Artur coloca al Crew en
la final
@ColumbuscCrewSC

Columbus Crew SC vuelve a disputar una final de la MLS Cup, después de realizar un partido muy completo tanto en ataque como en defensa, aprovechando la poca efectividad de su rival en el ataque. Desde la primera mitad se pudo ver a un equipo local muy activo en ataque, consiguiendo sumar varias ocasiones de peligro, pero que se topó con un guardameta que mantuvo un buen nivel, consiguiendo rechazar todos los disparos. Ante esta vorágine ofensiva del Crew, los visitantes gozaron de alguna ocasión aislada, pero nunca fueron capaces de mostrar superioridad. Con la segunda parte continuó viéndose a unos locales más activos en el ataque que, tras varias acciones, consiguieron por fin superar al guardameta con un gol que les concedería la victoria final. A pesar de intentarlo durante más de 30 minutos, los visitantes no consiguieron encontrar el camino del gol y cayeron derrotados.

Turner mantiene vivo a ‘Revs’

Los primeros compases del partido fueron de un claro dominio local que durante los 10 minutos iniciales asediaron la portería de su rival con constantes llegadas y disparos desde cualquier posición. Esto obligó ya al guardameta de los ‘Revs’ ha tener un par de acciones en las que sacó las manos para impedir el gol. Sin embargo, este planteamiento tan ofensivo no ayudó al Crew, ya que les era imposible encontrar los espacios a la espalda de la defensa, ya que esta se encontraba en posiciones muy atrasadas. Ni un Luis Díaz en estado de gracia y que superaba constantemente a su marcador fue capaz de desajustar el balance defensivo y la presión entre líneas de su rival.

Un New England que se encontraba muy cómodo en esta posición y con un claro objetivo, el contraataque. En varias ocasiones consiguieron salir de la presión a la que estaba siendo sometido por los locales en zona de inicio, pero cuando llegaban a las inmediaciones del área, el repliegue de los locales hacía que no encontraran posiciones favorables.

Con el paso de los minutos, la intensidad con la que salió Columbus Crew al partido fue desapareciendo y pasó a tener un juego más elaborado y sin tanta verticalidad. Esto les fue alejando poco a poco de la portería y permitiendo a su rival un planteamiento diferente al visto hasta el momento. Esto le permitió aprovechar la primera llegada de peligro a la portería rival con un Buksa que recibió un balón al espacio, pero ligeramente escorado. El delantero no dudo en disparar, pero la pelota se estrelló en el palo.

Columbus Crew mantuvo durante los siguientes minutos el control de la pelota con un juego más posicional. Esto no beneficiaba al 100% su mejor versión, pero si que consiguieron en contadas ocasiones encontrar la portería de su rival. Fueron capaces de encontrar espacios que atacar y generar ocasiones de peligro, pero se encontraron con un guardameta visitante que rechazaba todos lo balones. No había disparo bajo los tres palos que Turner alejase de su portería. La ocasión más clara fue un remate de Zardes que a una mano y en pleno vuelo, el guardameta consiguió rechazar.

Con este planteamiento, el partido llegó al descanso, con mucho que cambiar por parte de los entrenadores si querían desequilibrar la balanza de un lado o del otro.

Gol y a cerrar el partido

En la segunda mitad pudo verse un comienzo muy similar a lo que había ocurrido en su predecesora, con Columbus Crew SC llevando la iniciativa y manejando con claridad una superioridad en el juego. La única diferencia que se pudo ver durante este tiempo fue el mayor número de ocasiones por parte de los dos equipos.

Ya fuese por errores provocados por los nervios o desajustes en las marcas, los dos equipos tuvieron mayor presencia en las áreas, consiguiendo generar un mayor número de ocasiones de peligro. Sin embargo, en esta serie de intercambio de golpes, fueron los locales los que estuvieron más cerca del gol, pero se toparon con un Turner que estaba completando unos PlayOff’s magníficos.

Pero sobre la hora de partido llegó la primera ocasión en la que los locales fueron capaces de superar a su rival y anotar. Fue una larga jugada en la que aprovecharon un espacio creado a la espalda de la defensa, después de una mala basculación en la que Mensah asistió con la cabeza a Artur que se incorporaba desde segunda línea. El futbolista brasileño, con una definición perfecta, colocó la pelota pegada al palo y lejos del alcance del guardameta. Un gol que estuvo cerca de ser acompañado a los pocos minutos ya que, en la siguiente acción sobre la portería visitante, Zelarayán estrelló un disparo desde fuera del área al palo.

A partir de ese momento, New England Revolution se vio obligado a dar un paso adelante. Quedaban 30 minutos por disputarse y salvo alguna ocasión aislada, no había conseguido llevar peligro sobre la portería de un equipo local que se encontraba muy cómodo. Para cambiar esta dinámica, iniciaron una serie de cambios que aportasen frescura a su ataque, sin descuidar la faceta defensiva.

Durante mucho tiempo consiguieron encerrar a los locales en su propio campo y buscaron con ahínco un gol que parecía no llegar. La defensa del Crew estaba haciendo un partido espectacular, rechazando todos y cada uno de los balones que llegaban sobre la portería. Esta circunstancia estuvo muy bien representada en la poca efectividad de sus jugadores de ataque con un Bou ausente, un Carles Gil que lo intentaba, pero no encontraba compañeros y un Buksa negado a puerta.

En este tiempo de control visitante, el Crew consiguió de manera aislada encontrar espacios en la adelantada defensa de los ‘Revs’, pero no arriesgaron en sus acciones y todas las jugabas terminaban con disparos muy lejanos y que apenas ponían en apuros a un rival que aún guardaba opciones de empatar la eliminatoria y llevar el partido a la prórroga.

Con este planteamiento se llegó al final del partido con un New England Revolution que llegó a tener alguna ocasión para haber podido llevar el partido a la prórroga, pero no fueron capaces de estar acertados de cara a potería, dando finalmente la victoria a Columbus Crew SC, que volvía a una final de la MLS Cup cinco años después.

VAVEL Logo