Real Madrid 3-2 Getafe, 2008/09: Pepe, Casquero y remontada
Foto: Zimbio

El Real Madrid y el Getafe se medían en el Santiago Bernabéu en la jornada 32 de la Liga 2008/09. Los dirigidos por Juande Ramos eran segundos en la clasificación a 6 puntos del líder, Barcelona; los de Víctor Muñoz estaban en la posición número 16, a dos del descenso y con 34 puntos.

Durante esa temporada, el Real Madrid ya había destituido a Bern Schuster para la jornada 14 de Liga, por lo que Juande tomó las riendas del equipo lo que restó de la temporada. Una de las derrotas que provocaron la destitución del alemán fue precisamente contra el Getafe. Era 29 de noviembre del 2008 en el Coliseum Alfonso Pérez y con goles de Albín (2) y Uche, el Getafe derrotó al Real Madrid por quienes descontó Javier Saviola.

El partido era vital para ambos. El Real Madrid mantenía la esperanza de alcanzar a Barcelona y el Getafe quería alejarse lo más posible de los puestos de descenso.

El partido

Las cosas para el Getafe se dieron casi de maravilla en el primer tiempo. El canterano madridista Roberto Soldado puso adelante al equipo azulón al minuto 9, sin embargo, Higuaín mandó el partido con 1-1 al descanso.

El segundo tiempo estuvo lleno de tensión. El Getafe proponía más que un Real Madrid que se encontraba medio desaparecido. Manu Del Moral dejó su lugar a Albín en el 57' y Soldado a Uche en el 78' y de ahí, salió la sorpresa. Uche hizo un gran cambio de juego para que Gavilán asistiera a Albín, este remató con potencia y sin marca; anotó el segundo gol del Getafe.

Los azulones no se la creían, estaban ganando por segunda vez en la temporada al Real Madrid y además, estaban abandonando el puesto número 17 de la tabla.

Un minuto después, Cata Díaz comete una falta sobre Higuaín desde la frontal del área. Guti tomó el balón y acomodó para cobrar el tiro libre. Con un excelso golpeo de balón, el mediocampista español coló su tiro en el ángulo derecho de la portería que defendía Stojkovic. Se emaptaba el partido al 85'.

Pero no quedó ahí. Solamente dos minutos después, se suscitó una de las jugadas más polémicas y extrañas de la historia del fútbol español.

Casquero recibió el balón y entró al área, inmediatamente Pepe le empuja en un claro penal. Y no sólo eso. Estando ya en el suelo, el portugués pateó en dos ocasiones al getafense de manera brutal; primero en los pies y después en la espalda. Tal vez no por la fuerza, pero sí por el gesto.

En bandeja de oro lo tenía el Getafe para salir victorioso del Bernabéu. 2-2, penal a favor a falta de 4 minutos por jugar; todo era casi perfecto. Casquero cogió el balón chutó. Mejor dicho, lo picó. Intentó anotar a lo panenka e Iker Casillas se hizo con la pelota de manera fácil. Grave error.

El Real Madrid se creció e inmediatamente un desborde de Higuaín por nada termina en gol. Los merengues se fueron encima buscando la remontada y el Getafe lucía desconcentrado, sin duda el penal los había sacado del partido.

El partido estaba bastante caliente. Sobre todo tras una entrada de Marcelo sobre Granero, sin mala intención, que produjo el enojo del Cata Díaz quien fue a recriminarle la entrada al brasileño.

En el 89', Casillas hizo despeje largo y tras una serie de rebotes, Higuain agarró el balón en tres cuartos de campo y después de un recorte y tras acomodarse a placer, sacó un estupendo disparó de zurda que se coló por el ángulo derecho del guardameta azulón. El Bernabéu enloqueció con la remontada. Incluso Iker Casillas corrió desde su campo hasta el otro lado para abrazar al autor del gol.

¿Qué pasó después?

Tras la agónica remontada, el Madrid venció al Sevilla y en el partido clave, contra el Barcelona cayó por 2-6, partido que hundió profundamente al equipo que terminó perdiendo 5 partidos seguidos. Los azulones se mantuvieron rozando el descenso. El penal de Casquero al final no pesó, pero hizo que esas 6 semanas restantes se vivieran con temor en Getafe.

VAVEL Logo