Un once para la historia: Weligton Robson de Oliveira
Foto: Beatriz Cobos VAVEL

La defensa más histórica del Málaga CF no podía dejar de lado a Weligton Robson Pena de Oliveira, brasileño nacido en Fernandópolis en 1979. Veterano y con mucho fútbol a sus espaldas, es uno de los futbolistas que más minutos ha disputado en la historia de su equipo, pese a llegar ya con 28 años procedente del Grasshoppers suizo.

En su primera temporada llegó con mucha ilusión y con el desconocimiento de parte de la afición, pese a haber sido elegido mejor defensa de la liga de Suiza en la temporada 2006/07. Su primer contrato fue por tan solo un año. Esta apuesta personal de Fernando Sanz y Juan Ramón López Muñiz demostró ser uno de los mejores defensas de 2ª división en la temporada 2007/08, año en el que el Málaga volvió a la máxima categoría del fútbol español y empezó su idilio con el buen fútbol.

Renovación y consolidación

No pasó desapercibida su gran temporada al frente de la zaga malaguista. Jugó prácticamente todos los minutos y vio tan solo siete amarillas y una tarjeta roja. No consiguió anotar ningún tanto, pero sí cumplió su función de evitar goles rivales. Por ello, después de la excelente temporada cuajada por el zaguero y a pesar de tener ofertas de otros clubes, se consumó su renovación con el conjunto boquerón por cuatro años, hasta la temporada 2011-2012.

Poco a poco fue demostrando todas sus cualidades al público de La Rosaleda. Se trataba de un central muy seguro, robusto, con calidad para sacar el balón adecuadamente y un juego aéreo magnífico. Un jugador que empezó a consolidarse en España y a ganarse a su afición, aunque no siempre tuvo todo de cara.

En 2009 ante el FC Barcelona se ganó el calificativo de agresivo

Su nombre comenzó a resonar por todo el país y parte del mundo en el año 2009, ya en la campaña 2009/10, en un partido que enfrentó al Málaga CF frente al FC Barcelona. Lejos de ser elogiado por su rendimiento ante uno de los grandes del fútbol mundial, en aquel encuentro recibió críticas de todo tipo por su dureza e intensidad, especialmente contra el argentino Leo Messi, a quien incluso llegó a pisar la pierna sin estar el balón en juego en ese momento. La prensa le calificó de agresivo, un adjetivo del que no ha podido desprenderse desde entonces debido a su fuerza y lucha en cada encuentro, independientemente del rival y la competición en la esté jugando.

Las siguientes temporadas fueron de mucha alegría para los boquerones. Salvar la categoría en el último partido o conseguir meterse en la parte alta de la tabla fueron algunas de las gestas logradas por el equipo de Weligton. Era un seguro de vida atrás y con su agresividad contagiaba a la grada de su lucha durante los 90 minutos de cada partido.

Primera participación en Champions League

Tras una espectacular campaña de todo el equipo en el año 2011/12, el Málaga CF se clasificó por primera vez para la fase de grupos de la UEFA Champions League, la máxima competición del fútbol europeo. Allí Weligton dio sus primeros pasos en Europa, comandando la zaga de un equipo con mucha calidad dirigido por aquel entonces por Manuel Pellegrini.

Aquella edición europea fue el año con más minutos para el futbolista brasileño. Lo jugó prácticamente todo, siendo muy importante tanto en la clasificación de su equipo para octavos (cayó posteriormente en cuartos de forma injusta contra el Borussia Dortmund), como para el buen hacer del equipo en Liga y en Copa del Rey, donde cayó eliminado ante el FC Barcelona.

A pesar de que durante gran parte de su carrera ha sufrido lesiones múltiples, que en ocasiones le han mantenido meses alejado de los terrenos de juego, como en la temporada 2013/14, en Málaga siempre ha contado con el apoyo del club y la afición. Cuando ha caído lesionado ha vuelto más fuerte que nunca para ayudar al equipo, y con el paso de las temporadas su importancia ha ido creciendo tanto para los entrenadores como para los aficionados.

Más indiscutible cuanto más veterano

Si bien su idilio con la titularidad empezó en su primer año, con el paso de las temporadas no solo se convirtió en un símbolo y capitán del equipo, sino que también se volvió insustituible. Las lesiones fueron las únicas capaces de sacarle del césped. Ni siquiera los continuos cambios de entrenador afectaron su continuidad. Cuantos más años cumplía, mejor jugaba. Su rendimiento siempre ha sido el adecuado.

La mayor prueba de su condición de insustituible son sus números en el conjunto de Martiricos. No es un defensa goleador pese a su poderío en el juego aéreo, pero ha sumado más de 3000 minutos en cinco de sus ocho temporadas en el Málaga CF. Sin duda, si todos sus diferentes técnicos le han considerado titularísimo, no se trata de casualidad. Es una estrella en su puesto.

Estadísticas Weligton en el Málaga CF
Temporada División Edad Partidos jugados Minutos Tarjetas amarillas Tarjetas rojas Goles
2007/08 28 38 3419 7 1 0
2008/09 29 35 3114 13 2 1
2009/10 30 25 2083 6 1 3
2010/11 31 35 3131 7 1 1
2011/12 32 20 1787 5 1 1
2012/13 33 49 4284 17 0 2
2013/14 34 17 1367 6 0 1
2014/15 35 35 3129 17 2 0

En total ha sumado 22314 minutos en 254 partidos, una cifra descomunal para un jugador que llegó al equipo ya como un veterano. Ha anotado nueve goles y ha visto 78 amarillas y ocho rojas. Es una pieza fundamental del puzle boquerón que actualmente vive el tramo final de su carrera. Cuando se retire, Weligton Robson Pena de Oliveira dejará un gran vacío en la zaga blanquiazul y en la grada de La Rosaleda.

VAVEL Logo