El Leeds muestra su capacidad y vence al Everton en su casa
Foto: Premier League.

Cita imperdible en la tarde-noche de sábado en Goodison Park. Dos equipos fuera del Big 6 que sueñan con no pasar desapercibidos en esta Premier League. Carlo Ancelotti de un lado, Marcelo Bielsa del otro. 16 años después, Everton Leeds United volvieron a verse las caras en la primera división de Inglaterra. Fue en la casa de los Toffees, un territorio difícil para los Whites, que llegaron a este encuentro con la necesidad de sumar, luego de tres partidos sin triunfos y un incómodo decimoquinto lugar en la tabla. 

Foto: Premier League.
Foto: Premier League.

Con el habitual 4-1-4-1, Leeds salió al campo con Meslier, Ayling, Koch, CooperDallas; Phillips; Raphinha, Klich, Harrison, Alioski; Bamford.

El local, por su parte, también pisó el terreno propio con el objetivo de volver a sumar, tras ponerse de pie con una victoria ante Fulham la jornada pasada. Debido a las bajas de Lucas Digne, lesionado en uno de los entrenamientos, y de Seamus Coleman, Carletto innovó con un 3-4-3 con Pickford; Godfrey, Keane, Holgate; Davies, Allan, Doucouré, Iwobi; James, Calvert-Lewin y Richarlison. Desde el sexto lugar, los de Merseyside recibieron a los de Yorkshire en un duelo entre dos equipos interesantes de la competencia con grandes conductores por detrás.

  • Los porteros pusieron candados a sus vallas

El inicio de la historia estuvo a la altura de las expectativas. Un primer tiempo frenético, intenso, no tuvo a un claro dominador y tanto Everton como Leeds United llevaron las riendas del partido y se repartieron el protagonismo. Las intervenciones de Pickford y Meslier fueron fundamentales para que el guión siguiera orientado por el 0-0

Una de las tantas atajadas de Pickford en la primera mitad. Foto: Premier League.
Una de las tantas atajadas de Pickford en la primera mitad. Foto: Premier League.

En Goodison Park, los de Ancelotti y los de Bielsa encontraron una verticalidad que les faltó en las últimas fechas. Y fueron actores principales de un atrapante juego de ida y vuelta. Bamford al principio, Richarlison luego, más tarde Raphinha, e incluso James con un gol anulado por fuera de juego, pudieron abrir la cuenta de un duelo que estuvo cargado de emoción desde el primer hasta el último minuto de la primera mitad. Los porteros tuvieron una gran responsabilidad para mantener el marcador en cero. 

Meslier tuvo un desempeño fantástico. Impidió en varias ocasiones el festejo de los Toffees, y cuando lograron superarlo hasta tuvo a su lado las infracciones que dejaron sin efecto esos goles. Primero un offside, luego una mano en el área. Un primer tiempo soñado para el arquero francés, aunque su equipo tampoco pudo desbloquear la valla de Pickford. Acariciaron el gol en más de una oportunidad, incluso con un remate de cabeza de Harrison que sólo fue negado por el poste izquierdo de la valla rival. 

Meslier tuvo una primera mitad destacada con excelentes intervenciones. Foto: Premier League.
Meslier tuvo una primera mitad destacada con excelentes intervenciones. Foto: Premier League.

La persistencia de la igualdad al momento de ir al vestuario demostró la paridad entre Everton y Leeds en un primer tiempo de alto voltaje, digno de la Premier League. La ausencia de goles, sin embargo, no reflejó la dinámica de una primera etapa caracterizada por llegadas concretas en cada área.

  • Leeds persistió y venció a Pickford  

Creció el visitante en la segunda mitad. Como una buena noticia para los espectadores que pudieron disfrutar un inicio atractivo, el brillo del juego no se apagó y la intensidad se mantuvo, aunque los de Bielsa tomaron algo más de protagonismo que los locales, que resignaron posesión pero fueron peligrosos al tener el balón.

Lo que no cambió fue la segura presencia de los arqueros de cada lado: Pickford volvió a anularle el grito a los visitantes y Meslier siguió firme bajo los tres palos de su equipo. Los arqueros dieron la nota y se impusieron a cada situación generada por el adversario.

Foto: Premier League.
Foto: Premier League.

La intervención de los jueces tampoco desapareció, y Leeds también tuvo un gol invalidado. Aunque no tuvieron problemas para generar peligro y las ocasiones sobraron, los dos equipos se encontraron ante una gran dificultad para poder convertir y romper el cero.

La paridad del inicio permaneció en el complemento y en ambas vallas hubo oportunidades de gol factibles. Pero los Whites tuvieron la convicción de que el partido podía ser suyo.

Foto: Premier League.
Foto: Premier League.

Luego de tantos rechazos de Pickford, por fin llegó la alegría para los de Bielsa. Una gran jugada colectiva construida desde la banda derecha llevó a que Raphinha recibiera la pelota en el centro del campo, cerca del área, y desde allí puso en ventaja al Leeds con un remate de zurda cruzado, al poste izquierdo de Pickford. Un grito ansiado, merecido y buscado desde el primer minuto, pero llegó a falta de once para el final.

Todavía quedó tiempo para sufrir y resistir ante un Everton que fue en busca de su desahogo. Pero, fiel al manual de su entrenador, Leeds no renunció a ir por otro gol más. De contraataque pudo haber liquidado el juego poco antes de los 90'. Alioski tuvo en sus pies la confirmación de la victoria, pero no pudo concretar la chance. Los nervios se extendieron hasta el final.

El local, sin embargo, no volvió a amenazar en el área de Meslier tras el gol recibido y no puso en demasiados aprietos al visitante. Pickford fue, sin dudas, lo más destacado de los de Ancelotti, e incluso le negó el festejo a Helder Costa en los últimos suspiros. Poco importó, ya que el triunfo de los de Bielsa fue innegable y el resultado quedó sellado con el gol de Raphinha.

Foto: Premier League.
Foto: Premier League.

Leeds United pudo derribar a un portero rival en gran forma y se llevó tres puntos muy importantes. Fue la primera victoria del club en Goodison Park por Premier League, volvieron a ganar luego de tres jornadas, y toman aire para salir de un molesto 15º lugar. Un triunfo necesario para recuperarse y que refleja las capacidades de este equipo. Buen resultado para cosechar puntos y también para tomar confianza de cara al duelo ante Chelsea el próximo sábado.

La caída en casa fue un duro revés para Everton, que volvió a tropezar y ya lleva cuatro derrotas en los últimos cinco partidos. La victoria con Fulham no fue suficiente para remontar y Carlo Ancelotti tiene trabajo por hacer para que su equipo salga de este mal momento. Sus dirigidos jugaron un buen primer tiempo y pudieron haberse puesto en ventaja, pero no supieron responder al gol del visitante y se quedaron con las manos vacías.

Foto: Everton FC.
Foto: Everton FC.

La próxima fecha con Burnley se presenta como una oportunidad factible para volver a ganar, porque de no hacerlo, el panorama en la Premier League puede volverse más oscuro para un Everton que se apagó tras un arranque brillante

 

 

 

VAVEL Logo