Sergi Roberto
Sergi Roberto

Football Player

Soccer

Sergi Roberto

1992 Reus


Sergi Roberto, la polivalencia personificada

Sergi Roberto es, ha sido, y será una de las promesas más talentosas que han pasado por las filas del FC Barcelona. El joven lateral derecho nació en Reus, Catalunya, un 7 de febrero de 1992, un año marcado en letras de oro para el deporte catalán, y es que en el mismo año del nacimiento de Sergi Roberto, Barcelona acogía unos Juegos Olímpicos para la historia. Un jugador predestinado para triunfar en el mundo del deporte.

Inicios complicados

Como él mismo ha reconocido en algunas entrevistas, los inicios de Sergi Roberto en el mundo del fútbol no fueron fáciles. Tras cuatro años de formación como Benjamín y Alevín en el Santes Creus (un equipo de Reus), Sergi Roberto dio un salto decisivo para su futuro futbolístico: fichar por el Nàstic de Tarragona. Antes, pero, Sergi Roberto había disputado el MIC en 2002 con un combinado de Reus, siendo elegido el mejor jugador del campeonato.

En ‘Can Nàstic’ llamó la atención de grandes clubes e incluso estuvo muy cerca de fichar por el Real Madrid. Sin embargo, el FC Barcelona se interpuso y acabó llevándose a la joven promesa reusense. Como él mismo explica en entrevistas, los primeros años en la Masía fueron complicados, y es que tuvo que adaptarse para combinar los estudios con el fútbol desplazándose a diario desde Reus a Barcelona.

Tras su paso por el Cadete B, posteriormente dio el salto al Juvenil y en la temporada 2009/10 fue llamado por Luis Enrique para formar parte del filial azulgrana. Ese año marcaría un antes y un después en la trayectoria de Sergi Roberto, que logró el ascenso a Segunda División con el Barcelona B y además recibió la llamada de la Selección Española para disputar el Mundial Sub-17, en el que lograría un meritorio tercer puesto, habiendo anotado 3 goles en 6 partidos.

El salto al primer equipo

Su buen hacer en el filial le valió para lograr su primera participación con el primer equipo de la mano de Pep Guardiola, que lo citó para participar en la pretemporada de la campaña 2010/11. Precisamente, en esa gira de pretemporada Sergi Roberto anotó su primer gol con el primer equipo en un amistoso ante el Beijing Guoan. Noventa y cuatro días después, Sergi Roberto debutaba en partido oficial con la elástica del primer equipo del FC Barcelona, en un partido de Copa del Rey ante el Ceuta en el Camp Nou.

La buena confianza con el técnico del primer equipo, Pep Guardiola, le permitió lograr el debut en Liga de Campeones esa misma campaña, en unas semifinales de Champions League entre Barça y Real Madrid en el Santiago Bernabéu. Aquella temporada, pues, acabaría con doblete Liga-Champions para un Sergi Roberto que había dado el salto al primer equipo por la puerta grande.

Su etapa más amarga

A pesar de lograr una más que merecida renovación en 2015, Sergi Roberto seguía alternando filial y primer equipo. Sin embargo, con la llegada del ‘Tata’ Martino en 2013, Sergi Roberto dio el salto definitivo al primer equipo. A pesar de ser un jugador poco habitual en el esquema titular del ‘Tata’, Sergi Roberto pasó de disputar 1 partido con el primer equipo en la 2012/13 a disputar 17 partidos con el primer equipo en la siguiente temporada.

Tras la marcha de Gerardo Martino y la posterior llegada de Luis Enrique, con quién Sergi Roberto había coincidido en el filial culé, parecía que el de Reus podría disponer de más oportunidades. Sin embargo, su rol fue testimonial en una temporada en la que el conjunto azulgrana alzó el triplete, e incluso se llegó a especular con una hipotética marcha del club.

Un cambio de posición trascendental

La temporada 2015/16 es posiblemente la más importante en la carrera de Sergi Roberto, y es que el de Reus logró consolidarse como pieza clave en el primer equipo. Con la lesión de Dani Alves, Luis Enrique optó por situar a Roberto en el carril derecho, donde mostró un rendimiento sensacional, con actuaciones memorables y jugando incluso de extremo derecho. Sergi Roberto supo aprovechar las bajas de sus compañeros para lograr un desarrollo personal imprevisible, disputando un total de 31 partidos y alcanzando un rol importante dentro de la plantilla culé.

La marcha de Dani Alves al término de la campaña 2015/16 le brindó la titularidad a Sergi Roberto, que supo aprovechar esa carta y acabaría disputando una temporada 2016/17 para el recuerdo. En las retinas de los culés permanece gravado su gol en Champions ante el PSG, que culminaba una histórica remontada ante el conjunto parisino por 6-1, siendo Roberto el autor del último gol del partido en el minuto 94:40’.

Con la llegada de Nélson Semedo en 2017, Sergi Roberto sumó algunas suplencias en partidos importantes, ante el buen rendimiento del lateral derecho portugués. Durante esta última campaña 2018/19, Sergi Roberto ha sido el lateral derecho titular en la mayoría de partidos, aunque Ernesto Valverde siempre ha ido alternando entre ambos durante la campaña.

El de Reus suma una temporada más siendo titular indiscutible. Sin embargo, su progresión se ha visto estancada en el lateral derecho, donde ha mostrado un buen rendimiento con actuaciones soberbias en partidos importantes. Sin embargo, también ha estado en el ojo de las críticas en los momentos complicados de la temporada. Algunos reclaman su redistribución al centro del campo, su posición original en el césped y donde mejor se desarrolla. Sin embargo, su polivalencia es inexcusable, y la realidad es que Sergi Roberto es capaz de rendir en cualquier posición.

Su papel con la Roja

Sergi Roberto suma un buen bagaje en las categorías inferiores de la Selección Española, con un total de 39 partidos oficiales entre la Sub-17, Sub-19, Sub-20 y Sub-21. En marzo de 2016 dio el salto a la Selección Absoluta de la mano de Vicente del Bosque, que lo hizo debutar en un amistoso ante Rumanía. En ese mismo año anotó su primer gol con La Roja en un partido de clasificación para el Mundial de Rusia, el cual no llegó a disputar al no entrar en la convocatoria. Tras varios años de ausencias en las convocatorias de La Roja, Sergi Roberto volvió a ser citado con la Selección Nacional de la mano de Luis Enrique el pasado 2018 y a día de hoy es un habitual en las convocatorias de La Roja.