Inter vence al Chrudim sin demasiados apuros ni brillantez

Movistar Inter consiguió su primera victoria ante el conjunto checo del Chrudim con el freno de mano echado y la vista puesta en los dos siguientes partidos de la Ronde Élite.

Inter vence al Chrudim sin demasiados apuros ni brillantez
Foto: @InterMovistar
Movistar Inter
2 0
FK Era-Pack Chrudim
Movistar Inter: Herrero, Ricardinho, Pola, Daniel Shiraishi, Bruno Taffy- CINCO INICIAL- Ortiz, Rafael, Rivillos, David Pazos, Borja, Darlan,
FK Era-Pack Chrudim: Espindola, R. Mareš, Max, Rešetár, Felipe - CINCO INICIAL- Záruba, M. Mareš, Koudelka, P. Drozd, D. Drozd, Lukas, Ricardinho y Slováček
MARCADOR: 1-0, min. 10 Ricardinho; 2-0, min. 24 Daniel Shiraishi.
ÁRBITRO: Miguel Castilho (POR) y Alessandro Malfer (ITA)
INCIDENCIAS: Pabellón Dvorana Tabor, Maribor (SVN) Media entrada

Se tomó con calma Inter el primer tiempo, quizas demasiada. Comenzó el partido sin la intensidad en la presión a la que nos tiene acostumbrados en los partidos de la LNFS. Y se dedicó a mantener la posesión del balón y ver cómo se desarrollaba el partido ya que los checos se mostraban inofensivos ante una eficaz defensa de Inter donde se notaba la reaparición del capitán Ortiz, cuya ausencia fue quizás más sentida de lo esperado en Palma.

Reapareció Ortiz tras una ausencia quizás más sentida de lo esperado

Casi en el ecuador de la primera mitad Daniel, ante la salida exagerada del portero, cede a Ricardinho que en el segundo palo y a puerta vacía marca el 1-0. Durante unos pocos instantes Inter aumenta el ritmo y empieza a ser más incisivo. Incluso Rivillos, el más activo en los primeros 20 minutos estrelló un balón al larguero.

Los checos con una defensa ordenada y aguerrida, salían alguna vez a la contra sin demasiado peligro.

El conjunto checo fue casi inofensivo en ataque

El partido continuó en el segundo tiempo por los mismos derroteros. Inter continuaba coon el control del juego y llegando poco a poco, sin prisas  y con cierta precaución. en una jugada personal Daniel Shiraishi es derribado por el portero del conjunto bohemio. El brasileño mismo transforma el penalty al recoger el rebote tras el rechace del guardameta Espindola. 

Con 2-0 los checos experimentan una reacción en la que aumentan la presión poniendo en más apuros a Herreros, que hasta el momento estaba teniendo una tarde apacible. Inter, debido a la tranquilidad en el marcador baja en su intensidad y hace que en los últimos minutos el portero de Torrejón tuviera más trabajo que el deseado. 

El portero de los checos, el brasileño Espindola, fue fiel a la tradición de quejarse cada vez que caía al suelo

El Chrudim se mostró como un conjunto ordenado en defensa y un poco caótico en ataque, donde no brilló en exceso ninguna individualidad. Quizás el más destacado del conjunto checo fue su portero brasileño Espindola, atento a las salidas cuando su equipo defendía en campo contrario y ágil, si bien fiel a la tradición de algunos goleiros de su país se quejaba de algún dolor siempre que caía al suelo, incomprensible con 2-0 en contra. 

En los dos últimos minutos los checos hicieron un intento de portero jugador totalmente irrelevante, tanto para el juego como para el marcador.

Partido práctico de los interistas con la vista puesta en los dos partidos siguientes de la Ronda Élite y en el que no gastaron ni un solo gramo de energía más de lo necesario.