Paraguay sale indemne del drama

Los penaltis decidieron un duelo bronco y con pocas alternativas en el ataque, siendo los dos equipos tremendamente conservadores y firmando el primer 0-0 tras el tiempo extra de la historia de los Mundiales. Paraguay se alzó victoriosa en la suerte de las penas máximas por 3-2.

Paraguay sale indemne del drama
Paraguay en el Mundial 2016. Foto: fifa.com

Cuando se juega con fuego las posibilidades de quemarse son elevadas y es lo que le pasó a la anfitriona, como también le podía haber ocurrido a Paraguay. Y es que el partido entre ambas selecciones será tristemente recordado por ser el primero en la historia de los mundiales que finaliza 0-0 después del tiempo extra. Para que tal hazaña de dudoso honor se produjera, confluyó sobre la pista el más exacerbado conservadurismo por parte de ambas selecciones.

Sin chispa, sin asumir riesgos y esperando a que un milagro se produjera. Así jugaron los dos equipos latinoamericanos para desesperación de su jubilosa hinchada, que asistía impávida a un espectáculo no digno de un evento de esta categoría. El partido fue prolífico en pases horizontales y posesiones largas e insulsas, que desafiaron los nervios de todo amante de este deporte.

Colombia intentó atacar en los compases iniciales, o al menos parece que lo hacía, pero siempre con un ojo mirando a su zaga. Paraguay esperó alguna genial de su mejor jugador, Emmanuel Ayala, y a punto estuvo de encontrarla al final del primer tiempo cuando éste mandó la pelota al travesaño. Las escaramuzas de ambos equipos eran muy puntuales, siendo Juan Salas el jugador que más inquietó en la portería colombiana bien defendida por Ñáñez aunque Toro envió un balón al poste a tan solo 30 segundos para el final.

En los penaltis, Carlos Espínola fue el cancerbero paraguayo y se erigió en héroe al parar dos lanzamientos y otorgar a Paraguay un puesto en cuartos de final, donde espera al ganador del duelo entre Brasil e Irán. Un duelo que se antoja complicado para los paraguayos, sobre todo si Brasil cumple los pronósticos o obtiene la clasificación, pero en el que batallarán con todas las armas de las que disponen.