía artroscópica, sometido a una resección de la parte del meñisco interno dañada, como informó el club realista en su momento. 

Tardó más de un mes en volver a entrenar con sus compañeros, lo hizo el 15 de mayo. Antes de lo esperado.

Líder de la defensa

En la temporada 2013-14, con Jagoba Arrasate en frente, Iñigo fue proclamado líder de la defensa, gracias a la confianza de su técnico. Esa campaña está grabada en la mente del vasco. Debutó oficialmente en Liga de Campeones, el 20 de agosto de 2013. Fue en el encuentro de la Fase Previa ante el Olympique de Lyon, con victoria txuri-urdin. Ya en la fase de grupos, la Real pecó de falta de experiencia y cayó tras perder cinco partidos y empatar uno. 

Dos años después, en la temporada 2016-17, gracias a su buen inicio de temporada, hizo que Julen Lopetegui se fijara en él y le llevara tres años después a la selección española. En esa misma temporada, llevó al equipo en volandas a lograr el acceso a la Liga Europa de la UEFA al finalizar en sexta posición.

La última temporada 

La temporada 2017-18 estuvo marcada por su vinculación, durante todo el verano, con el FC Barcelona de Ernesto Valverde. Pero en agosto sufrió una lesión muscular en su glúteo izquierdo, lo que le hizo quedarse en la Real por un tiempo. 

Desde ese momento hasta enero, sufrió otras dos lesiones: El 10 de septiembre fue lesionado en su rodilla izquierda, y en enero otra lesión muscular en el sóleo de su pierna izquierda le tuvo de baja dos jornadas. Finalmente, el 27 de enero de 2018 jugó su último partido en el club. En total, registró 238 partidos, todos de titular, 18 goles y cuatro expulsiones. 

Nueva etapa

El 30 de enero de 2018 el Athletic se decidió por él y abono la cláusula de rescisión de 32 millones de euros para su traspaso. Esa decisión fue fruto de la marcha de Aymeric Laporte un día antes. 

Ese fichaje fue el más caro de la historia del club bilbaíno. El debut de Iñigo no tardó en llegar. Fue el 4 de febrero, aunque con derrota por dos a cero frente al Girona, con un larguero por parte del nuevo fichaje estrella.

Al igual que el debut en Girona, la vuelta a Anoeta fue especial para el de Ondárroa. El 28 de abril volvió a donde fue su casa durante mucho tiempo. Su regreso no fue bienvenido, como él ya esperaba. Fue abucheado por gran parte de la afición local.

En la temporada 2018-19 el club tuvo como objetivo llegar a puestos europeos. Con la llegada de Gaizka Garitano, se convirtió en jugador franquicia. Su temporada fue muy positiva, y el equipo estuvo a punto de lograr su objetivo de llegar a UEFA, pero él mismo estrelló un balón en el larguero en la última jornada de liga, dejando con la miel en los labios a los de Garitano

Titular en el club rojiblanco

Tal y como lo hizo en la Real, ha conseguido ser titular indiscutible en el Athletic. Junto a su fiel compañero Yeray, o a veces Núñez, ha conseguido ser uno de los mejores centrales a nivel europeo. 

A nivel de Selección Española, Iñigo Martínez ha disputado en total 11 partidos. Con la Euskal Selekzioa, ha sido internacional en ocho ocasiones, todos de carácter amistoso.

//