Los diez momentos del '7'
Raúl celebrando su último gol con el Real Madrid.

La carrera futbolística de Raúl González Blanco (1977) en el Real Madrid es una de las más exitosas de la historia del club blanco. Con un palmarés inigualable y comportamiento siempre intachable en el campo, Raúl se ha convertido en una leyenda viva de un club con 111 años de historia y así se lo reconoció una afición volcada desde siempre con el '7'. Resulta complicado reducir 16 temporadas, la mayoría exitosas, de un jugador tan importante como él en 10 momentos clave de su trayectoria, pero estos son los que creemos más determinantes en su etapa en el Real Madrid:

1. Debut en partido oficial con el Real Madrid en la Romareda (29/10/1994)

Jorge Valdano, entrenador por entonces de la plantilla madridista pone los ojos en el delantero del Real Madrid C que está batiendo todos los récords al inicio de la temporada 1994/1995 en 2ªB (16 goles en ocho partidos). El mal estado de forma de Butragueño, alejado ya de la titularidad en el Madrid, y de la lesión de Alfonso Pérez en la primera jornada de Liga frente al Sevilla, hace que el cuerpo técnico de Valdano busque alguna alternativa para acompañar a Zamorano en la delantera. Tras jugar un amistoso en Oviedo y otro en Alemania frente al Karlsruhe, Valdano le alinea en la visita que el Real Madrid hace al Zaragoza. Es una visita complicada, el Zaragoza ese año ganaría la Recopa en París y se había proclamado meses antes campeón de la Copa del Rey en el Calderón frente al Celta.

El Real Madrid llega bien, marcha segundo en la Liga, es la novena jornada. Raúl disputa todo el partido. Al comienzo del partido Raúl disfruta de varias ocasiones clarísimas de gol. Lejos de hundirse, Raúl se sobrepuso y consiguió asistir a Zamorano en el 2-1. Finalmente el Real Madrid perdió el encuentro por 3-2. En la prensa se cuestiona la idoneidad de alinear al joven canterano en un partido importante y de si Valdano lo mantendrá en el equipo a pesar de su fallona actuación. La respuesta la tendrán una semana más tarde en el derbi madrileño ante el Atlético de Madrid en el Santiago Bernabéu. Valdano vuelve a dar su confianza al joven Raúl que se destapa provocando el penalti que significaría el 1-0 de Míchel para más tarde asistir a Zamorano en el 2-0 y marcar él mismo el 3-1. Esa temporada conquistaría su primera Liga con el Real Madrid disputando 28 partidos y marcando 9 goles.

2. Dos goles en el Vicente Calderón en la victoria 1-4 del Real Madrid (18/01/1997)

Con Fabio Capello en el banquillo del Real Madrid el equipo sufre una profunda remodelación tras la mala temporada 1995/1996. Llegan Suker, Seedorf, Mijatovic, Roberto Carlos, Illgner y un Panucci que debutaba precisamente en este derbi madrileño de la jornada 20ª. Es el segundo partido que Raúl, excanterano del Atlético de Madrid, juega en el Vicente Calderón.

El Real Madrid visita como líder del campeonato al vigente campeón de Liga y Copa del Rey que se pondría por delante en el marcador con gol de Kiko antes del descanso. Raúl empataría al comienzo de la segunda parte, con una celebración en la que besó el escudo del Real Madrid ante la afición que de pequeño soñaba que le aplaudiría. El partido se le complicó al Madrid con la expulsión de Mijatovic, pero ahí estaba Raúl para solucionar el encuentro. En el minuto 82 recibió un pase de Redondo, se fue de Geli y encaró a López por dos veces. En el segundo quiebro deja a López en el suelo y bate a Molina por bajo con escaso ángulo. Santi Denia no pudo más que ayudar a que el balón terminara entrando en la portería rojiblanca. La celebración queda aún en el recuerdo de muchos, Raúl corriendo detrás de la portería del fondo sur del Calderón con la máxima expresión de rabia y felicidad. Después de ese gol asistiría él mismo a Seedorf y a Víctor Sánchez para terminar ganando por 1-4 en el estadio en el que de pequeño deseaba haber triunfado y en el que se coronó como estrella del Real Madrid.

3. Gol en la Copa Intercontinental ante el Vasco de Gama (01/12/1998)

El Real Madrid venía de ganar su séptima Copa de Europa en mayo de 1998. Raúl, a pesar de ser titular en la final, no brilló en una de sus temporadas más discretas a nivel individual. La conquista del título continental otorgaba al Madrid la posibilidad de ganar su segunda intercontinental en el partido frente al Vasco de Gama brasileño, vencedor de la Copa Libertadores. El encuentro fue muy igualado y sólo una genialidad de Raúl en los últimos minutos del choque decantó la victoria del Real Madrid. La jugada fue bautizada por su padre como el "aguanís". El padre de Raúl afirmaba que ese regate se lo había visto hacer en numerables ocasiones cuando era pequeño.

El quiebro en sí consistía en amagar el disparo y cuando el defensa se tiraba para evitarlo, regatear hacia dentro. Raúl en esta ocasión lo hizo en dos ocasiones consecutivas. Recibió un balón largo de Seedorf, controló algo peor de lo que esperaba y amagó el remate a puerta con un defensor brasileño encimándole. Raúl aprovecho la ocasión para driblarle y para encarar al portero Carlos Germano. Cuando parecía que iba a rematar la llegada de otro defensa brasileño le dio la oportunidad de recortarle y disparar con su pierna derecha y anotar el gol definitivo. Raúl se consagraba a nivel internacional con el Real Madrid.

4. Gol al Valencia en la final de la Champions League (24/05/2000)

La Champions siempre fue un territorio propio para Raúl. En la actualidad sigue siendo el máximo goleador de la competición de clubes más importante y exigente con 71 goles. Algunos de esos goles han sido muy importantes como aquel doblete en Old Trafford en cuartos de final de la Copa de Europa que meses más tarde ganaría el Real Madrid en París al Valencia. Aquella temporada al Real Madrid no le fue muy bien en la Liga, ocupando la quinta posición no tenía acceso a la Champions League a menos que consiguiera el título, y la salida de John Tosshack y la llegada de Del Bosque no hacía sino confirmar el mal momento institucional y deportivo de la entidad.

Las eliminatorias ante Manchester United y Bayern de Múnich, finalistas en 1999, colocaban al Real Madrid en una final en la que no era favorito. El Valencia era el equipo de moda en Europa tras eliminar al Barcelona en semifinales con una exhibición en Mestalla (4-1). En el esquema que Del Bosque preparó para ese partido dejaba a Raúl en el centro del campo junto a Redondo y McManaman. Raúl jugaría un gran partido apareciendo desde atrás, dejando el ataque a Morientes y Anelka. El Madrid dominó el partido en casi su totalidad y el gol que anotó el '7' significó el 3-0. Raúl recibió un pase de Savio en campo propio con un Valencia absolutamente volcado hacia la portería de Casillas. Raúl condujo el balón hasta la portería de Cañizares. Lejos de ponerse nervioso tuvo la sangre fría para driblarle y anotar. Raúl marcaba su primer gol en una final de Champions League. No sería la última vez que lo hizo.

5. Gol al Bayer Leverkusen en la final de la Champions League (15/05/2002)

Dos años después de la final de París, el Real Madrid volvía a llegar al último partido de la Copa de Europa celebrado en esta ocasión en Glasgow. El equipo poco tenía que ver con en el que conquistó la octava Copa de Europa. Figo y Zidane representaban el nuevo modelo de club que había traído consigo el nuevo presidente Florentino Pérez. Lo que si se mantuvo fue la importancia de Raúl en el equipo a pesar de los grandes fichajes. La temporada del centenario madridista había tenido el sabor amargo de la derrota en el Santiago Bernabéu en la final de la Copa del Rey ante el Deportivo de la Coruña (1-2).

Raúl marcó en aquel partido, pero fue insuficiente para evitar una de las derrotas más amargas de la historia del club. La única bala que le quedaba en la recámara al Real Madrid para salvar la temporada era ganar al Bayer Leverkusen, un equipo que se había metido en la final continental tras eliminar al Manchester United en semifinales. La final quedó marcada por el golazo de Zinedine Zidane que resultó definitivo y por la actuación en los últimos minutos de Íker Casillas evitando el empate de los alemanes. Pero antes de eso, en los primeros minutos del encuentro, Raúl y Roberto Carlos fabricaron un gol tan sencillo como meritorio. Aprovechando el gran saque de banda del brasileño, la capacidad de desmarque de Raúl y la inexistencia del fuera de juego, Roberto Carlos viendo el movimiento del '7' dejó a Raúl en ventaja para rematar cruzado. El portero alemán Butt, quizá algo despistado por la jugada, fue incapaz de evitar el gol en un disparo carente de fuerza, pero si de intención. Raúl ponía en ventaja al Madrid en la final que daría de nuevo otra Copa de Europa al club. Tres en cinco temporadas.

6. Raúl sufre su primera complicación, una apendicitis (21/04/2003)

En la temporada 2002/2003 Raúl forma pareja de ataque con Ronaldo. Tras un gran partido en el Santiago Bernabéu en cuartos de final de la Copa de Europa ante el Manchester United, en el que Raúl marcó dos goles, una apendicitis le deja fuera durante un mes. Ese mes no sería uno cualquiera, El Real Madrid se estaba jugando el pase a la final de la Champions ante la Juventus y una disputada Liga con la Real Sociedad. Raúl reaparecería muy mermado en la vuelta de las semifinales en Turín frente a la Juve. El partido fue definitivo por muchas cuestiones. La posibilidad de la décima Champions se alejaba, Hierro, que acababa contrato en junio no sería renovado y Vicente Del Bosque dejaría ser entrenador del equipo a pesar de ganar la Liga un mes después. La baja de Raúl en la ida de las semifinales y el bajo estado de forma con el que compareció en la vuelta resultó devastador para las aspiraciones del Real Madrid. Era el fin de una etapa. Raúl a partir de septiembre sería el nuevo capitán del Real Madrid.

7. Lesión de rodilla en un "Clásico" Real Madrid - Barcelona (20/11/2005)

La campaña 2005/2006 venía a corroborar la evidencia de que el Real Madrid estaba pasando por una crisis deportiva galopante. La mala gestión de una plantilla envejecida y la aparición de un Barcelona que venía muy fuerte desde hacía dos temporadas se concentró en el Real Madrid - Barcelona disputado en el Santiago Bernabéu. Aquel día el Barça pasó por encima de un Real Madrid absolutamente sobrepasado. El 0-3 y la exhibición de Ronaldinho quedó para la posteridad, pero la lesión de Raúl no le fue menos.

En una jugada de infortunio Raúl se disponía para chutar desde fuera del área. El bote irregular del balón hizo que el golpeo no fuera bueno y en el posterior apoyo la rodilla de Raúl, sin estabilidad, hizo crack. La lesión le mantendría alejado de los terrenos de juego cuatro meses, lo que hacía pensar en la posibilidad de que no disputara el Mundial de Alemania 2006. Luis Aragonés esperó a Raúl. España caería eliminada en octavos contra Francia. Poco después Luis Aragonés decidió no convocar más a Raúl. El resto de la historia es de sobra conocida.

8. Una nueva celebración, los dedos a su nombre (01/10/2006)

Comienza una nueva temporada para Raúl con la vuelta de Fabio Capello al banquillo del Real Madrid y una nueva etapa para él alejado de las convocatorias de la selección española. Luis Aragonés, después de la derrota de España ante Irlanda del Norte, decidió dejar fuera a Raúl de todas las convocatorias de la fase clasificatoria para la Eurocopa de 2008. Raúl, lejos de entrar en polémicas con el seleccionador, decidió reivindicar su sitio en la Selección en el campo con goles. Goles que celebraba señalando su dorsal y su nombre, y que hizo por primera vez en el derbi madrileño de la quinta jornada de la Liga 2006/2007. Raúl batió a Leo Franco y se dirigió a la grada haciendo ese gesto que ya no abandonó hasta el final de su carrera en el Real Madrid. Las críticas que desde algunos sectores de la afición y de la prensa le dispensaron le motivaron a continuar con ese gesto más allá de su no convocatoria para la Eurocopa 2008.

9. Raúl se convierte en el máximo goleador del Real Madrid (31/01/2009)

A pesar de la competencia que siempre ha tenido Raúl ninguno ha marcado más goles que él. En la temporada 2008/2009 el Real Madrid se ve superado por el Barcelona de un recién llegado Pep Guardiola, gran amigo de Raúl. A comienzos de 2009 el Real Madrid se encuentra a 12 puntos del Barça, líder y futuro campeón. El Madrid, lejos de bajar los brazos inicia una remontada que le deja a cuatro puntos del Barça a falta de cuatro jornadas. En el inicio de esta remontada, en un partido en Soria frente al Numancia, Raúl consigue marcar su gol 307 en partido oficial con el Real Madrid, igualando a Alfredo Di Stéfano como máximo goleador en toda la historia del conjunto blanco. Después vendrían más hasta dejar su marca en 323 tantos anotados en el Real Madrid.

10. La última temporada. La suplencia con Pellegrini (2009/2010)

Al final de la temporada 2008/2009, el mal momento institucional y deportivo del club hace que Florentino Pérez regrese al palco del Bernabéu. Con él llegan grandes fichajes como Benzema, Cristiano Ronaldo y Kaká. La competencia para Raúl es máxima. Un emergente Higuaín y la llegada de Cristiano dejan cada vez menos minutos a Raúl, que solo disputa habitualmente los últimos minutos de los partidos. Aún así marca goles importantes para el Real Madrid, especialmente en la Romareda, testigo de su último gol como jugador blanco. En un partido complicado Raúl, lesionado, marcaba a puerta vacía tras asistencia de Cristiano Ronaldo. Ese gol permitía al Real Madrid mantenerse vivo en Liga. A pesar de todo, el Barcelona acabaría ganando ese campeonato y Raúl decidió poner fin a su carrera en el Real Madrid. La falta de minutos de la que ya gozaba, la llegada de Mourinho y el papel secundario que tendría en el equipo y su deseo de jugar le hicieron poner rumbo a Alemania. El Schalke 04 celebraría los goles de Raúl durante dos años, el primero especialmente bueno en el que el equipo alemán llegó a semifinales de Champions League con un Raúl estelar.

VAVEL Logo