El
prestigio de la era Ferguson
Ferguson con el trofeo de la Copa de Europa 1998/99. Foto: Getty Images

El 5 de noviembre de 1986Alex Ferguson era nombrado nuevo entrenador del Manchester United. El escocés estaba muy preocupado porque veía al equipo desmotivado y sin ganas de jugar; a muchos jugadores descentrados y bebiendo mucho alcohol. Desde el principio, impuso su disciplina y llevó al equipo a terminar el año en undécima posición.

En la siguiente temporada, hizo un par de contrataciones importantes y al término de la liga quedarían segundos a 9 puntos del Liverpool. La próxima temporada no sería fácil, ya que quedarían 11° en la Liga y empezarían a llover críticas sobre el técnico escocés.

La temporada 89/90, comenzaría con un gran triunfo ante el actual campeón, el Arsenal; pero rápidamente se complicarían las cosas. En septiembre, el Manchester City humillaría a los red devils, ganándoles 5-1. Tras esto vendrían 6 derrotas y 2 empates; el equipo no levantaba cabeza tras 9 partidos sin conocer la victoria. En Old Trafford una bandera rezaba: “tres años de excusas y esto es todavía una basura”, y numerosas voces pedían el despido del escocés. Años después, Alex describió el diciembre de 1989 como “la etapa más oscura de su carrera”.

El United se enfrentaba al Nottingham Forest por la tercera ronda de la FA Cup; una derrota podía precipitar el despido de Ferguson, pero ganarían por 1-0. Al final terminarían ganando la FA Cup, venciendo por la cuenta mínima al Crystal Palace en la final. Gracias a esta victoria, Sir Alex se mantuvo en el banquillo del Old Trafford.

Su consolidación

Tras varios años donde se hacían las cosas bien, pero de repente pasaban por malas rachas, y donde se dudaba mucho de la capacidad de dirigir de Sir Alex Ferguson, el United tras 26 años de espera, volvería a ganar la Premier League. En la temporada siguiente (93/94), obtuvo la liga tras liderarla de principio a fin. Cantona fue el máximo goleador del equipo en todas las competiciones. Además obtuvieron la FA Cup.

En la temporada 1996/97, el United obtuvo su cuarta Premier en cinco años. En Europa alcanzaron las semifinales de la Champions League, donde cayeron derrotados ante el Borussia Dortmund, a la postre campeón del certamen. Finalizada la temporada, el histórico Cantona decidió retirarse.

Ya mientras pasaban las temporadas, cada vez era más el dominio del United en Inglaterra; y eso lo querían traspasar a Europa.

Las 2 Champions

La temporada 1998/99 estuvo marcada por dramáticos encuentros y por su histórico triplete. En la FA Cup, el United casi cayó derrotado ante el Arsenal, pero tras salvar un penal y estar con un hombre menos, sería el histórico Giggs quien pondría el gol del triunfo en el tiempo extra. En el último encuentro de la FA Cup, el equipo se impuso al Newcastle. En la vuelta de las semifinales de la Champions, el equipo concedió dos tantos a la Juventus en los primeros minutos, aunque merced a un inspirado Roy Keane remontaron el marcador (3-2) y alcanzaron la final. La victoria en la final sería aún más increíble, disputado en el Camp Nou; el United fue perdiendo por 1-0 ante el Bayern Múnich hasta que Teddy Sheringham anotó en el descuento, y, cuando todo apuntaba a que se disputaría el tiempo extra, Ole Gunnar Solskjær marcó el tanto de la victoria. Fue una locura.

Y para mayor drama, la Premier League la ganarían en la última fecha, quedando un punto por encima del Arsenal de Wenger.

En el verano de 1999, la reina Isabel II armó caballero a Alex en reconocimiento a su contribución al mundo del fútbol.

Ferguson dando instrucciones a Beckham. Foto: Getty Images
Ferguson dando instrucciones a Beckham. Foto: Getty Images

Tendría que pasar casi una década para volver a ver campeón de Europa al United. En Moscú, contra el Chelsea en una final 100% inglesa y en una noche lluviosa, Cristiano Ronaldo adelantaría al equipo de Old Trafford, pero luego sería Lampard quien pondría las tablas en el marcador.

Se irían al alargue y nada pasaría. La tanda de penales no podría haber sido más dramática; en los primeros 4 lanzamientos de cada equipo, el Chelsea no fallaría ninguno, pero Cristiano le restaría 1 al United. Terry tenía la oportunidad de cerrar el partido, y si convertía le daba la primera orejona en su historia al equipo londinense. Pero al golpear la pelota se tropezaría, influyendo también el estado de la cancha lluviosa, y la pondría en el palo. Tras ir 6-5 el United en los penales, Anelka fallaría el penal para los blues, y el equipo de Ferguson levantaba su tercera orejona en la historia del club.

En la temporada siguiente igualaría el records de títulos del Liverpool en Premier (18), y volvería a disputar la final de Champions, pero esta vez perdería ante el Barcelona de Guardiola.

Y en la temporada 2010/11 ganaría la Premier y sería el único líder de títulos en Inglaterra. Perdió las finales de la FA Cup y nuevamente la de la Champions contra el Barcelona de Guardiola.

Todo lo que ganó

Realmente es increíble todo lo que logró este señor con el Manchester United:

13 Premier League, 5 FA Cup, 4 Copas de la Liga, 10 Supercopas de Inglaterra, 2 Champions League, 1 Recopa de Europa y 1 Supercopa de Europa, 1 Copa Intercontinental y 1 Mundial de Clubes. 38 títulos en 26 años.

En 1500 partidos al cargo de los red devils; 895 victorias, 338 empates y 267 derrotas, incluyendo 2769 goles a favor y 1365 en contra.

A finales de 2011, el club decidió nombrar una grada del estadio con el nombre de Sir Alex Ferguson, en honor a todo lo que ha hecho por el club.

Estilo de juego

Ferguson se adecua mucho a los jugadores que tiene y eso le permite tener un plan para cada momento del encuentro. A veces toca resguardarse atrás y salir rápido al contragolpe. Otras, el técnico escocés prefiere que sus futbolistas tomen la iniciativa y manejen el balón con autoridad. Los ‘Red Devils’ se adaptan a todas las circunstancias.

Ferguson con Scholes en un entrenamiento. Foto: Getty Images
Ferguson con Scholes en un entrenamiento. Foto: Getty Images

Sea cual sea la disposición táctica, el objetivo siempre es llegar rápido arriba, utilizar muy pocos pases para pisar el área rival. Defender con orden es vital para que el Manchester United lance sus veloces contragolpes. La capacidad de repliegue del equipo de Ferguson es tremenda. En pocos segundos acumula hasta nueve hombres en su propio campo para cerrar los espacios, lo que les permite protegerse sin sufrir.

Convirtió a jugadores emergentes en consagradas estrellas. Unos ejemplos son Solskjaer y Schmeichel, que llegaron de ligas semidesconocidas, Cristiano Ronaldo aún no era mayor de edad cuando fichó por el United y un joven Wayne Rooney empezaba a despuntar en el Everton. Ferguson confió en ellos para liderar sus proyectos junto a otros futbolistas que llegaron consagrados como Ruud van Nistelrooy.

El equipo estaba por encima de las estrellas. Cantona,  Roy Keane, Beckham y Cristiano Ronaldo dejaron el Manchester United y el club inglés siguió ganando títulos con Alex Ferguson. Al técnico escocés no le ha temblado la mano cuando ha tenido que sentar en el banquillo a sus actuales estrellas, Nani y Rooney han comprobado que no hay nadie imprescindible para Sir Alex.

El adiós

El 8 de mayo de 2013, tras ganar la Premier League 2012/13, el Manchester United anuncia que Ferguson se retirará a final de temporada y pondría fin a su trayectoria como entrenador.

Ferguson se retira en el Manchester United a los 71 años y termina con una racha de 26 temporadas y 38 títulos, siendo así el único entrenador de la historia con más temporadas y más títulos en su carrera.

Realmente puede ser considerado para muchos, el mejor entrenador en la historia de este deporte.

VAVEL Logo