El Inter dio la talla en el Derby d'Italia y sueña en grande
El Neroazzurri logró una gran victoria ante otro candidato de la Serie A y se ilusiona / Foto: Inter

Uno de los partidos más esperados del fin de semana. Historia, prestigio, múltiples trofeos y súper estrellas de cada lado se reúnen en cada enfrentamiento entre Inter Juventus. De lo más destacado que nos puede ofrecer el bonito fútbol italiano es esta rivalidad. Y su lucha por el título le agregó más atractivo a un duelo que por sí solo ya es taquillero.

Dos gigantes a nivel mundial que en el Giuseppe Meazza compitieron por ver quién no le perdía pisada al líder de la Serie A, nada menos que el AC Milan. Sus dos enemigos corren detrás de él en la tabla de posiciones, pero aspiran a reducir la diferencia para pelear por el Scudetto

  • El Rey Arturo adelantó a un Inter mejor plantado

Juventus tuvo la intención de poner condiciones desde el comienzo. Su rival no se preocupó por presionarlo arriba. No lo necesitó. El esquema planteado por Antonio Conte le permite al Inter tener un gran orden sin la pelota y también para realizar las transiciones de buena manera. La línea de 3 defensas, que se convierte en una de 5 cuando los laterales retroceden, sumado al eje central con Barella, Brozovic y Arturo Vidal le funciona al Nerazzurri para cerrar espacios al rival como también para llegar con muchos jugadores al arco contrario. En definitiva, Inter puede defender y atacar con todo su equipo gracias a la versatilidad de su formación. Con la pelota  en sus pies, consigue mucha amplitud al contar con Hakimi y Ashley Young bien cerca de las bandas. En defensa, el equipo se abroquela como una muralla gracias al compromiso de sus once guerreros. 

Arturo Vidal abrió el marcador y fue fundamental en el triunfo / Foto: Inter
Arturo Vidal abrió el marcador y fue fundamental en el triunfo / Foto: Inter

La Vecchia Signora no pudo prosperar con esa posesión inicial. El balón circulaba entre los centrales Bonucci-Chiellini y los mediocampistas que se acercaban para buscar construir, como Ramsey, Rabiot y Bentancur. Desde temprano la Juve tuvo problemas para atravesar a un local bien posicionado, que no dejó espacios. Remates de lejos, sin éxito, y centros al área fueron las únicas ideas del equipo de Andrea Pirlo.

Inter creció gracias a su primer golpe. Apenas a los 12 minutos, Nicoló Barella conectó con Arturo Vidal, que de cabeza marcó el 1-0. En la jugada anterior, la visita tuvo un gol anulado por fuera de juego. Los de Conte no se intimidaron y lastimaron de inmediato a la visita. A partir de la ventaja, jugaron con más tranquilidad y, a pesar de no dominar la posesión, los neroazzurri fueron los que dominaron en la primera mitad

Lukaku y Arturo festejan el 1-0, que dio lugar a un justo triunfo / Foto: Inter
Lukaku y Arturo festejan el 1-0, que dio lugar a un justo triunfo / Foto: Inter

Sin ser el que se impusiera en la tenencia, el local estuvo mejor ubicado que su rival en todo el primer tiempo. Con el 3-5-2 que mutaba en 5-3-2, Inter estuvo posicionado de forma impecable durante los 45' iniciales y gracias a ello Juventus no tuvo lugares para lastimar. Además, los de Milán fueron agresivos para recuperar y atacar. Hubo contraataques en los que pudieron haber estirado la diferencia, pero no tuvieron precisión y la defensa visitante hizo su trabajo.

  •  Inter venció a Juventus mucho antes del pitazo final

La historia fue similar en el complemento. La Juve contó con la pelota para comenzar desde atrás, gracias al planteamiento de su rival. No asfixió arriba, pero cuando pasaban la mitad de campo, Inter encerraba a la visita. Y el conjunto de Conte fue superior gracias a unas transiciones entre defensa-ataque sin desordenarse. También tuvo astucia para intuir las oportunidades de peligro. Al minuto 52, Bastoni leyó que Barella estaba en una posición amenazante, le lanzó un largo pase que cruzó la mitad del campo, el volante recibió con gran libertad y definió perfecto en el mano a mano con Szczęsny.

La celebración del golazo de Barella / Foto: Inter
La celebración del golazo de Barella / Foto: Inter

 Inter estaba mejor en el juego y evitó que Juventus creciera. Con mayor ventaja a su favor, debilitó anímicamente a un rival que no tuvo una buena presentación, e incluso continuó concentrado para volver a anotar. La noche de su mediocampo fue sublime. Los goleadores, además de firmar los tantos, cumplieron una función todoterreno junto a Brozović. También merece ser remarcada la tarea de Škriniar, de Vrij y Bastoni, además de los ya mencionados laterales. Y, aunque no pudieron gritar, Lukaku y Lautaro colaboraron para recuperar e incomodar en ataque. Les faltó precisión, pero esta noche ese rol fue reemplazado. Ya volverán a encontrarse con el gol. 

Handanovič, en cambio, no tuvo muchas exigencias. Juventus jamás pudo encontrarse bien en el partido, no supo por dónde atacar y chocó con la acumulación de camisetas neroazzurri. Con el resultado en contra ante un rival que le cerró las puertas, el equipo de Pirlo se diluyó. Sus débiles intentos en ningún momento pusieron en riesgo la ventaja del Inter.

Barella brilló en el Derbi / Foto: Inter
Barella brilló en el Derbi / Foto: Inter

El nerazzurri logró un triunfo vital en la temporada. Aunque queda mucho por disputarse, el equipo de Antonio Conte no sólo consiguió tres puntos ante un poderoso contrincante, sino que demostró su capacidad para imponerse en duelos de esta envergadura. Inter dio una muestra de evolución y tiene con qué soñarAlcanzó a su vecino, aunque el AC Milan tiene que jugar su partido.

De cualquier manera, el Derby d'Italia tuvo un justo ganador, que se ilusiona con volver a lo más alto de la Serie A. Inter fue superior a la Juventus, le sacó ventaja en la tabla y continúa al acecho del liderato. Los grandes de Milán protagonizan la ardua pelea por el Scudetto

VAVEL Logo