Diabaté asusta a la Juventus, pero Dybala y Douglas Costa resuelven
juventus.com

Dybala marcó la diferencia, pero cuanto sufrimiento para el equipo de Massimilliano Allegri. Ganó finalmente la Juventus ante un Benevento que no desmereció en absoluto, plantando cara al partido en todo momento, con valentía, garra y buen juego en muchos tramos del partido. Dos penaltis y una obra de arte, resumen el partido de la 'Joya' argentina, que al final del mismo se ha llevado a casa el balón.

No solo Dybala, porque los locales han podido disfrutar del doblete de Diabaté, el segundo en cuatro días, tras el realizado ante el Verona, el miércoles pasado. Mucho sufrimiento, quizás más de los esperado, para la Vecchia Signora; pero también la certeza de que el entrenador juventino no pierde nunca la concentración en el banquillo. Cuando los locales emptaron por segunda vez el encuentro, Allegri introdujo en el campo a Higuaín, Douglas Costa y Khedira, que gozaban en un principio de una jornada de descanso, tras el gasto de energías físicas y psicológicas ante el Real Madrid. Precisamente los dos primeros llevaron a cabo la jugada del cuarto gol, que cerraba definitivamente el partido para los visitantes.

El Partido

Allegri, respecto al pasado partido de Champions League y teniendo en cuenta que la vuelta se disputará el próximo miércoles, dejaba en el banquillo a diversos titulares como Higuaín, Douglas Costa, Khedira o Chiellini. Por su parte, De Zerbi (entrenador del Benevento) proponía el mismo once, que también entre semana, había batido al Verona. El inicio es un monólogo juventino, con los locales esperando atrás su oportunidad de salir al contra golpe, como ya ocurría en el minuto 9, cuando Szczesny se vio obligado a salir de su área para desbaratar una peligrosa contra fabricada entre Djuricic y Diabaté.

La presión juventina no hacía realmente daño. Cuadrado y Alex Sandro empujaban con continuidad, poniendo centros, pero en el centro del área, Mandzukic no parecía estar inspirado, ni siquiera para disponer de una ocasión clara de gol. Tuvo que ser finalmente, con un golpe de talento de Paulo Dybala, la manera en la que la Juventus desbloqueaba el partido a su favor. El '10', con el interior de su pie izquierdo colocaba el balón al palo largo del portero del Benevento, que solo podía ver como el balón acababa lentamente en la red.

El gol relajó a la Juventus; mientras que el equipo del sur de Italia se iba haciendo cada vez más fuerte, encontrando incluso el empate en el minuto 24. Djuricic disparaba fuerte y ajustado obligando al portero de la Juventus a hacer una gran parada. El rechace le caía a Guillerme, que puso un centro suave al segundo palo, donde Diabaté solo tuvo que empujarla, poniendo las tablas en el marcador. El partido se hacía más parejo y el árbitro anulaba, por mano, un gol de Mandzukic en el minuto 36. Cuando ya parecía que los jugadores enfilarían vestuarios con 1-1 en el marcador, una jugada de Pjanic en el área, terminaba con el bosnio lamentándose, dolorido en el suelo, de una falta contraria. El colegiado no concedía nada, hasta que decidió asegurarse haciendo uso del VAR, y decretar finalmente la pena máxima. Dybala esta vez no fallaba engañando a Puggioni. Juventus ganando otra vez y jugadores al descanso.

El Benevento, ante la sorpresa de todo el estadio, lograba empatar muy rápido, a los seis minutos de la reanudación. Otra vez Diabaté, que cabeceaba cruzado un saque de esquina batido por Viola. Allegri, que no quería sorpresas, introducía a Higuaín, que en 8 minutos ponía las cosas en su sitio, primero obligando a Viola a hacerle falta en el área, que significaría la segunda pena máxima del día trasformada por Dybala; y posteriormente iniciando la jugada que culminaría Douglas Costa, con un bonito disparo de rosca con la zurda. Y ahora a Madrid, a intentar una remontada casi imposible.

VAVEL Logo