Entrevista. Hodei Mendinueta: "Mi primer gol en 2ª B no podía llegar en mejor momento"
IMAGEN: Beatriz Cobos

La soleada tarde del primero de mayo en Getafe le devolvió la sonrisa a Hodei Mendinueta Bernazar, actual futbolista de la SD Amorebieta, nacido hace 29 años en la localidad guipuzcoana de Azpeitia, y cuya carrera futbolística se circunscribe a equipos de Euskadi. Fruto de la cantera del Lagun Onak, y llegando a ser captado por la Real Sociedad para sus categorías inferiores, regresó al conjunto azpeitiarra para completar su formación como futbolista. Su fichaje en 2008 por el Real Unión le permitiría dar el salto de Tercera a Segunda División en apenas dos temporadas.

Con el intervalo de un año en Lemona, donde conseguiría la continuidad y los minutos que dos graves lesiones le habían impedido en Irún, su regreso al club fronterizo en 2011 volvió a estar acompañado por el infortunio de los problemas físicos, viéndose cedido durante la campaña 2012/13, primero al Portugalete, y luego al Lagun Onak, ambos en el grupo IV de Tercera. En un entorno propicio Mendinueta resurgía como futbolista, y en verano de 2013 se ganaba una nueva oportunidad en la categoría de bronce de la mano del Amorebieta, club en el que cumple su segunda temporada, tras estar otra vez en el dique seco algo más de un año, y en el que conseguía reaparecer en enero de 2015.

PREGUNTA: Ha debido ser un gran fin de semana para usted. A la alegría en lo deportivo, con la victoria de su equipo ante el Getafe B, habría que añadir que ha gozado de más tiempo libre del habitual por el hecho de haberse adelantado el partido al viernes.

RESPUESTA: Sí. Con ocasión de la festividad del Primero de Mayo se aprovechó para adelantar el partido ante el Getafe B.y, aunque llegamos a casa casi a la una de la madrugada hemos tenido dos días libres que siempre se agradecen. Hemos tenido tiempo para disfrutar, pero el triunfo de Rayo B y Las Palmas Atlético este domingo nos ha puesto en alerta otra vez.

P: En efecto, parecía que con la victoria del viernes el Amorebieta lo tenía hecho, pero tras la ‘rebelión de los modestos’ que ha jalonado esta última jornada, ni siquiera los 46 puntos garantizan matemáticamente la salvación en este reñido grupo segundo.

R: Nuestros rivales supongo que también pensarán lo mismo con respecto a nosotros, que hace unas jornadas estábamos ahí atrás y hemos sacado un par de victorias consecutivas muy importantes. Lo cierto es que en este tramo final de competición suele pasar que el que tiene más necesidad más aprieta, y así, a excepción del Leioa y el Trival que empataron, los demás equipos inmersos en la parte de abajo hemos ganado. Afortunadamente tenemos ese importante colchón de cinco puntos, y con uno más creo que nos salvaríamos, Aun así en nuestra cabeza no caben más cálculos que ganar el próximo partido y finiquitar la permanencia de una vez.

P: Una victoria crucial en la lucha del Amorebieta por evitar el descenso, y para colmo con gol suyo. ¿Se puede considerar el partido soñado por usted desde hace tiempo?

R: No sé si el partido soñado, pero bonito. Metes un gol y ayudas al equipo a avanzar con tres puntos muy importantes. Alcanzar 46 puntos cualquier otra temporada habría significado la tranquilidad, pero como están las circunstancis no te permiten disfrutarlo plenamente. Eso sí, tengo mucho que agradecer a mis compañeros y a toda la gente de mi alrededor que ha colaborado para que yo estuviese en el campo y marcase ese gol, cosa a la que por cierto no estoy muy acostumbrado.

P: Y eso que en principio salía de titular por la ausencia de Xabi Etxebarría, y, que, en otras circunstancias, igual no habría jugado ¿Cree en el destino o en la casualidad?

R: Depende de cómo veas la vida: unos lo ven todo casual y otros como si estuviera ya escrito. Yo no creo ni en una ni en otra cosa, sino en trabajar todos los días y tener una meta clara. Luego el azar o como lo quieras llamar te lleva a estar en ese partido, en ese córner, en ese sitio…y a que mi compañero Ibai me pusiese ese ‘caramelo’ en la cabeza, que sólo era cuestión de empujar a la red. Yo he tenido que trabajar mucho después de mi lesión de ligamento cruzado, y si te viene la oportunidad hay que aprovecharla. Si encima llega de esta forma tan bonita, mucho mejor.

"Mi madre ha sufrido mucho y se merece este momento incluso más que yo "

P: Tampoco se puede decir que marcar goles sea la especialidad de Hodei Mendinueta, porque al menos en Segunda B no tenemos contabilizado ningún gol suyo. ¿Podría recordar cuál fue su última diana?

R: Sí, fue en Tercera con el Lagun Onak, donde jugué cedido la segunda vuelta del año anterior a recalar en Amorebieta. Hace casi dos años de aquello, y, en efecto, el del viernes en Getafe ha sido mi primer gol en Segunda B y no podía llegar en mejor momento

P: Aun así no se puede decir que sean fruto del azar tantos goles conseguidos por defensas en el Amorebieta. El propio Etxebarría este año, o Aitor Blanco el pasado, han ocupado una posición destacada en el ranking de goleadores del equipo azul. Si a ello unimos el potencial de sus delanteros no es de extrañar el registro de goles a favor de su equipo.

R: Menos mal que no tenemos poderío arriba, ya que llevamos 50 goles a favor, una auténtica barbaridad. Para nosotros las jugadas de estrategia son cruciales y le sacamos mucho rendimiento. Tenemos gente delante como Orbegozo, Goiria, el propio Muniozguren que se las lleva todas por arriba, además de los centrales como Xabi o Aitor que se incorporan muy bien al remate. Sumándonos tantos a la fiesta, hasta parece que es fácil meter goles en el Amorebieta…

P: De hecho es cierto que llevan muchos goles a favor, pero también en contra. En tono mordaz algún que otro seguidor comenta en tono jocoso que la zaga del Amore ataca mejor que defiende.

R: ¿Eso dicen?...(Risas). Muy buena. Yo creo que la zaga del Amore defiende bien aunque es cierto que recibimos muchos goles. No sé si es la dinámica o qué nos pasa, pero en partidos serios, bastante buenos, un mínimo error nos ha condenado a recibir uno o hasta dos goles, obligándonos a hacer esfuerzos extraordinarios para remontar in extremis. En mi opinión nuestro equipo es serio y sólido, en el vestuario existía la convección de que había plantilla para objetivos superiores, pero la competición pone a cada uno en su sitio, y nuestros pequeños errores y despistes de concentración nos han condenado, a pesar de nuestro potencial goleador, a luchar por la permanencia.

P: La alegría que reflejan las fotos e imágenes del partido de Getafe, creo que en su caso suponen además un desahogo personal. Se puede decir que 2015 empezó con buen pie para usted cuando el Amore daba de alta tu ficha. ¿De quién se acuerda o a quién dedicó el momento del viernes?

R: A mi madre, sin duda. Tengo mucha gente a quien estar agradecido, empezando por el club, mis compañeros, la gente cercana que creía en mis posibilidades, hasta llegar a mi familia, mi novia y mis padres. Pero en particular mi madre, que es quien peor lo ha pasado con todas las lesiones que he sufrido. No podía hacerle mejor regalo por estas fechas, y creo que se merece este momento incluso más que yo.

P. Figura importante para usted la del nuevo míster. José Félix Gallastegi, que en un momento difícil de la temporada cogió al equipo y le dió la oportunidad de jugar. Supongo que muy agradecido por la confianza depositada.

R. Sin duda. Cuando José Félix llegó, me vio y me dijo: “¿Cómo estás tú?” Yo le respondí que estaba para lo que me necesitara. Desde entonces no ha sido fácil entrar en el once, pero empecé a jugar, primero gracias a las lesiones de otros compañeros, y así hasta ahora. Fue un momento muy difícil para el equipo pero tuve mi oportunidad y creo que la estoy aprovechando. Poco a poco se ven más claros que nubes y entre todos estamos sacando una situación complicada hacia adelante.

P. Seis partidos de titular, otros tres saliendo desde el banquillo en esta segunda vuelta. La competencia en el puesto de central en el Amorebieta es dura, y hasta ha tenido que jugar algún momento de mediocentro ante las necesidades del equipo.

R: En todos los puestos, pues, ya te he dicho, hay una gran plantilla y mucha competencia en Urritxe. Xabi y Aitor hacen una dupla muy buena y es difícil ganarse el puesto. Es cierto que he jugado anteriormente en esa posición de mediocentro y el míster me vería buenas condiciones para colocarme ahí. A mí me es indiferente dónde hacerlo: lo daré todo y con tal de jugar me suelo conformar.

"Entre todas mis lesiones cuento tres años sin competir"

P. Sin duda, a sus 29 años, si algo ha marcado su trayectoria deportiva ha sido la falta de continuidad por culpa de las lesiones. ¿Podría repasar brevemente ese triste historial?

R: Sí. Mi primera lesión fue una fractura de menisco interno en la rodilla izquierda con 18 años. En esa temporada estaba cedido del juvenil de la Real Sociedad al Lagun Onak. Estuve dos o tres meses en el dique seco, y a la vuelta una pubalgia me apartó de los terrenos de juego esa temporada. Luego continué mi progresión en el regional y en el equipo de Tercera División del Lagun Onak unos años sin molestias. En mi primera etapa en el Real Unión una lesión de abductor en Copa me tuvo tres meses fuera, y en mi segunda etapa llegó el calvario. Una lesión de cadera y pubis conjunta me llevó al quirófano y a quedarme en blanco toda la temporada. Al año siguiente fui cedido al Portugalete, donde no conté con minutos, y luego retorné al Lagun Onak, que me ofreció la continuidad que necesitaba. El Amorebieta sí que confió en mí, pero en el segundo partido de titular, contra el Real Madrid C, me lesioné del ligamento cruzado. Me renovaron una temporada más, pero hasta enero de este año no me dieron de alta la ficha. En total, entre las lesiones de rodilla, cadera y ésta última, cuento tres años sin competir, y en esa situación es difícil contar con continuidad. Por ello es de agradecer que el Amorebieta haya seguido confiando en mí.

FOTO: Juancar Navacerrada

P. Es de suponer que tanto tiempo parado le habrá hecho pensar en abandonar la práctica del fútbol. Además de la propia recuperación física tiene que haber algo a lo que dedicar ese tiempo para no caer en el desánimo y de paso sacar provecho al obligado tiempo libre.

R: Claro que te planteas si éste es el camino correcto. Por eso te decía que mi madre se merece este gol y mucho más, porque ella es médico y sabe de qué va esto. No quiere ver a su hijo a los 40 años sin poder casi andar. El fútbol ha sido algo que desde niño me ha gustado, ha sido siempre mi pasión, y he tenido la suerte de poder ser futbolista, dedicar mi vida a este deporte. Cuando me rompí el cruzado el Amorebieta me renovó y ese sueño continuaba vivo en mí. Decidí continuar, jugar todas mis bazas, y tenía claro que si en agosto no podía, intentaría continuar en enero. Siempre he creído en mi validez para estar ahí, y no hay más motivación que la de uno mismo. Por otra parte, cuando me lesioné en el Real Unión, decidí estudiar Derecho, y ahí sigo terminando la carrera por la UNED, ya que tengo tiempo libre para amortizar al máximo y tengo claro que del fútbol no voy a vivir. Hay que gozar de este momento y labrarse el futuro al mismo tiempo.

P. Su primera experiencia en Vizcaya, en el desaparecido Lemona, supuso su mejor temporada a nivel personal en cuanto a número de partidos y minutos disputados.

R: Aitor Larrazabal estaba en el banquillo y apostó fuerte por mí. Puede que no fuese la mejor opción económicamente hablando pero sí la que me garantizaba minutos, y a los futbolistas lo que nos gusta es jugar. De hecho creo que me salió bien, me permitió crecer y regresar al año siguiente al Real Unión.

P. Echando la vista más atrás, el Lagun Onak ha tenido un papel fundamental en su progresión como futbolista. ¿Tuvo la suerte de coincidir con los componentes de aquel mítico equipo que casi consigue el milagro del ascenso a Segunda B en Garmendipe?

R: Yo estuve la anterior temporada, en la que ya fue un milagro quedarnos a las puertas de los playoffs, quedándonos el último partido fuera. Al año siguiente yo ya estaba en Irún pero allí estuve en Garmendipe, viendo la eliminatoria con la Gimnástica , una auténtica pesadilla . Coincidí con muchísima gente de aquel equipo, la mayoría éramos gente del pueblo, algunos de ellos como Orbegozo, futuro compañero mío tanto en Lemona como en Amorebieta ahora.

P. Sin duda su paso por el Real Unión puede ser su mejor experiencia a nivel colectivo en su trayectoria. Vivió la temporada del ascenso a 2ª División, llegó a debutar en la categoría de plata y hasta puede presumir de jugar de titular contra el Real Madrid la famosa eliminatoria de Copa. ¿Qué recuerda de esos años?

R: Unos recuerdos muy buenos. Un ambiente espectacular, todo salió deportivamente perfecto. Siendo joven y viniendo de Tercera, imagina lo que significaba jugar contra el Real Madrid , o ser referente un equipo en Segunda B, por no hablar del colofón del ascenso con el Real Unión. Fue mi mejor año en cuanto a recuerdos y experiencias. Luego la temporada siguiente, tras salir de otra lesión, pude cumplir otro sueño, el de jugar en Segunda División. Cumplir el sueño de ser profesional y disfrutar de grandes campos. Son momentos, que aunque no pude disfrutar en plenitud por las lesiones, se quedan para la posteridad.

P. ¿Y cómo valora la actual temporada de su exequipo, donde aún permanecen gente de su época como Otermin, Juan Domínguez, Goiko o Eneko Romo, y que es entrenado por un ex del banquillo del Lagun Onak como Aitor Zulaika?

R: En este momento están bien aunque el último partido se les haya atragantado, Cuando fuimos a jugar allí les vi a un nivel espectacular.Por supuesto los veteranos que has citado, pues dicen que el que tuvo retuvo y así lo siguen demostrando. Tienen gente de casa, muy compenetrada, con mucha calidad. Además está la labor de Aitor Zulaika, demuestra saber llevar por el buen camino un vestuario que mezcla experiencia y juventud, realizando además un gran trabajo táctico. Se solía decir que los años impares el Real Unión solía hacer playoffs, así que este año ojalá les toque.

" No es tarea agradable marcar a ninguno de los dos Orbegozo"

P: Hablando de azpeitiarras, es obligado hablar de los hermanos Orbegozo. Uno de ellos lo tiene en Urritxe de compañero en los entrenamientos, y con el otro, además de compartir vestuario la temporada pasada, protagonizó un bonito duelo este viernes. Según su opinión, ¿a quién es más difícil de marcar de los dos hermanos?

R: No sabría decirte, porque no es tarea agradable marcar a ninguno de los dos Orbegozo. Sus números en liga - 15 goles de Mikel, y 12 de Jon – ya lo dicen todo. Son gente que te juega muy bien con el cuerpo. Al giro y a la carrera son muy potentes, y si no te andas con ojo caes en su trampa y te la hacen pagar caro. No puedo además decantarme por nadie, porque me mataría el uno o el otro. Aun así hay que matizar que tienen cualidades diferentes, quizá Mikel es más poderoso en el juego aéreo y estático, y Jon es más dinámico y capaz de romper en carrera.

P: Sin salirnos del ámbito geográfico, ¿se puede decir, como sucede en otros vestuarios de equipos de Bizkaia, que los giputxis hacéis cuadrilla en Urritxe?

R: Bueno, además de mí estamos Orbegozo, Apraiz, Muniozguren e Ibai. La verdad es que ir en un coche con cinco personas no tiene precio. Pregúntale a Jon Orbegozo, que viajaba solo a Barakaldo, y eso, aunque parezca que está cerca, a lo largo de todo un año son muchas horas. Poder compartir el viaje con cuatro personas así es una maravilla: son gente agradable, maja, con chispa, y nos echamos muchas risas. Claro que tienes tus preferencias a la hora de elegir a tu gente, pero no creo que haya ningún tipo de prioridad especial, porque, no sólo guipuzcoanos, el grupo en general es muy bueno y es una lástima que no estemos luchando por objetivos más ambiciosos.

P: Hay que terminar con la petición habitual de un pronóstico para el partido del domingo. ¿ Se firma un pacto de no agresión con el Fuenlabrada, unas tablas y todos contentos?

R: Nunca he sido amante de pactos y cosas por el estilo . Creo que ganaremos y zanjaremos el tema como es debido, Si sucediera la carambola, y no gana Las Palmas y Rayo, pues un empate es bueno. Pero ahora mismo lo único que nos asegura la tranquilidad es la victoria, así que ni pactos ni historias. Nosotros saldremos como siempre a ganar y ojalá así sea.

VAVEL Logo