En tierra de nadie
Nketiah celebrando el primer gol del partido. / Fuente: @Arsenal

La primera mitad se jugó con un ritmo muy bajo y sin un dominador claro. Nada más comenzar, el Southampton dispuso de una peligrosa ocasión gracias a un gran centro de Bertrand desde la izquierda, pero ninguno de sus compañeros logró rematar a puerta. Ninguno de los dos equipos conseguía imponer su estilo, pero el Arsenal sería el que conseguiría crear el resto de oportunidades con un Nketiah muy participativo. El joven delantero inglés avisaría primero con un gol que le fue anulado por fuera de juego de Saka, dos minutos después Aubameyang golpearía el balón contra el larguero tras un gran pase en largo de Tierney, y a la tercera los gunners conseguirían el gol gracias a la presión de Nketiah, que provocó un error catastrófico de McCarthy y empujó a portería vacía el regalo del arquero local. Todavía Nketiah tendría otra ocasión de ampliar la ventaja tras una gran jugada de Pépé, pero no consiguió acertar en el remate y los gunners llegaron al descanso ganando por la mínima.

Tras el descanso, el Soton intentó volver a meterse en el partido e incluso tuvo un gran porcentaje de posesión en esta fase del encuentro, pero seguían sin conseguir profundidad, por lo que apenas se acercaron a la portería de Martínez. Tan solo es destacable una acción directa que finalizaba con un gran disparo de Long, al que reaccionó de manera fantástica el portero argentino. Ya en los minutos finales, Aubameyang forzaría la tarjeta roja de Stephens tras un despiste defensivo en conjunto y, del propio rebote de esta misma falta, llegaría el gol de Willock que sentenciaba el partido.

Los tres puntos volaron al norte de Londres, pero no parece que vayan a alcanzarle al Arsenal para poder luchar por los puestos de Champions League. Por su parte, el Southampton se encuentra cómodamente a diez puntos del descenso y se pueden dar el lujo de pensar ya en la próxima campaña.

VAVEL Logo