San Antonio Spurs
San Antonio Spurs
Basketball Team
Basketball

San Antonio Spurs

1967 San Antonio


San Antonio Spurs es un equipo de baloncesto que pertenece a la conferencia oeste de la NBA. Posee cinco campeonatos de la liga en su palmarés, y nombres como David Robinson, Tim Duncan o Manu Ginobili son algunos de los grandes jugadores que han militado en sus filas.

Inicios en la ciudad de Dallas

En sus comienzos, los actuales Spurs, se denominaban Dallas Chaparrals y jugaban en la ABA. En 1967, los Chaparrals fueron uno de los 11 equipos que formaban la competición en la temporada de la ABA. Tras las primeras temporadas, el público de la ciudad de Dallas fue perdiendo el interés por el baloncesto y la afluencia al pabellón bajaba campaña tras campaña. Por esto, los dueños cambiaron el nombre de Dallas por el de Texas con el objetivo de atraer a un público mas regional, pero no se obtuvo ningún resultado positivo.

Esto y el haber quedado fuera de playoffs en 1972, hizo que el club se pusiera a la venta. Un grupo de empresarios de la ciudad de San Antonio dieron el paso y se convirtieron en los nuevos propietarios de la franquicia. Renombraron al equipo como ‘Spurs’ y convirtieron el azul, rojo y blanco de los Chaparrals en el tradicional plata y negro que todos relacionamos con el conjunto de San Antonio.

Ese equipo estaba liderado por James Silas y Swen Nater, y con la temporada a mitad llega George Gervin, futuro miembro Hall of Fame, para reforzar a la franquicia. Tras una buena temporada regular, caen en playoffs ante Indiana Pacers. El siguiente año se repetiría la misma historia, los Pacers se convertían en “la bestia negra” de los Spurs. En la campaña 1975-1976, última de la ABA, los Spurs quedaron eliminados en la postemporada por tercer año consecutivo frente a los New York Nets en esta ocasión. En 1976, la liga se disolvió y dejo a la franquicia de San Antonio sin alguna competición donde jugar, pero la NBA decidió admitir en ese mismo año a los Spurs, junto a los Pacers, Nuggets y Nets.

George Gervin en un partido con los Spurs / Getty Images
George Gervin en un partido con los Spurs / Getty Images

Comienza la era en la NBA

En aquellos años, dentro de la NBA había varias voces que dudaban del nivel que podían mostrar los equipos procedentes de la ABA. Los Spurs decidieron acallar esas voces desde el primer momento, y finalizaron la primera temporada en la liga con un sorprendente récord de 44-38, pero cayeron eliminados frente a los Celtics. Los dos años siguientes, la franquicia de San Antonio hizo buenas temporadas regulares, pero los Bullets les privaron dos veces seguidas de luchar por el anillo de la NBA. Aun así, los Spurs ganaron cinco títulos de división en sus primeros siete años en la liga y temporada tras temporada eran equipo de playoffs.

La década de los 80, estuvo marcada por momentos de brillo y de oscuridad dentro de la franquicia de San Antonio. En los primeros años, los Spurs consiguieron mantener esa competitividad de años atrás y encadenaron varias temporadas con récord positivo, pero sin conseguir ningun anillo de la NBA. En la campaña 1984-1985 se produce un vuelco dentro del equipo. George Gervin era traspasado a los Houston Rockets, y con el se acababa una gran primera etapa de los Spurs dentro de la liga.

Años de transición en San Antonio

Después de la marcha de su jugador franquicia, el equipo se resintió en los años siguientes. El perder tantos partidos y la pérdida de interés por parte de la afición, hizo que se plantease seriamente la mudanza de la franquicia a otra ciudad del país. Pero cuando mas lo necesitaban los Spurs, llegó un “chute” de energía para subir la moral de propietarios y afición. El número uno del draft de 1987 caía en las manos del equipo de Texas, seleccionando a David Robinson. Como el pívot servía en la marina de los Estados Unidos, no pudo ser utilizado por los San Antonio Spurs hasta 1989.

Hasta ese momento, el mayor aliciente para la afición que acudía al Hemisfair Arena fue Alvin Robertson. Un base de 1,93 que consiguió liderar la liga en robos durante tres temporadas, y fue elegido mejor defensor de la NBA en la temporada 1985-1986.

David Robinson: Factor X

Liderados por el jugador de Florida y por un joven Sean Elliot, los Spurs encaraban la nueva década con un gran optimismo. Temporada tras temporada eran fijos en playoffs, pero no llegaban a dar ese paso adelante que les colocara con los mejores. Por esto, McCombs, dueño de la franquicia, despidió a Brown como entrenador de los Spurs, pasando por el banquillo del equipo hombres como Bob Bass, Jerry Tarkanian o John Lucas.

Tras varios años cayendo en las primeras rondas de playoffs, Lucas fue despedido inmediatamente en la temporada 1993-1994 y sustituido para la campaña siguiente por Bob Hill. Sean Elliot fue traspasado a los Pistons por un joven reboteador llamado Dennis Rodman. Un año mas tarde, Elliot volvería al equipo de negro y plata tras una irregular temporada en Detroit, y el equipo finalizó con un récord de 62-20. David Robinson se convirtió en MVP tras una temporada brillante.

Los Spurs llegaron a finales de conferencia, pero los Rockets les apearon de la que habría sido la primera final para la franquicia texana. Rodman abandonaría la disciplina del equipo ese mismo verano, tras una temporada con constantes roces con todos sus compañeros. La 1995-1996 fue otra buena campaña para los Spurs, pero volvieron a fallar en postemporada ante los Jazz, aunque nadie esperaba que la siguiente temporada fuera a ser la peor de la historia hasta ese momento. Una grave lesión mantuvo todo el año fuera de las pistas a Robinson, y eso lo acusó gravemente el equipo entrenado por Hill. Un récord de 20-62 hizo que Gregg Popovich llegara al banquillo de San Antonio.

Duncan y Robinson: Una pareja de altura

Haber sido uno de los peores equipos de toda la competición, dio a los Spurs la ventaja de hacerse con el número uno del draft de 1997. Tim Duncan era seleccionado por la franquicia procedente de Wake Forest y pronto se convertiría en una gran estrella de la NBA. Fue elegido como Rookie del año, pero San Antonio se volvió a topar contra los Jazz de Malone y Stockton en playoffs.

Duncan y Robinson en la celebración del anillo de la NBA / Getty Images
Duncan y Robinson en la celebración del anillo de la NBA / Getty Images

En la 1998-1999 los Spurs tenían muy altas las expectativas de cara a llegar lejos en la lucha por el anillo, pero la liga se retrasó unos meses por un cierre patronal y se tuvo que reducir la cantidad de partidos hasta 50. Aun así, el equipo acabó con un récord de 37-13 y apabulló en playoffs para llegar a las finales con un parcial de 11-1. Alli se encontrarían con los New York Knicks, ganándoles en cinco partidos y consiguiendo el primer anillo de la NBA de su historia.

En los tres años siguientes, los Spurs siguieron con prácticamente el mismo bloque de jugadores que ganaron el título, pero serian apeados por Suns y Lakers, estos últimos en dos temporadas consecutivas.

El famoso Big Three

La campaña 2002-2003 fue una muy emocionante para la franquicia por dos motivos. Sería la última temporada de David Robinson como profesional, y por otra parte estrenaban nuevo pabellón, el SBC Center. Este si que era un equipo bastante diferente a los de años anteriores, con caras nuevas como el francés Tony Parker, Manu Ginobili o Steve Kerr. Acabaron ganando 60 partidos en temporada regular y llegaron a las finales de la NBA frente a los New Jersey Nets. San Antonio Spurs ganó la serie por 4-2 y se alzó con el segundo anillo desde su fundación. Un excelso Tim Duncan fue nombrado MVP de la temporada y también de las finales.

Parker, Ginobili y Duncan formaron un trio letal en la NBA / Getty Images
Parker, Ginobili y Duncan formaron un trio letal en la NBA / Getty Images

Al año siguiente, y ya sin David Robinson en el equipo, los Spurs cosecharon otra gran temporada pero fueron apeados por Los Ángeles Lakers en semifinales de conferencia. Esto no mermó la moral del conjunto de San Antonio, y solo un año después volverían a hacer historia. Tras eliminar en postemporada a Nuggets, Supersonics y Suns, les esperaban los Detroit Pistons en la lucha por su tercer anillo NBA. Los Spurs se llevaron la serie por un apretado 4-3 con una gran actuación de Tim Duncan y Manu Ginobili.

La franquicia de la ciudad de San Antonio parecía imparable año tras año, pero en la 2005-2006 los Dallas Mavericks devolvieron a la realidad a los hombres de Popovich, eliminándolos en semifinales de la conferencia oeste. Por suerte, la franquicia se recuperó rápido del duro golpe, y en la temporada siguiente se quitarían esa espina con un nuevo anillo, el cuarto. Tras terminar con un balance de 58-24, los Spurs barrieron a Nuggets, Suns y Jazz para verse las caras contra los Cleveland Cavaliers en el último escalón por el título. La serie acabó 4-0 pero Cleveland puso las cosas difíciles en todos los partidos, aunque el resultado no lo reflejara.

Después de estos años de éxito, la franquicia siguió clasificándose para playoffs pero las lesiones fueron haciendo mellas en las filas de San Antonio. En la temporada 2012-2013 consiguieron llegar de nuevo a las finales de la NBA, pero se encontraron con los Miami Heat de LeBron, Wade y Bosh y cayeron por 4-3.

Nuevo título y reconstrucción

En 2013-2014 los Spurs mantenían la base del conjunto que tantos éxitos había dado a la franquicia recientemente, pero con el plus de un tirador excelente como Marco Bellinelli y un joven que ya destacaba como Kawhi Leonard. Tras hacer otra gran temporada regular, en la postemporada se deshacen de grandes equipos como los Thunder de Durant y Westbrook, entre otros. La vida siempre da segundas oportunidades, y para los Spurs no iba a ser menos, Miami Heat esperaba otra vez en las finales de la NBA.

Esta vez LeBron James y compañía no pudieron hacer nada. La defensa y el pase de los chicos de Gregg Popovich destrozó a los Heat, que solo pudieron ganar un partido en la serie. Kawhi Leonard fue nombrado MVP de las finales y se reafirmo como una gran estrella de la liga.

En las siguientes cinco temporadas, con la retirada de Duncan y con Parker y Ginobili en la parte final de sus carreras, el equipo va sufriendo una reconstrucción año tras año. Esto no hace que los Spurs dejen de acudir a las eliminatorias por el título con Leonard como máximo estilete.

En el verano de 2018, la franquicia se ve obligada a realizar uno de los movimientos mas importantes de la liga en los últimos años. Leonard era traspasado a los Raptors a cambio de DeMar DeRozan. A la postre, Kawhi lideraba a unos Toronto Raptors que se proclamaban campeones de la NBA.

//