La era Tudor no ha podido empezar de una mejor manera, ganando en casa en la última jugada del partido y siendo muy superior a toda una Juventus de Turín que si bien es cierto que no está en su mejor momento ha ofrecido resistencia y gozado de varias ocasiones para sacar algo productivo del Olímpico de Roma.

Una Lazio muy cambiada

La llegada al banquillo de Igor Tudor se ha dejado ver ya en este primer partido al mando del equipo capitalino, pues con respecto al último once que sacó Maurizzio Sarri ante el Frossinone ha hecho múltiples cambios, el primero ha sido en el esquema en el que se ha pasado de jugar con 4-3-3 a disponer un 4-4-2 en donde se destaca la entrada de jugadores como Pedro, Cataldi o Kamada que han llegado al once en detrimento de Luis Alberto, Guendouzi o Immobile que han partido desde el banquillo.

Once inicial de la Lazio/ Instagram @official_sslazio
Once inicial de la Lazio/ Instagram @official_sslazio

Pero más allá del cambio de dibujo o de piezas lo cierto es que se ha visto un equipo que ha querido ser protagonista llegando en rápidas transiciones con balón y una fuerte presión tras pérdida.

Una primera parte con dominio romano

Tal y como se puede leer en las líneas anteriores la Lazio de Tudor ha salido con ganas de imponerse a través del juego con balón y la presión en campo contrario, algo que ha sido capaz de hacer en los primeros 45 minutos, pues pese a que la primera ocasión la ha tenido la Juve en un remate de cabeza de Bremer las mejores ocasiones las ha tenido el cuadro azzurri con un gol anulado por fuera de juego a Taty Castellanos y con un disparo de Kamada que se estrelló contra un defensa rival, después de que Szczęsny perdiera la pelota fuera de su área tras una fuerte presión de Felipe Anderson.

Después de eso Chiesa dispuso de un ajustado disparo que se marchó cerca de la portería del equipo local, siendo junto con la de su compañero Bremer la más clara de una Juventus que en la primera parte ha ofrecido un bajo nivel de fútbol fiando todo a Chiesa y Kean arriba y sin nadie que pusiera control en el medio.

Imágen de una acción del partido/ Instagram @juentus
Imágen de una acción del partido/ Instagram @juentus

La intervención al descanso reanimó a la Juventus

Después del flojo primer tiempo realizado por los muchachos del Massimiliano Allegri estaba claro que se iban a realizar varios cambios con respecto al once que sacó el cuadro turinés en un principio y así fue pues se quedaron en el banquillo Miretti y De Sciglio dejando su lugar a Mckennie y a un Iling JR que fue uno de los mejores en el segundo tiempo junto a Cambiasso, ambos crearon la ocasión más clara de su equipo en donde el 17 centró al segundo palo para que Cambiasso rematara sin apenas ángulo, pese a todo sacó un fuerte disparo que repelió de forma brillante Mandas.

Ambos siguieron encerrando a la Lazio que en el inicio de la segunda parte firmó sus peores minutos del partido, en donde al son de Cambiasso la Juve se hizo dueña del balón, sin embargo esa superioridad no se plasmó en ocasiones.

Cambiasso controlando un balón/ X @juventusfc
Cambiasso controlando un balón/ X @juventusfc

Tudor y su equipo esperaron el momento

Si bien la Juve había salido mejor en el inicio de la segunda mitad, los locales poco a poco se fueron animando más e iban creando cada vez más y más peligro sobre el área rival y es que si bien los cambios de la Juve tuvieron un efecto positivo, a la Lazio le ha ocurrido algo similar con la entrada de Luis Alberto, Vecino y sobre todo Guendouzzi que han aportado control y superioridad en la zona de tres cuartos.

Igor Tudor dirigiendo el partido de hoy/ Instagram @official_sslazio
Igor Tudor dirigiendo el partido de hoy/ Instagram @official_sslazio

En la última estocada

Desde la entrada de esos tres relevos la Lazio ha sido un toma y daca constante, creando peligro a través de disparos lejanos en botas de Marusic y Luis Alberto que no cogieron portería por muy poco.

Sin embargo los locales no daban el empate por bueno y tras una larga combinación Matteo Guendouzzi centró al segundo palo apareció Adam Marusic para desatar la locura en el Olímpico de Roma y darle un puñetazo en el mentón a la Juve que con esta derrota continúa sumido en una crisis de juego y resultados.

Marusic celebrando el gol de la victoria/ X @OfficialSSLazio
Marusic celebrando el gol de la victoria/ X @OfficialSSLazio

Allegri el gran señalado

El técnico italiano llegaba en la tarde de hoy a la histórica cifra de los 500 partidos en Serie A, una fecha de la que no tendrá un grato recuerdo pues con la derrota en Roma su figura empieza a ser cuestionada por la afición que observa como su equipo tiene una propuesta de juego basada en la calidad individual, buscando a los de arriba enviando el balón arriba y sin intención de querer controlar los partidos, pese a contar con jugadores para hacerlo.

Es probable que con la Coppa Italia tan cerca no se tome una decisión definitiva, pero todo hace indicar que la segunda etapa de Allegri en Turín puede finalizar este mes de junio.

Allegri dirigiendo un partido/ Dailly Mail
Allegri dirigiendo un partido/ Dailly Mail