El Everton recupera la sonrisa ante un Fulham perdido
Calvert-Lewin volvió a convertir para la victoria de su equipo. Foto: Premier League.

En Craven Cottage tuvo lugar una cita por la recuperación. Luego de la pausa internacional, Fulham Everton volvieron al ruedo en un duelo en el que los tres puntos en juego tenían gran importancia para cada lado. 

Para el local, lograr una victoria se ha convertido en una odisea en lo que va de la temporada. Sólo sumaron de a tres en una ocasión, mientras que empataron en otra y cayeron seis veces. Un andar muy pobre de los Cottagers, que ya comienzan a ver con temor su posición en la tabla. Con tan decepcionante camino, cualquier punto sirve, aunque para dejar de navegar en el fondo una victoria ante los Toffees podía servir.

Everton no aterrizó en Londres con una realidad tan compleja como la de su rival, pero sí con una actualidad insatisfactoria que quisieron modificar. Su comienzo en el torneo fue impecable, con cuatro victorias consecutivas. Pero el empate con Liverpool marcó un antes y un después. A partir de ahí, los de Carlo Ancelotti encadenaron tres derrotas consecutivas hasta el parón de selecciones. El cruce ante uno de los equipos que peor comenzó la liga era una buena oportunidad para recuperarse.

Everton se reencontró con una buena versión

Los Toffees salieron al campo con una actitud acorde a un equipo con la necesidad de ganar. De inmediato, Richarlison aprovechó un error del local y sirvió el centro raso para Dominic Calvert-Lewin, que abrió la cuenta al minuto de juego. 

Foto: Premier League.
Foto: Premier League.

Fulham supo reaccionar a un golpe tan tempranero y el partido estuvo disputado por varios minutos. En una brillante jugada, Bobby De Cordova-Reid combinó con Tom Cairney para estampar el 1-1 parcial. Hasta entonces, el local despertó del gol inicial y mejoró para equilibrar el resultado. Pero los Cottagers no sostuvieron aquella versión y se vieron superados por un visitante con sed de victoria.

Everton sacó del medio y a partir de ahí se hizo dueño del primer tiempo. A los pocos minutos de haber recibido el empate, estuvo cerca de ponerse en ventaja otra vez pero su grito fue anulado por offside. Aunque tardó algunos minutos, encontró el gol que tanto buscó y, otra vez desde la izquierda y con el sello de su goleador, volvió a colocarse por encima de Fulham en el marcador. 

Con impulso de aquel festejo, los de Ancelotti fueron por más y, ante una escasa resistencia rival, hallaron (nuevamente por el lateral derecho del local) el tercero. Lucas Digne, que había asistido a Calvert-Lewin en el segundo, brindó otro pase de gol pero esta vez para Abdoulaye Doucouré.

Un primer tiempo positivo le dio comodidad a la visita al momento de ir al vestuario. Luego de tres juegos en los que su funcionamiento decayó, los de Carletto recuperaron esa imagen que extraviaron en la quinta fecha y fueron al descanso con tranquilidad.

Fulham tuvo reacción pero no le alcanzó

El repertorio cambió para la segunda parte. El herido Fulham adelantó sus líneas, creció su tenencia de balón y Everton se acercó más a su propia área. Los locales no se encontraron fácilmente con el gol del descuento que los acercara al empate. Tardaron en lastimar a Pickford e incluso sufrieron traspiés en la búsqueda de hacerlo. 

Cuando la oportunidad llegó, Cavaleiro desperdició un disparo de penal que fue por arriba del larguero. Pareció que el juego estaba sentenciado. Pero Fulham pudo sobreponerse a su propia desgracia y consiguió el 2-3 con un gran desborde de Ademola Lookman y la definición (con desvío en Yerry Mina) de Ruben Loftus-Cheek. El visitante sobrevivió con la ventaja del primer tiempo pero resignó mucho protagonismo y vio cómo su adversario creció en la búsqueda del empate.

Foto: Premier League.
Foto: Premier League.

Los de Scott Parker, sin embargo, no pudieron repetir lo conseguido y se quedaron con las manos vacías a pesar de haber mejorado en el segundo tiempo. 

El Everton de Carlo Ancelotti se quedó con los tres puntos gracias a una gran producción en los 45' iniciales, y volvió a la victoria luego de cuatro partidos. Triunfo importante para los Toffees, que vuelven a respirar en la Premier. Aunque no brillaron en la segunda parte, su gran comienzo en el partido les permitió asegurarse un resultado valioso que los coloca a cuatro del Tottenham, actual líder del certamen. 

Foto: Premier League.
Foto: Premier League.

Fulham continúa en caída libre y Scott Parker no encuentra las respuestas para un equipo que se hunde en la zona baja de la tabla. En Craven Cottage ya se presiente un mal augurio para lo que resta de la temporada, y los fantasmas del pasado vuelven a acechar. Tras haber vuelto a primera división luego de un año en Championship, los Cottagers parecen emular la pobre campaña que los condujo, en 2018, a segunda. Todavía falta mucho para el fin de temporada pero no pueden permitirse perder más tiempo si su intención es mantenerse en la máxima categoría inglesa.

VAVEL Logo